Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2013

Olvid Obama su empezar de nuevo con Latinoamrica?

Sal Landau
Progreso Semanal


El presidente Obama toc triunfantes notas en su discurso del Estado de la Unin. Pero no mencion su fracaso en cambiar la poltica que no funciona. Algo que hay que mirar es Cuba, donde la niebla de irrealidad ha envuelto a la poltica de EE.UU. durante ms de medio siglo. En las oficinas de Washington donde se trazan polticas y en el Capitolio, pocos parecen darse cuenta de que los intentos por subvertir el gobierno de Cuba no han funcionado. Vean el fracaso de Baha de Cochinos en abril de 1961, la subsiguiente Crisis de los Misiles que result de que los lderes cubanos aceptaran armas nucleares soviticas para impedir una amenaza de invasin de EE.UU., y al fracasado embargo econmico de ms de 50 aos y los intentos de aislar diplomticamente a Cuba.

Cada ao, el Congreso asigna dinero para crear dao en nuestra isla vecina, como si apoyando a los disidentes y organizando telfonos satelitales y grupos de Internet harn que de alguna manera las infelices masas cubanas saldrn a las calles de sus ciudades para derrocar al gobierno.

Esa poltica norteamericana tiene ya 54 aos. Denle tiempo, gritan los seguidores de la lnea dura, como los senadores Marco Rubio (republicano por la Florida) y Bob Menndez (demcrata por Nueva Jersey) y la representante Ileana Ros-Lehtinen, todos cubanoamericanos. Estos fanticos anticastristas y su cabildo han engaado al pas por demasiado tiempo. Es hora de que Obama y el secretario de Estado John Kerry sean realistas y disipen la bruma de estupidez que ha nublado el cerebro poltico de Washington.

Piensen en la vida en Cuba como si la viviera gente de Estados Unidos: los cubanos van a trabajar y a la escuela por la maana, se montan en autobuses, almuerzan, regresan a sus hogares, pero sin tener que preocuparse de que le ejecuten la hipoteca o los desahucien, y ms de 90% de ellos votaron a favor del gobierno en sus elecciones parlamentarias hace dos semanas.

Ante un gobierno que ha durado 54 aos, ha hecho significativas inversiones en la salud y la educacin de su pueblo y que funciona de una manera tan rutinaria como cualquier gobierno en el hemisferio, por qu los hacedores de polticas en Washington siguen inventando ilusiones como base para la estrategia poltica de EE.UU., al creer que una conspiracin continua puede derrocar a un gobierno que provee a su pueblo de servicios mdicos gratuitos, alimentos subsidiados, educacin gratuita desde enfermera a doctorados y muchos otros beneficios sociales?

En Cuba no se ve a gente sin casa o a nios descalzos que se escapan de la escuela. Por qu los hacedores de poltica continan comportndose como si pudieran derrocar a un gobierno que provee a su pueblo de beneficios de los que no disfrutan los norteamericanos? El no realismo reina en la poltica hacia Cuba desde 1959.

Durante dcadas, los pases latinoamericanos y caribeos, presionados por Washington a principios de los aos de 1960 para que rompieran relaciones con Cuba, han restablecido las relaciones normales, y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC) acaba de seleccionar a Ral Castro para encabezar la organizacin regional. Creada en Caracas en 2011, la CELAC surgi como una alternativa a la Organizacin de Estados Americanos dominada por EE.UU. Ni Estados Unidos ni Canad pertenecen, pero varios jefes de estado latinoamericanos alaban ahora a los Castro y apoyan firmemente la independencia cubana de Washington. Los presidentes de Brasil, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Argentina y Nicaragua se renen regularmente con su homlogo cubano y discuten temas latinoamericanos y caribeos. La reunin de Trinidad en 2009, en la que Obama se reuni con jefes de estado latinoamericanos y caribeos y en la que habl de su franqueza y prometi empezar de nuevo ahora provoca desdeosos comentarios de los que asistieron.

Obama soport duras crticas latinoamericanas por el comportamiento anterior de EE.UU. en la regin, acusaciones que fueron de grosera explotacin econmica al constante apoyo a las dictaduras militares de fines de la dcada de 1960 y de las de 1970 y 1980. El nuevo empezar norteamericano de Obama con Latinoamrica hasta ahora no ha tenido mucho que pudiera calificarse de nuevo, en especial respecto a la poltica hacia Cuba. En efecto, la USAID financia la subversin en Cuba, lo cual provoc el arresto de Alan Gross, el cual trabajaba para una compaa que tena un contrato con USAID para organizar un grupo de disidentes bajo el pretexto de proveer de conectividad a Internet a la comunidad juda cubana. Gross fue atrapado con caros y sofisticados equipos y el disco duro de su [I]laptop,[/I] el cual contena copias de sus informes de viaje a Cuba que detallaban sus devaneos subversivos. La Seguridad del Estado cubana se haba infiltrado en grupos disidentes y un tribunal cubano conden al norteamericano por cometer delitos contra el estado cubanos. Recibi una sancin de 15 aos de prisin.

Obama podra fcilmente hacer que Gross sea liberado si concede una amnista a los Cinco de Cuba, agentes de inteligencia que se infiltraron en grupos de violentos exiliados con sede en Miami que haban comenzado a poner bombas en La Habana. Fueron arrestados por el FBI y declarados culpables de conspiracin para cometer el delito de espionaje. Un acto tal tambin abrira la puerta a negociaciones mayores y la restauracin de las relaciones.

As que, cundo oir Obama las noticias? Cundo aplicar un realismo nuevo a la poltica EE.UU.-Cuba, abandonar el medio siglo de bsqueda de derrocar al gobierno de Cuba, y restaurar las relaciones diplomticas y comerciales con la Isla? El resto del mundo ha abandonado la Guerra Fra. Pero no fue realmente la Guerra Fra o la involucracin sovitica con la isla lo que primero dio a Washington un golpe en las tripas. La desobediencia de Cuba, su ausencia de veneracin por la supremaca de EE.UU. en la regin, su rechazo a la Doctrina Monroe y el Corolario de Roosevelt, y la expropiacin por parte de Castro de las propiedades corporativas norteamericanas hicieron de La Habana un blanco cuya insolencia contina molestando a la lite de Washington.

Pero ellos han coexistido antes con inconveniencias.

Fuente: http://progreso-semanal.com/ini/index.php/eeuu/6583-olvido-obama-su-empezar-de-nuevo-con-latinoamerica


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter