Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2013

Periodistas silenciados por va judicial
El efecto mordaza de las querellas contra el periodismo independiente

Patricia Manrique
Diagonal

Desarrollar periodismo de investigacin en medios locales independientes es una difcil tarea por la presin de los caciques locales, a menudo mediante la va judicial.


En el vdeo que ahora tenemos que retirar, apuntbamos hace un ao a o que ahora estn investigando la Guardia Civil, la Fiscala, los jueces... pero, aun as, no slo vamos a tener que retirar el vdeo, sino que tal vez tengamos que pagar una multa de diez mil euros, explica con indignacin Albano Dante, periodista y editor de la revista Caf Amb Llet, un da antes de retirar el vdeo "El robo ms grande de la historia de Catalua", resultado de una investigacin de dos aos del semanario, en el que denuncian la enorme opacidad en el sistema sanitario cataln y cmo esta opacidad permite enriquecerse a unas cuantas personas.

Dante est especialmente indignado porque otras dos de las personas nombradas en la investigacin han pasado a disposicin judicial esa misma semana: Carles Mant, exdirector del Servicio Cataln de la Salud, y Josep Prat, presidente del Instituto Cataln de la Salud hasta junio de 2012, detenidos por presunta estafa, apropiacin indebida y malversacin de fondos pblicos en el marco de la Operacin Ciruga, por denuncias que parten del nodo local de la CUP en Reus y del partido local Ara Reus. Antes que ellos, Ramn Bag, otro objeto de sus investigaciones, fue investigado por la Fiscala Anticorrupcin por contratar a sus propias empresas del grupo Sehrs mediante su cargo en el Consorcio de Salud y Social de Catalua. Y otro de los mencionados en el reportaje, el diputado de CiU en el Parlament y exalcalde de Lloret de Mar, Xabier Crespo, ha sido imputado por su vnculo con la mafia rusa. Mientras tanto, nosotros somos los nicos condenados, subraya Marta Sibina, coeditora del semanario.

El promotor de la querella, Josep Mara Va, destacado cargo de la sanidad pblica y privada catalana y asesor de Artur Mas, tan slo apareca nombrado en el vdeo a colacin de un artculo en El Pas en el que reflexionaba sobre el exceso de control en la sanidad catalana; sin embargo, a la juez Mara Milln Gisbert condecorada el 17 de noviembre de 2011 por el mismo Artur Mas, como ha destacado el semanario cataln La Directa, el hecho de aparecer en un documento visual en cuyo ttulo figura la palabra robo, y la frase gente como usted, como Bag, como Mant y tantos otros, que se han enriquecido a costa de hundir nuestra sanidad le han parecido motivos suficientes para condenarles por lesin al honor de Va a pagar 10.000 euros y retirar la informacin. Reporteros Sin Fronteras ha criticado duramente la sentencia, y el exfiscal anticorrupcin, Carlos Jimnez Villarejo, ha sealado que una vez ms, la balanza se ha inclinado a favor de quienes ocupan posiciones de poder frente a quienes, con rigor y valenta, se atreven a denunciarlas.

No me toques lo concreto

El sistema tolera toda la presin del mundo en opinin, incluso en las redes, pero el zapatazo te lo dan cuando denuncias algo concreto, seala Patxi Ibarrondo, director del desaparecido semanario cntabro La Realidad. Este periodista, que trabaj para diversos medios, como El Pas, Cambio 16 o La Hoja del Lunes, se lanz all por el ao 2000 a impulsar la creacin de un semanario independiente con un fuerte componente de denuncia. Se volcaron a fondo para cargarse el peridico, explica. Lo molesto que era para los poderes locales devino en el cierre del semanario: una denuncia tras otra, casi todas archivadas, amenazaban cada semana su existencia. En 2001, lleg la querella definitiva: la presentada por el entonces secretario general del PP de Cantabria, diputado autonmico y presidente de Caja Cantabria, Carlos Siz, por una nota en la seccin sarcstica denominada Tinta Confidencial firmada por Ulises Quintacolumna, en la que se reseaba que, all por 1996, a raz de una elecciones municipales, Siz y una secretaria del partido fueron por carretera hasta Zrich (Suiza) de los bancos a manejar fondos y que a la entidad bancaria entr solamente la secretaria porque Carlos Siz no quera que le filmasen las cmaras de seguridad. Esta y otra nota similar, tambin de corte humorstico, bastaron para que la juez Laura Cuevas Ramos estimase que se lesionaba objetivamente el honor de Siz. La condena inicial fue de 120.000 euros, y se ejecut provisionalmente, con lo que la falta de recursos econmicos para atender a la misma provoc la quiebra de la cooperativa de trabajadores que editaba el peridico. Finalmente qued en 12.000, 27.000 con los costes procesales e intereses. Ibarrondo, que enferm de prkinson, an sigue pagando a Siz con el embargo de una parte de su pensin de invalidez.

La Realidad sufri el acoso constante, semana tras semana, de demandas que no prosperaron

Ya por aquel entonces, el desaparecido periodista Javier Ortiz, que denunci el caso desde las pginas del El Mundo, apuntaba las dificultades de ejercer el periodismo independiente, mayores en el mbito local. Los obstculos son constantes y las presiones ms fuertes en el periodismo de investigacin perifrico, apunta Ibarrondo: Cantabria y, como aqu, ocurre en otros territorios es un coto cerrado de caciques que se reparten el pastel en plan mafia, y rige la omert siciliana, el silencio cmplice. A su juicio, se han cargado el periodismo de investigacin porque atenta contra los cimientos de la impunidad, y ste ha dado paso al periodismo de filtracin, espoleado, demasiado a menudo, por intereses espurios.

El periodista Carlos Otto sufri tambin presiones en el mbito local. Trabajaba en El Da de Ciudad Real, peridico propiedad del constructor Domingo Daz de Mera, uno de los principales promotores del aeropuerto de Ciudad Real, ligado durante muchos aos a diversos medios de comunicacin y al extinto club Balonmano Ciudad Real. En octubre de 2008, cuando estaba a punto de abrirse el aeropuerto, se deneg la licencia de apertura por diversas irregularidades y Otto, en su blog personal Modus Tollens, escribi un post muy duro contra varias de las personalidades ligadas al aeropuerto, a quienes llam capos, denunciando la compra de favores y el amiguismo existente en la Comisin de Seguimiento de la Declaracin de Impacto Ambiental. Entre los mencionados, se hallaba el director de su peridico, cosa que yo saba perfectamente, pero lo hice porque lo tena que hacer, explica el propio Otto. El post fue portada en Mename. Al da siguiente, el periodista fue despedido. Poco despus, reciba la comunicacin para tres actos de conciliacin, que auguraban las correspondientes querellas, firmadas las tres por el mismo abogado en representacin del propio Daz de Mera, de Juan Antonio Len Trevio, presidente del aeropuerto, y de la gerente del El Da, Carmen Garca de la Torre. No se avino a las condiciones de la conciliacin disculpas, eliminacin del artculo y 6.000 euros por caso, y se dispuso a esperar las querellas... que nunca llegaron. El despido, eso s, fue declarado procedente.

Hacer periodismo sin miedo

Mi sensacin era que, aparte de amedrentar, intentaban lanzar al resto el mensaje de que esto es lo que pasa si se critica a quien no se debe, explica. A su juicio, ha habido una burbuja de medios de comunicacin, fruto de la burbuja inmobiliaria, montados por personas que no slo no tienen nada que ver con la comunicacin, sino para quienes la libertad de expresin seguramente sea su mayor enemigo. Por aquel entonces, la mayor parte de Ciudad Real desconoca, por ejemplo, que Daz de Mera haba sido investigado por la Fiscala Anticorrupcin. Sus medios no informaban sobre esas cuestiones.

Con todo, Ibarrondo, Otto, Dante o Sibina no se arrepienten de nada. Para Dante, si la gente sale a las calles y se arriesga a que le arranquen un ojo, los periodistas tambin tendrn que empezar a arriesgarse. Caf amb llet consigui mediante un crowdfunding 23.000 euros para pagar la multa, Otto recibi un gran apoyo en internet. Ibarrondo no tuvo tanta suerte, pues su caso se produjo en una era preinternet. El grupo PRISA tiene dinero reflexiona Dante, nosotros tenemos una comunidad inmensa. Cuanto ms apoyo tengan de la ciudadana los medios pequeos, ms podrn hacer el trabajo de plantar cara al poder, subraya. Y en ello siguen.

El efecto 'chilling', amenazas que callan

Hay un concepto en el periodismo norteamericano, el de chilling effect, sobre cmo ante la dificultad total de que las cosas sean claras, por miedo, nadie acaba diciendo nada, explica Albano Dante, de la revista Caf amb Llet. La expresin, que podra traducirse al castellano como efecto intimidatorio, se refiere a un fenmeno bautizado por un juez del Tribunal Supremo de los Estados Unidos en 1950, y se utiliza para sealar el efecto de determinadas actuaciones judiciales que amedrentan y provocan autocensura en la labor que desempean periodistas, pero tambin intelectuales y activistas.

Casos como los reseados, y algunos de otra naturaleza como los de Egin, Egunkaria o Ardi Beltza, publicaciones clausuradas por actuaciones judiciales que despus no tendran refrendo en tribunales, pero acabaron con su labor periodstica, son ejemplos que pueden provocar este fenmeno. En el caso de Caf amb Llet, el exfiscal anticorrupcin Jimnez Villarejo, entre otras voces crticas, ha valorado que la juez ha preferido optar por la va ms directa y represiva.

En sentido contrario al efecto chilling, el efecto Streisand es un fenmeno de internet en el que un intento de censura u ocultamiento de cierta informacin fracasa o incluso es contraproducente para el censor, ya que la informacin acaba siendo ms divulgada al recibir mayor publicidad que si no se la hubiese pretendido acallar. Esto ltimo ocurra la semana pasada con el vdeo de Caf amb Llet, que se replic en multitud de servidores.

Fuente original: http://www.diagonalperiodico.net/saberes/efecto-mordaza-querellas-contra-periodismo-independiente.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter