Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Uruguay. Millones de columnas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2013

Las importaciones uruguayas y las perspectivas en el marco de la integracin

Angela Garofali Patrn
Rebelin


Dado que Uruguay tiene una balanza comercial deficitaria, es decir, importa ms de lo que exporta, se torna oportuno estudiar qu tipo de compras realiza el pas, cul es el origen de las mismas y qu alternativas estn al alcance en el marco del proceso de integracin- para buscar otros caminos. Veamos.

China . En primer lugar es necesario destacar el peso de este pas en las importaciones uruguayas, tanto en nmeros absolutos como relativos. En 1990, las compras a China representaban el 0,5% del total. De cinco en cinco aos comienza a duplicar su peso, pasando a ser en 1995 el 1,2%, en 2000 el 3,2%, en 2005 el 6,2% y en 2011 pasa a representar el 13,4% del total de las importaciones.

Los principales rubros que Uruguay compra de ese pas son: Reactores nucleares, calderas, mquinas; Mquinas, aparatos, material elctrico, y sus partes; Vehculos automviles, tractores, sus partes y accesorios; Prendas y complementos de vestir. Esos cuatro rubros representan casi el 60% del total de las compras al pas asitico. Se puede observar que, en su mayora, son productos con altsimo valor agregado.

Flujo comercial. El flujo comercial con el mundo, es decir la suma de las compras y las ventas, se ha multiplicado por seis en veinte aos, siendo de 3,04 mil millones de dlares en 1990 y de 18,7 mil millones de dlares en 2011.

Los principales socios comerciales de Uruguay se han mantenido desde los aos 90: Brasil, Argentina y Estados Unidos. En promedio, durante esos veinte aos, han representado el 22,5%, 15,5% y 9,6% del total del flujo comercial, respectivamente. Ya en 2011 China se coloca como el tercer socio comercial, con el 10,6% del total del flujo, desplazando a Estados Unidos para el cuarto lugar. A ste le siguen Venezuela (3,8%), Alemania (3%) y Rusia (2,8%). Se torna evidente el peso de los cuatro primeros socios respecto a los tres que lo siguen.

Detalle de las principales importaciones. Apenas cinco rubros (de un total de 97) representaron el 55% de las compras que Uruguay realiz al mundo en 2011. Si bien se considera apenas un ao, ste es bien representativo de la estructura de las importaciones. Esos rubros fueron:

Combustibles minerales, aceites, minerales y productos de la destilacin (Cd.27): U$S 2,1 mil millones, que representan un 21.1% del total de las compras uruguayas;

Vehculos automviles, tractores, otros vehculos terrestres, sus partes y accesorios (Cd.87): U$S 1,1 mil millones (11% del total);

Reactores nucleares, calderas, mquinas, aparatos e instrumentos mecnicos y sus partes (Cd.84): U$S 1,05 mil millones (10.3% del total);

Mquinas, aparatos, materiales elctricos y sus partes, Aparatos de grabacin o de reproduccin de sonido y de imgenes, sus partes y accesorios (Cd.85): U$S 744 millones (7.3% del total);

Plsticos (Cd.39): U$S 532 millones (5.2% del total).


Grfico Principales rubros de importacin de Uruguay

 

Cdigo 27. Este es el principal rubro de importacin para Uruguay, totalizando un 21,1%. Es decir, la quinta parte del total de compras que hace Uruguay al mundo es abastecimiento de energa.

Tal como se puede apreciar en el grfico, el 40% de estas compras provienen de apenas dos pases: Brasil y Estados Unidos.

Un dato interesante a resaltar aqu es que un 35% del total de las compras que se le hacen a Estados Unidos es de un solo producto: gasoil. Dos comentarios al respecto: primero, que por razones polticas y coherentes en pro del proceso de integracin, Uruguay podra comprar ms de los pases que suministran este producto en la regin, y segundo, que con ellos podemos utilizar mecanismos de compensacin a efectos de aminorar la restriccin externa, como por ejemplo el Convenio Aladi (mediante el Convenio de Pagos y Crditos Recprocos-CCR) que tiene como uno de sus objetivos reducir los flujos internacionales de divisas entre los miembros.

Estas compras de energa representan un 21% del total de importaciones con origen en Brasil, de donde principalmente importamos Fueloil, Gasoil y Petrleo crudo. Despus de Brasil y Estados Unidos, hay un tercer pas que no figura en el grfico: Venezuela, a quien Uruguay le compra el 18% del total.

Otra observacin al respecto: del total de compras que Uruguay realiza de Venezuela, el 99,7% es de petrleo crudo.

Cdigo 87. Este cdigo representa el 11% del total de las importaciones uruguayas. El 30,7% de estas compras provienen de Brasil, siendo el principal producto Vehculos automviles con motor diesel. China representa el 17,6% en esta categora, de donde principalmente se compra Partes y accesorios para tractores y vehculos automviles y Motocicletas con motor entre 50cm3 y 125cm3. Por su parte, Argentina aporta el 15% del total con Vehculos automviles con motor.

Cdigo 84 . Representan el 10,3% del total de las importaciones. Solo China y Estados Unidos suman el 40% de las compras de este sector. A China se le compra, principalmente, mquinas digitales procesadoras de datos, bateras electrnicas porttiles y aparatos de aire acondicionado split system, mientras que a los norteamericanos se le compra mayoritariamente maquinaria agrcola como cortadoras, sembradoras y fertilizadoras. Uruguay tambin le compra a Brasil cosechadoras-trilladoras y silos metlicos para cereales. Mientras que de Argentina se importa principalmente de esta categora intercambiadores de calor, tubulares, metlicos y mquinas para lavar ropa.

Cdigo 85. Representa menos del 8% de las compras uruguayas. De stas, casi la tercera parte proviene de China, donde el principal producto son las terminales porttiles de telefona celular. De Brasil tambin se importan esas terminales junto a convertidores y acumuladores elctricos.

Cdigo 39. Aqu el principal proveedor es Argentina, sobretodo del Tereftalato de polietileno en forma primaria, el cual se utiliza para envase de bebidas y en textiles. En peso relativo le sigue Brasil, de donde Uruguay compra, tambin y principalmente, polietilenos.

Asimetras. Los principales socios comerciales de Uruguay son sus vecinos fronterizos, Argentina y Brasil. Entre los dos suman el 40% del total del flujo comercial de Uruguay con el mundo. Sin embargo, las relaciones comerciales son mucho ms simtricas con Brasil que con Argentina. Para cada dlar que Uruguay le vende a Brasil, le compra 1,28 dlares. Mientras que para cada dlar que Uruguay le vende a Argentina le compra 3,4.

Asimismo, entre los principales socios comerciales, es con Estados Unidos que se mantiene la peor asimetra: por cada dlar vendido a los norteamericanos Uruguay les compra 4,5. China por su parte asume la relacin de 2,7.

Perspectivas. De los siete principales socios comerciales (Brasil, Argentina, China, Estados Unidos, Venezuela, Alemania y Rusia), tres pertenecen a Amrica del Sur. En ese sentido, Uruguay debera apostar a la ampliacin del mercado con los pases de la regin que vienen promocionando el proceso de integracin latinoamericana. Y sugiero eso por varias razones.

Primero, tal como fue mencionado anteriormente, con los pases miembros de Aladi existe la posibilidad de aliviar la vulnerabilidad externa, enfermedad que sufrimos principalmente los pases perifricos. Es decir, se puede utilizar mecanismos de compensacin de pagos entre los pases de la regin a efectos de reducir el uso de divisas (dlar). Es un argumento vlido y hasta lgico, sin embargo, hoy da ese mecanismo se est utilizando muy poco, a veces por la propia resistencia de los gobiernos o burguesas de algunos pases, por ignorar su importancia, por no concebirlo como una estrategia nacional/regional o hasta por la baja preocupacin (respecto al uso de divisas) que provocan los aos de crecimiento econmico y de mayor liquidez de la moneda internacionalmente impuesta.

El CCR fue un instrumento muy utilizado en los aos de la crisis de la deuda en Amrica Latina y tambin durante los aos posteriores. Durante la dcada del ochenta y buena parte de los noventa, el grado de compensacin del CCR oscil entre un 50% y un 85%, lo cual deja en evidencia la importancia del instrumento y la posibilidad real de su utilizacin. Adems, disciplinara a nuestros Bancos Centrales y a las respectivas burguesas locales con el manejo del dlar, moneda que apenas puede emitir Estados Unidos (por ser su moneda local) y de la cual nuestros pases no controlan su tasa de inters. Es decir, existe un instrumento til para cuidar de las reservas internacionales y siempre es preferible prevenir que curar. Los gobiernos deben promocionar una disciplina sobre el uso de los mecanismos que nosotros mismos hemos creado (porque entendamos que todos nos beneficibamos) ya que nos alivia en el presente, y nos previene para el futuro.

En segundo lugar, es importante ampliar el mercado con los pases de la regin porque es un mecanismo (de los tantos que tenemos) para romper con la dependencia de los pases centrales, adems de promocionar el proceso de integracin por la va comercial, productiva, financiera y de infraestructura. Nuestros pases cuentan con altsimos grados de complementariedad, y sobre eso se debe apostar. Energa, alimentos, materias primas, productos manufacturados y en menor medida, productos de alto valor agregado. Es claro que todava no podemos sustituir buena parte de lo que importamos, pero en ese sentido, se debe apostar mucho ms a la industrializacin y menos a la produccin desmedida de commodities que provocan concentracin de la tierra, uso masivo de agrotxicos, concentracin de la renta y desempleo en el campo. Se debe romper con la re-primarizacin de la economa, porque adems de ser un fenmeno concentrador desestimula la industria y cuando los precios internacionales caen como suele suceder- volvemos a sufrir las consecuencias -ya estudiadas por Prebisch y Furtado- sobre el deterioro de los trminos de intercambio.

Se debe estimular la integracin productiva entre los pases y abandonar definitivamente aquel rol que nos asignaron los ingleses en el siglo XIX (fundamentalmente David Ricardo mediante la teora de las ventajas comparativas) como productores de materias primas.

Durante los aos siguientes a la Gran Depresin en 1929, buena parte de nuestros pases emprendieron proyectos de industrializacin por sustitucin de importaciones, que estuvieron en una primera fase bajo control del Estado y despus bajo el control de la burguesa. La ola de dictaduras en Amrica Latina y el rompimiento de los Estados Unidos en 1971 con el acuerdo Bretton Woods acab, en la mayora de los casos, con esos impulsos de desarrollo econmico y social y fueron seguidos, a fines de los ochenta, por la ejecucin de los diez mandamientos del Consenso de Washington.

Concluyendo, a partir del anlisis de las importaciones da para percibir varias cosas: 1) la dependencia sobre ciertos recursos y productos que condiciona a determinado pas, 2) las asimetras que por lo general lo ms chicos sufren respecto a los ms grandes, 3) las posibilidades de comprar de donde ms nos conviene -no solamente con respecto a precios, sino a estrategias que involucran a la poltica y a las finanzas-, y 4) la capacidad de promover dentro de la regin, de una vez por todas, la articulacin de las cadenas productivas.

Pensar sobre este tipo de cuestiones para un pas como Uruguay, el cual no tiene economa de escala, es fundamental. En ese sentido, tambin le cabe a los mas pequeos promocionar estas banderas de la integracin productiva, financiera y de infraestructura, en lugar de esperar la iniciativa de los mas grandes.

 

Angela Garofali Patrn es estudiante uruguaya del curso Economa, Integracin y Desarrollo, de la Universidad Federal de Integracin Latinoamericana-UNILA.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter