Portada :: Venezuela :: La muerte de Hugo Chvez
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2013

Pintando Venezuela de "rojo-rojito"

Pablo Stefanoni
perfil.com.ar


Pocos imaginaron a finales de los 90 que el nacionalismo popular retornara al continente de la manera en que lo hizo en la dcada de 2000. Y sin duda Hugo Chvez fue el que, desde su llegada al Palacio de Miraflores, en 1998, allan el camino hacia el llamado giro a la izquierda latinoamericano. Apelando a una metfora gastronmica que l mismo utiliz, no solamente sancoch a las elites tradicionales venezolanas, sino que casi ninguna eleccin de la regin desde Mxico hasta Argentina, pasando por Per o Colombia dej fuera al lder bolivariano, a menudo transformado en un fantasma omnipresente. Como todos los grandes personajes, Chvez fue ideolgicamente complejo. Pero bsicamente apelando al cristianismo popular, al antiimperialismo militar y a un igualitarismo socialista ms o menos genrico reconstruy una tradicin antiimperialista muy cara a los latinoamericanos. Si Chvez fue socialista, es porque era antiimperialista, no al revs. De a poco, se fue sacando de encima a asesores ideolgicos como el argentino Norberto Ceresole un nacionalista de derecha y antisemita y dej de lado la faceta anticomunista propia del nacionalismo militar latinoamericano clsico. Con todo, eso no le impidi conservar una visin bastante organicista de la sociedad, sustentada en la pirmide caudillo-Ejrcito-pueblo. El latinoamericanista Marc Saint-Upry capt bien el lugar poltico-simblico de Chvez en su libro El sueo de Bolvar, al sealar que Chvez era una suerte de Pern y Evita en una sola persona. Si era un militar con tintes mesinicos y salvadores, eso no le quitaba la cuota de rebelda y vulgaridad plebeya. Bastaba ver su programa Al presidente para que estas dos dimensiones tomaran la forma de una orden marcial de expropiacin o de un show donde poda cantar, repartir heladeras, besar nios, anunciar que tendra sexo con su esposa (antes de separarse) y un largo etctera que poda durar el domingo entero.

Ms que comenzar a construir con la gente una sociedad alternativa al capitalismo como escribi estos das Marta Harnecker, lo que Chvez logr en 14 aos fue romper el techo de cristal que en la Venezuela saudita impidi la participacin poltica, econmica y simblica de gran parte de la poblacin, buena parte de ella negros y mestizos como l mismo, a quien las elites solan llamar mono negro. Eso es ms que clientelismo, como leen restrictivamente los antipopulistas.
Pero si el presidente venezolano tuvo un enorme xito en crear una identidad poltica popular en torno a su liderazgo, el chavismo tuvo menos resultados a la hora de poner en pie un nuevo modelo socioeconmico. O lo que en Venezuela suele sintetizarse en la expresin del escritor Arturo Uslar Pietri: Sembrar petrleo (1936). Los sucesivos experimentos de propiedad cooperativa, comunal y otras formas socialistas, se toparon con numerosas dificultades que derivaron en nuevas experimentaciones. Ms que crear una burguesa nacional, su modelo benefici a la burguesa brasilea. En parte, todo ello se enfrent a una realidad sociolgica: una sociedad rentista e hiperconsumista. Chvez mismo predic contra el consumo de whisky escocs en enormes cantidades, operaciones de los senos como popularizados regalos de 15 para las nias venezolanas, la nafta casi gratuita y otras costumbres miamenses con las que choc el socialismo del siglo XXI. Y en el propio chavismo surgi la llamada burguesa bolivariana o boliburguesa. Tampoco los aliados tomaron tan apasionadamente sus ideas anticapitalistas. Hugo, dejate de joder con el socialismo. Eso es cosa del pasado, dicen que le dijo Nstor Kirchner en una oportunidad.

Chvez era un gigante animal poltico y una mquina de tomar iniciativas. En ese sentido, si l mismo se consider la espada de Bolvar, Maduro ser ahora la espada de Chvez, sostenido en la legitimidad de haber sido nombrado su sucesor por el propio comandante, pero lejos de ser el lder indiscutido y enfrentado a una compleja situacin econmica. Chvez le dej una inmensa base de chavismo popular rojo-rojito y activas estructuras de poder comunal, que al parecer le permitir ganar cmodo las elecciones y desde ah tratar de construir su propio liderazgo.

http://www.perfil.com.ar/contenidos/2013/03/08/noticia_0052.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter