Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-03-2013

14 de marzo: paro regional en el Huila contra el megaproyecto hidroelctrico
El pueblo contra El Quimbo

Orsetta Bellani
Otramrica.com

El 14 de marzo hay paro regional en el Huila (Colombia) para exigir la suspensin de la licencia a la hidroelctrica de El Quimbo, un polmico proyecto que ya ha dejado miles de afectados. El Quimbo es un megaproyecto representativo del modelo extractivo iniciado por el gobierno de Uribe y potenciado por el de Santos. Otramrica ha querido hablar directamente con lxs resistentes.


Desde hace toda una vida, Moiss Snchez trabaja como partijero en la finca El Chagre, en el sur de Colombia. El 13 de enero pasado se encontraba en casa con sus hijos cuando un operativo conjunto del Esmad (Escuadrn Mvil Antidisturbios) de la Polica Nacional y del Ejrcito lo sac a la fuerza de su casa. Luego, la tumbaron. El desalojo fue ordenado por el alcalde del municipio de Gigante, Ivn Luna, y ejecutado en presencia del Secretario de Gobierno, Andrs Trujillo, de la Personera, Liz Alejandra Forero, del jefe de la Unidad de Justicia, Erwin Cardenas, de un delegado de la Defensora del Pueblo, y de funcionarios de la empresa Emgesa.

Me dijeron que lo hicieron para mi seguridad, porque mi casa se iba a inundar por la construccin de la represa, relata Moiss Snchez a Otramrica. Durante ms de un ao, Emgesa me prometi que me iba a dar un predio como compensacin para desarrollar mi proyecto productivo, pero eso nunca se cumpli. Todava la Polica tiene mis cosas y los animales de mi finca, me dijeron que tena tres das para reclamar mis bienes, pero no reclam nada porque no s a dnde llevarlos. Soy un desplazado ms de este gobierno.

Moiss Snchez es uno de los miles de afectados por el proyecto hidroelctrico El Quimbo, que la empresa Emgesa est construyendo en un tramo del Ro Magdalena que atraviesa el departamento del Huila. Bajo la mscara de empresa colombiana, Emgesa est en realidad controlada por la italo-espaola Endesa-Enel (el 52.14% de Emgesa pertenece a la Empresa de Energa de Bogot, a capital mixto, el 14.7% de sus accionistas tienen voz pero no gozan del derecho de voto. Entonces, con su 48.8%, Endesa-Enel tiene de hecho el control de Emgesa).

La ejecucin de la obra, que prev una inversin de 837 millones de dolares para una central con una capacidad de 400Mw, ha sido otorgada a la empresa italiana Impregilo. En los aos 80, Impregilo fue encargada de la construccin de Betania, otra central hidroelctrica de Emgesa-Endesa-Enel. Betania se encuentra a 12 km agua arriba del lugar donde se est erigiendo El Quimbo, y los daos que ha causado al medio ambiente y a la poblacin del Huila son unos de los factores que determinaron el despertar del pueblo huilense en contra de El Quimbo.

Para defender los derechos de los afectados por la central de El Quimbo, en julio de 2009 naci Asoquimbo (Asociacin de Afectados por la Hidroelctrica El Quimbo). Las personas que viven dentro de la zona que se ha denominado 'de influencia directa del proyecto' estaban siendo desconocidas en sus derechos fundamentales. Emgesa est acabando con su forma de vida, explica a Otramrica Jennifer Chavarro, integrante de Asoquimbo. Nuestro logro principal fue generar conciencia para que la gente tome las decisiones sobre el destino de su vida, segn el principio de autonoma y de autoorganizacin. No son los polticos ni la democracia representativa los que tienen que definir como tenemos que vivir. Tambin estamos en oposicin al modelo de desarrollo del presidente [Juan Manuel] Santos, que es igual a l de [lvaro] Uribe, basado en la explotacin de los recursos naturales. Santos ha aprobado 32 represas en todo el pas y, a travs del Plan Maestro de Aprovechamiento del Ro Magdalena, ha anunciado la posibilidad de construir 9 represas ms en el alto Ro Magdalena. As que con Betania y El Quimbo seran 11 represas en el slo en el Huila.

La idea de construir la central hidroelctrica El Quimbo surgi en 1997, pero inicialmente el proyecto no obtuvo licencia por parte del Ministerio de Ambiente. El Ministerio dio la negativa a raz de un concepto del Ministerio de Agricultura que deca que el Quimbo no es viable porque hace parte de una zona de reserva forestal protegida y, adems, no haba ninguna garanta de la restitucin de la actividad productiva en la zona inundada, explica Miller Dussn Caldern de la Universidad Surcolombiana de Neiva e integrante de Asoquimbo. Sin embargo, en 2007 Emgesa hizo un nueva solicitud al Ministerio de Ambiente, y el Ministerio de Agricultura emiti un concepto favorable en un solo mes, cuando en otros pases como los Estados Unidos son necesarios ocho aos de estudios. Las preguntas son: Porque ahora s era viable el proyecto El Quimbo? Cuales condiciones cambiaron? Esto no est claro, puesto que en el concepto del Ministerio no existe un estudio que sustente la viabilidad del proyecto, fue una decisin tomada por el gobierno de Uribe.

Decisin del mismo Uribe que lanz la poltica denominada confianza inversionista y seguridad democrtica, que prevea facilidades a las transnacionales para que invirtieran en Colombia. Entre ellas, la garanta de tener rentabilidad de manera independiente a la participacin accionaria de la empresa en la bolsa de valores, a travs de un seguro pagado con dinero publico y gracias a exenciones tributarias. El ex presidente colombiano permiti a la transnacionales pagar solo el 17% de lo impuestos en lugar del 33%, medida que, segn la revista Portafolio, hizo perder al estado colombiano ms de 4.000 millones de euros al ao.

Adems, cuando en 2008 el gobierno colombiano aprob la resolucin 321 -que declara de utilidad utilidad publica las 8585 hectreas que Emgesa pidi para la construccin de El Quimbo-, la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, que depende del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible) an no haba aprobado la licencia de impacto ambiental ni el diagnostico ambiental de alternativas, que es un estudio fundamental para determinar la viabilidad de un proyecto. La licencia de impacto ambiental fue otorgada despus de que el Ministerio dio la autorizacin a la construccin de la central, aunque pocos das antes la Procuradora General de la Nacin haba enviado a la ANLA un concepto donde la obligaba a abstenerse de otorgar la licencia a El Quimbo.

La licencia ambiental, que es un pacto entre el Estado y la empresa, se sigue modificando, denuncia el profesor Miller Dussn Caldern. Las empresas transnacionales exigen cada vez mejores condiciones para la inversin y, ante esta exigencia, el gobierno de Uribe estableci dos das antes de irse un rgimen de transicin para que se puedan modificar todas las licencias ambientales y as adecuarlas a las 'nuevas realidades ambientales' del pas.

El envase de la represa de la hidroelctrica El Quimbo afectar ms de 8.500 hectreas de tierras, entre bosque seco tropical y tierras frtiles y productivas. Vamos a perder 5.300 hectreas de tierras que generan una riqueza en produccin agrcola que supera los 80.000 millones de pesos (alrededor de 34 millones de euros), segn un calculo de la Gobernacin, denuncia Alejandro Ordoez, comerciante de la poblacin de Garzn. No vamos a permitir que el Gobierno entregue a una transnacional nuestras mejores tierras.

Las afectaciones causadas por El Quimbo han sido objeto de una investigacin de la Contralora General de la Repblica. La Indagacin Preliminar No.015 de 2011, realizada para aclarar presuntas irregularidades en la expedicin y modificacin de la licencia ambiental otorgada a Emgesa, adems de establecer los efectos ambientales, sociales y econmicos derivados de su expedicin, estima un posible dao patrimonial de 350.644 millones de pesos (alrededor de 150 millones de euros). La Contralora General de la Repblica determin costos por afectacin a la movilidad, prdida de la productividad marginal de la tierra, vertimientos de material al ro Magdalena, incumplimientos en la realizacin de revegetalizacin, retrasos en la restitucin de empleos asociados a las zonas productivas y en la restauracin de los servicios ambientales de los bosques, e impacto ambiental sobre la fauna y la flora. La indagacin preliminar dio origen al traslado a la Procuradura General de la Nacin y a la solicitud de la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal en contra de la ANLA.

Adems, el Instituto Colombiano de Antropologa e Historia (Icanh) hall que Emgesa caus afectaciones al patrimonio arqueolgico por realizar excavaciones en una zona en la cual no haba sido autorizada. Por lo tanto, la empresa, que interpuso recurso de reposicin, tendra que pagar entre 200 y 300 millones de pesos (entre 85.000 y 130.000 euros).

A causa del proyecto hidroelctrico El Quimbo la poblacin no est perdiendo slo sus tierras, sino tambin el acceso al rio, segn denuncia Jennifer Chavarro, de Asoquimbo: El Ministerio de Transito ha declarado a travs de la resolucin 1286 que el ro es innavegable. Esta medida privatiza de hecho el Magdalena, que deja de ser un bien publico de acceso a toda la comunidad, para que la gente pueda pescar, baarse o pasar el tiempo con sus familias. El Estado colombiano ya ha manifestado a travs de la fuerza publica que no nos podemos acercar al Magdalena, aunque la ley 1242 de 2008 afirma que 30 metros despus de la ultima creciente, el ro le pertenece a todo el mundo. A mediados de febrero 2012, la fuerza publica quiso desalojar las ranchas, como aqu llaman los campamentos de pescadores a las orillas del rio. Muchos campesinos fueron a acompaar los pescadores para que no los sacaran, y el Esmad lleg lanzando gas lacrimogeno. Toda la gente tuvo que meterse al rio y un chico perdi un ojo.

El entonces Ministro del Interior era Germn Vargas Lleras, hermano de Jos Vargas Lleras, presidente de la junta directiva de Emgesa.

Viajando por el centro del departamento del Huila entre los municipios de Gigante, Garzn, Tesalia, Agrado, Paicol y Altamira resulta difcil creer que en enero 2015 esta geografa de montaas verdes, bosques y pueblos quedar bajo el agua. La gente ver inundar toda su vida: sus casas, sus escuelas, sus parcelas, y muchos de ellos no tendrn ningn tipo de compensacin.

Segn la licencia, Emgesa tendra que compensar a los pequeos propietarios restituyendo los predios, obviamente en otro lugar, para que puedan asentarse y desarrollar su proyecto productivo, explica a Jess Elas Benavides, campesino de la comunidad de La Honda. Sin embargo, hasta hoy no se compr ni un solo milmetro de tierra y la nica compensacin que algunas familias recibieron fue en dinero, segn relata Leida Jimena Chavarro Alvarado, campesina y pescadora artesanal de la comunidad La Jagua: Emgesa prometi a ms de 700 familias una compensacin entre los 25 y los 45 millones de pesos (entre 10.000 y 19.000 euros, aproximadamente), a cambio pide firmar un documento donde se declara que no se reclamar ms nada. Hay familias que nunca haban tenido tanta plata as que se compraron muchos bienes, el dinero ya se le est acabando y no saben como sustentar a la familia. 25 millones parecen mucho, pero se acaban muy rpido si no se sabe cmo invertirlos.

En Colombia existe un vaco legal sobre el desplazamiento causado por los megaproyectos del que las transnacionales se pueden aprovechar fcilmente. El 80% de la inversin extranjera directa en Colombia est representada por proyectos mineros-energticos, se trata aproximadamente de una inversin anual de 14 millones de dolares. sto genera una tragedia humanitaria en un pas que ya tiene millones de personas desplazadas por el conflicto, denuncia Daniel Libreros de la Universidad Nacional de Colombia. El Estado tendra que prever estndares para estas inversiones, como se hace en otros pases. No hay una matriz mnima del perfil del desplazado por las represas. De esta forma, cada empresa est haciendo una valoracin a su antojo de lo que es un desplazado.

Emgesa ha catalogado los afectados por el proyecto El Quimbo entre directos, que son los que perdern sus casas y sus predios, e indirectos, definicin que incluye todas las personas que vern afectado su trabajo, como los jornaleros y los pescadores. De hecho, los pescadores de la zona que ya perdieron 400 toneladas de peces por causa de la central hidroelctrica Betania de Emgesa vieron afectar 7.95 toneladas de peces en el slo periodo 2010-2011, segn una investigacin del Incoder (Instituto Colombiano de Desarrollo Rural).

Sin embargo, Emgesa cens una porcin mnima de los afectados reales. La empresa realiz 3 censos que dan resultados diferentes, y hablan de unos 3.000 afectados. Asoquimbo legalmente no tendra que hacer lo censos, pero hicimos un registros de afectados y encontramos a unas 1.400 personas que no fueron censadas, relata el profesor Miller Dussn Caldern. Entregamos nuestra investigacin a la Contralora General de la Repblica, que con esta muestra aplic un instrumento y demostr que efectivamente el censo de Emgesa tena serias fallas, sobre todo por su metodologa. Despus se dio otro fenmeno, debido al hecho de que cuando vos dejs de producir una tierra, se afectan todas las cadenas productivas. As que tambin los comerciantes quisieron ser censados, y ahora nuestro registro da aproximadamente 10.000 personas y hay ms que estn esperando ser registradas. El 28 de enero de 2013, la Contralora General de la Repblica nos convoc a una reunin donde entregamos las firmas de estas personas que se dicen afectadas, solicitando una decisin sobre el caso, que se dar en un mes. Sin embargo, la ANLA ya anunci que no tiene intencin de reabrir el censo.

Asoquimbo ha anunciado un paro cvico regional para el 14 de marzo pidiendo la suspensin de la licencia ambiental, la realizacin de un nuevo censo y la creacin en el rea de una Zona de Reserva Campesina. Vamos a salir a las calles para decirle al gobierno que son suficientes todas las argumentaciones que hemos expuesto para que suspendan el proyecto. No nos vamos a ir de las calles hasta que esto suceda, advierte Jennifer Chavarro.


Fuente: http://otramerica.com/radar/el-pueblo-contra-quimbo-o-las-heridas-modelo-extractivo-colombia/2860



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter