Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-03-2013

Deutschland ber alles

Antonio Lpez del Moral
Rebelin


Deutschland Uber Alles. Esta es la nica lectura que se puede hacer de lo que est ocurriendo ahora mismo en Europa. Alemania por encima de todos. Alemania, contra todos. Alemania quiere ms castigo para Chipre, como antes lo quiso para Grecia, Portugal, Espaa. No es una cuestin de economa, o s, es una cuestin econmica pasada por el filtro de la idea de superioridad. No la del nazismo, que est un poco demod, sino la de los chicos buenos que hacen bien los deberes frente a los malos que acaban palmando dinero.

Eso nos dicen. Los jubilados alemanes quieren cobrar sus pensiones, y para ello no importa condenar al paro, a la miseria, al desahucio, a millones de personas en los pases del sur. Portugal, Italia, Grecia, Espaa. No son los PIGS, al fin y al cabo? Pues que se jodan. Es la versin germanizada de la frase de la Fabra. Que se joda Espaa. Y puestos a joderse, dicen los polticos, que se jodan los de abajo. Es la guerra de siempre, el Norte contra el Sur, los pobres contra los ricos. No vaticinaba Marx algo parecido?

Alemania ha estado siempre en la gnesis de los grandes desastres del siglo pasado. Alemania malinterpret (o interpret a su conveniencia) a Nietzsche, que cuando hablaba de superhombres estaba arremetiendo contra el cristianismo, y se refera a una superioridad que slo se podra alcanzar si se desterraba la idea de poner la otra mejilla. Alemania por encima de todos, y si no se pudo conseguir por medio de la guerra, lo conseguiremos por medio de la economa.

Alemania super una derrota, se convirti en el motor de la locomotora Europea, y ahora que tiene la sartn por el mango, la venganza es suya. La burguesa alemana seguir atracndose de chucrut y salchichas de Frankfurt, a costa de que los de abajo coman sobras de pan. Los pudientes, gordos y sonrosados jubilatas alemanes podrn ir a las playas del sur a precios de saldo siempre que los camareros, cocineros y sirvientes espaoles o griegos (porque eso es para lo nico que valen) cobren sueldos de miseria.

Y los que tengan alguna formacin, que se vengan pa Frankfurt, que aqu siempre hay trabajo para un ingeniero que hable alemn y est dispuesto a soportar desprecios y prepotencias. El sur tardar dcadas en recuperarse, habr calles llenas de mendigos y millones de vidas destrozadas. A quin le importa? Cuando haya demasiados siempre podemos tirar de cmaras de gas.

Y mientras tanto nuestros gobernantes besando la mano que les esclaviza, sonriendo ante las agresiones cada vez ms atroces. Nuestros polticos conniventes, complacientes, no es que pongan la otra mejilla, es que ponen directamente el culo. Y Nietszche removindose en la tumba, me han interpretado mal, no era esto, y la Merkel dando palmaditas a Rajoy, si te portas bien te dejar que te pongas mis ligueros y te dar rdenes en alemn (ya deca Carlos V que el alemn era el idioma con el que haba que hablar a los caballos).

Alemania, ay, no es el motor. Alemania es el problema. Cuanto ms tardemos en darnos cuenta, ms gente seguir sufriendo. Alemania seguir apretando las tuercas hasta que la dominacin sea completa, o hasta que los de abajo digamos basta ya. Hasta que mandemos al euro a tomar por Berln, hasta que nos plantemos y digamos, qu deuda?, hasta que recuperemos la soberana que, ay, perdimos el da en que dejamos nuestras vidas en manos de ese Capitalismo 2.0 llamado eufemsticamente Europa, y ms verosmilmente Alemania.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter