Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2013

El Poder Global

Alberto Pinzn Snchez
Rebelin


La iglesia catlica dirigida por la curia terrenal del Poder del Estado Vaticano, acaba de nombrar, este 13 de marzo del 2013, en un cnclave secreto (como gran parte de sus actuaciones terrenales) un nuevo Papa, Francisco I, con el fin de dar continuidad al ltimo pacto del Poder global, sellado en junio de 1982, entre el Papa polaco Juan Pablo II y el presidente de EEUU R. Reagan, y con el cual se le dio inicio a la ofensiva neoliberal a nivel mundial.

No habamos opinado, ni mucho ni poco, sobre la renuncia sorpresiva del antecesor Benedicto XVI, por respeto a las creencias de innumerables catlicos, especialmente de Colombia, pas que ha sufrido como ninguno otro los estragos de una Iglesia terrenal unida ntima y profundamente , a todo lo largo de su 500 aos historia occidental y cristiana con el Poder de la clase dominante colombiana; en un catolicismo sectario, poltico y conservador, bendecidor de las armas oficiales y motor ideolgico de la mayora de las 11 guerras civiles que desde 1830 hasta 2013 ha tenido Colombia. Y para dar fe de ello, nos basta citar entre los mltiples ejemplos histricos de este contubernio del Poder terrenal; la sangre frtil del sacerdote Camilo Torres Restrepo, derramada impunemente el 15 de febrero de 1966, en patio-cemento y luego, su cadver secuestrado para la eternidad, por su asesino legal el general Valencia Tovar.

Parte del acuerdo global USA-Vaticano de 1982, adems de la imposicin en Rusia del borracho neoliberal Yeltsin sobre el socialdemcrata Gorbachov, inclua el freno a la Teologa de la Liberacin de rpida y creciente expansin entre las masas empobrecidas de Amrica Latina, y fue precisamente Benedicto XVI, como parte de ese Poder global, quien dos aos despus (1984) bajo rdenes directas de Juan Pablo II y como jefe de la Congregacin para la Doctrina de la Fe (donde tambin oficiaban conocidos cardenales colombianos) conden para callar con once meses de exilio verbal al franciscano y telogo brasileo y latinoamericanista Leonardo Boff, propugnador de la Teologa de la Liberacin.

Y aunque la Iglesia catlica tiene 200 aos de atraso intelectual, no pudo evitar ser parte integral de la Crisis Civilizatoria actual, cada da ms profunda y al parecer insuperable e irreversible, la que finalmente tambin lleg con todos sus efectos arrasadores al Estado Vaticano, a travs de la quiebra del capital financiero invertido en el sistema global financiero por el Banco Vaticano.

Aclaramos. No fueron, solamente, como pretendi hacrnoslo creer la propaganda oficial, los escndalos masivos y mundiales de la pederasta (curas cacorros decimos en Colombia) o la guerra irracional contra los molinos de viento, del condn contra el VIH, la pldora anticonceptiva, el aborto teraputico, la homofobia y las parejas del mismo sexo, o el silencio del nacional catolicismo frente a los actuales 5 millones de desempleados espaoles, la terrible crisis social en Italia, Portugal o Grecia , pases con alto nmero de creyentes cristianos abandonados a su suerte; sino la sorda y srdida lucha intestina en los lujosos aposentos del palacio papal, generada por el escndalo del banco Vaticano, lo que presion el abandono abrupto de Benedicto XVI del Poder Vaticano y su reemplazo acelerado por otro miembro confiable de la curia catlica, particularmente la italiana, para que se le diera continuidad al pacto neoliberal de Jun Pablo II y Reagan, un poco ms remozado

Nadie mejor que un argentino bilinge de origen italiano, es decir, un italiano de habla espaola, jesuita y con esta maravillosa hoja de servicios burocrticos: Durante el consistorio del 21 de febrero de 2001, el papa Juan Pablo II lo cre cardenal con el titulus de San Roberto Belarmino. Y como cardenal, form parte de la Comisin para Amrica Latina, la Congregacin para el Clero, el Pontificio Consejo para la Familia, la Congregacin para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el Consejo Ordinario de la Secretara General para el Snodo de los Obispos y la Congregacin para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostlica. http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_%28papa%29

De manera que no hay que buscar sus motivaciones poltico-religiosas, en su militancia juvenil en la Guardia de Hierro peronista, o en su poco clara vinculacin con la dictadura argentina de Videla y Masera, sino talvez, en toda su formacin teolgica jesutica, donde se encuentran sus compromisos para continuar y profundizar el rumbo regresivo impuesto a la iglesia catlica por Juan Pablo II, esta vez, compitindole a Maradona el titulo de sumo pontfice del futbol.

Pero como decimos en Colombia, por el desayuno se sabe cmo ser el almuerzo. Sin embargo, es prematuro hacer pronsticos de lo que debemos esperar los colombianos del nuevo Papa, quien para aumentar la confusin, o talvez como prognosis, tom el nombre del reaccionario y absolutista emperador Francisco Ide Austria (1804-1835) recordado por su mano derecha Metternich; De todas formas, hacemos votos por la modernizacin de la iglesia catlica en Colombia, su secularizacin definitiva, su alejamiento del Poder terrenal, poltico e inquisitorial del procurador Ordoez, y por un real afianzamiento del apoyo al proceso de paz de la Habana con el que se pretende finalizar el histrico conflicto social y armado colombiano. No creo sea demasiado. Tampoco una impertinencia atea.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter