Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-03-2013

Salvador Puig Antich, 39 aos despus
El crimen fue en Barcelona

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


No repito lo sabido por todas y todos en esta nota de urgencia. Salvador Puig Antich fue asesinado en la maana de un sbado como ste hace 39 aos, el 2 de marzo de 1974. Era un luchador antifranquista, militante del M.I.L., del Movimiento Ibrico de Liberacin, una organizacin errneamente considerada de ideologa o cosmovisin puramente anarquista.

La muerte, su muerte, el vil asesinato, golpe la columna, la cabeza y el alma del movimiento antifascista. En Catalunya y en el resto de Sefarad, de la pell de brau. Nunca nos separaron las nacionalidades; nos hermanaban ms bien en una lucha comn. El fascismo segua siendo el fascismo y el espritu del 12 de febrero era, bsicamente, el espritu criminal gatopardiano del carnicero de Mlaga. Repasemos sobre Carlos Arias Navarro, entonces presidente de gobierno tras la muerte en atentado de ETA del almirante Carrero Blanco [1], lo sealado por Norman Bethune en Las heridas [2].

Probablemente pudimos hacer algo ms, seguramente debimos hacer algo ms, aunque las dimensiones criminales del rgimen anterior, rgimen que pocos aos antes haba designado sucesor del general africanista a Juan Carlos I de Borbn, seguan siendo las que eran: brbaras, enormes, infames. Los rojos, roji-negros, cristianos por el socialismo, republicanos y afines ramos ratas para ellos y nuestras familias bazofia resentida.

Se ha sido, hemos sido, excesivamente crticos con el PSUC. Gregorio Lpez Raimundo reconoci en una entrevista, en 2004, sus vacilaciones, sus dudas y tambin sus limitaciones [3]. Lo mismo hizo Antoni Gutirrez, el Guti.

El asesinato de Puig Antich fue jurdicamente ilegal. Marc Palms y Magda Oranich fueron sus defensores. Lo sigue siendo, sigue siendo un crimen ilegal. A pesar de ello, como tanto otros, el asesinado a garrote vil [4] sigue siendo considerado un delincuente. La familia, tenaz, combativa, no ha conseguido hasta ahora la reapertura del caso.

En 1936, el abyecto crimen fue en Granada; treinta y ocho aos despus, otro crimen no menos abyecto fue en Barcelona. Fueron los mismos quienes asesinaron en uno y otro caso, y sus finalidades semejantes sino idnticas: aplastar la rebelda, la dignidad de la ciudadana-popular, acabar con lo mejor de los pueblos de Sefarad, dejar bien claro quien manda y quien debe tener las llaves de su cortijo y de su inmenso lodazal de crimen, explotacin, desigualdades e ignominia.

Pero no pasarn y nunca habitar nuestro olvido en la muerte criminal de Salvador Puig Antich y la de tantos y tantas compaeros y compaeras asesinadas. Como, pocos aos despus, Yolanda Gonzlez y aireando el mismo abominable grito fascista: Por una Espaa una, grande y libre!.

PS. Soledad Bengoechea, una gran historiadora catalana, ha escrito esta misma la maana del sbado 2 de marzo: !Ayer vi el video de Ascensi Sol [una militante comunista anitfranquista] para el tema de las Dones del PSUC y, cuando habl del tema, Ascensi se puso a llorar. Aquella noche la pas fuera de la prisin esperando noticias. Me dijo que, aparte de que ella duda de que la muerte de un ser humano pueda ser alguna vez legal, la ejecucin de Salvador fue jurdicamente ilegal. Como jurista, repeta indignada, fue ilegal, fue ilegal! An hoy est muy afectada....

 

Notas:

[1] Sus familiares son considerados vctimas del terrorismo. Los familiares de Salvador Puig Antich no.

[2] Norman Bethune, Las heridas, Pepitas de Calabaza, Logroo, 2012, pp. 43-72 (edicin, traduccin y presentacin de Natalia Fernndez Daz).

[3] Declaraciones para los documentales Integral Sacristn de Xavier Juncosa (El Viejo Topo, Barcelona, 2006).

[4] Vase Salvador Puig Antich de Manuel Huerga. Represe en el personaje del padre de Salvador

 

Salvador Lpez Arnal es miembro del Frente Cvico Somos Mayora y del CEMS (Centre dEstudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona dirigido por Jordi Mir Garcia).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter