Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2013

Quin es el antisistema, seora Merkel?

Juan Luis Urchegui
Rebelin


Sra. Merkel: usted juega sucio. Acta mirando a sus prximas elecciones para conservar e incrementar su rdito electoral. Un paso ms la carrera que sigue y que va mucho ms all. Muy segura de s misma y de su poder, lanza dictmenes y normas para salvar su modelo europeo o, ms bien, para crear un nuevo orden mundial. Ataca sin contemplaciones a los pases del sur. S, all donde el sol brilla ms das y con mayor fuerza. All donde se trabaja menos y se vaguea demasiado, dice usted. Ataca a pases cuya situacin crtica se debe a anteriores decisiones que, en buena parte, fjese, fueron tambin suyas. Porque fueron sus bancos los grandes culpables de la hecatombe griega. Como lo fueron cuando, en su da, apostaron sin contemplaciones por la burbuja inmobiliaria espaola. Usted y sus instrumentos concibieron y alimentaron la catstrofe. Y resulta curioso que buena parte de la sociedad alemana apoya su gestin. Tiene bemoles..., suena a viejas historias, como las que acaecieron all por los aos treinta del siglo pasado en la misma Alemania, recuerda? Son procesos por ahora terriblemente similares. Pero lo peor de todo es que la historia se repite tambin entre quienes dicen ser la oposicin en Alemania y Europa. Levantan tmidamente la voz para, en realidad, guardar un escandaloso silencio cmplice. Pero tenga cuidado. Es tal su seguridad y autoconfianza, que ignora y desprecia lo ms importante: la sociedad civil. Cudese, porque su paciencia se agota. Hasta ahora, se puede decir que se ha mantenido serena y que ha empleado cauces pacficos y racionales para protestar por sus decisiones. Cuando la sociedad ha levantado un poquito la voz, usted ha respondido con amenazas, empleando la violencia dialctica para deslegitimar y amedrentar. Aqu tambin miente, porque acusa al resto de lo que usted representa como nadie, seora antisistema. Impulsada por su prepotencia, est hiriendo de muerte a las instituciones europeas y, sobre todo, a millones de personas. No le importa, acta bajo el paraguas de la impunidad. Pero tenga cuidado, porque puede que pronto llueva de verdad y entonces..., entonces no tenga dnde guarecerse. Esperemos que, llegado el momento, el resto estemos ya resguardados.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter