Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2013

El boicot de los independentistas del Sur empaa el dilogo en Yemen

Gara


El dilogo nacional en el marco de la transicin controlada en Yemen arranc ayer con importantes ausencias. La ms importante es la del sector independentista del Movimiento Sudista. Figuras de peso en la revuelta popular han criticado igualmente el modelo de transicin impulsado por las monarquas del Golfo -y EEUU-. Un modelo que condiciona evidentemente el dilogo y sus resultados.

La cuestin del Sur es la clave de Yemen, reconoci el presidente, Abd Rabbo Mansur Hadi, al inaugurar el dilogo nacional en su Palacio Presidencial.

Sucesor del expresidente Ali Abdallah Saleh pero dirigente de su misma formacin poltica, el Congreso Popular General (GPP), Hadi advirti de que el que busque imponerse por las armas afrontar una derrota total, en referencia a los independentistas del Movimiento Sudista, liderados por el que fuera presidente del Sur Ali Salem al-Baid y quien desde su exilio en Lbano exige la secesin de un territorio que fue independiente hasta 1990 y ha boicoteado el dilogo.

Mientras Hadi ofreca su discurso, un militante independentista mora por disparos de la Polica en Tarim, en la provincia de Hadramut (sur). Convocadas a una jornada de desobediencia civil, miles de personas salieron a las calles en pueblos y ciudades del sur, incluida su capital, Aden. No al dilogo, s a la independencia, reclamaban los manifestantes, que portaban retrados de Al-Baid y del dirigente sudista Hassan Baoum.

El gubernamental CPG (112) y el Movimiento Sudista (85) son los grupos con mayor nmero de delegados en el dilogo (un total de 565 representantes).

Crticas desde la revuelta

La desercin sudista no es la nica. La premio Nobel de la Paz Tawakkol Karman anunci su boicot a la conferencia por la marginacin de los jvenes que lideraron el levantamiento popular y por la participacin inflada de los que les reprimieron.

Los Jvenes Revolucionarios estarn representados por 40 delegados, los mismos que se reparten las Mujeres Independientes y las organizaciones de la sociedad civil.

Karman, icono del movimiento, acusa al Gobierno de unidad nacional de no haber aplicado los trminos del acuerdo que forz la salida del poder de Saleh hace un ao. Antes de esta conferencia habra que haber reunificado el Ejrcito, castigar a los polticos corruptos que siguen en sus puestos y a los que reprimieron las protestas, record.

Cuestin sectaria

El dilogo afronta ms obstculos. El influyente lder tribal Hamid al-Ahmar, quien deba formar parte de la delegacin (50 miembros) del partido islamista Al-Islah decidi boicotear el dilogo por el hecho de que la rebelin zaid (chi) acapare los asientos reservados a la provincia nortea de Saada.

Finalmente, cuatro pequeos partidos han mostrado sus reservas sobre la lista de participantes, que se completa con el Partido Socialista Yemen (en su da en el poder en el sur), el partido unionista nasseriano, el Baath y otras formaciones salafistas y liberales.

El presidente Hadi no solo cuenta con la representacin para su partido de un quinto de los delegados. Se reserva, asimismo, el poder para nombrar a los 62 que quedan y repartirlos entre lderes tribales, jefes religiosas y minoras como los judos.

Con esos mimbres, el presidente apost por un Estado moderno e inst a las fuerzas polticas a hacer concesiones para asegurar el xito del dilogo nacional, un hito en la historia del pas. Un hito controlado desde el inicio por las monarquas arbigas del Consejo de Cooperacin del Golfo (CCG), principal impulsor, junto con EEUU, de la transicin que impidi el triunfo de la revuelta yemen retirando de la primera lnea al expresidente Saleh pero manteniendo intacto su entorno poltico y militar.

El dilogo cuenta asimismo con el aval de la ONU, cuyo emisario Jamal Benomar calific el momento de histrico aunque record que en el Sur persisten injusticias que resolver y que las guerras de Saada han provocado heridas profundas, en referencia a la rebelin chi.

Analistas como Abdel Ghani al-Ariani reconocen que, con los sudistas divididos entre federalistas e independentistas, el inicio del dilogo es puro protocolo. El Sur reclama la integracin o compensacin por el despido abusivo de 60.000 funcionarios, militares y policas tras el intento de secesin de 1994 y la devolucin de tierras confiscadas por nordistas.

La conferencia de dilogo, que durar 6 meses, debera permitir elaborar una Constitucin y preparar elecciones para febrero de 2014, poniendo as fin a dos aos de transicin.

Las autoridades han prohibido llevar armas en Sanaa y en las otras ciudades que acogern el dilogo, que tiene previsto celebrar sesiones en Aden (sur) y en las sedes de la Liga rabe (El Cairo) y del CCG, verdadero cerebro de la iniciativa, en Riad.

Fuente original: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130319/393322/es/El-boicot-independentistas-Sur-empana-dialogo-Yemen



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter