Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-03-2013

Chipre acuerda con UE y FMI un dursimo rescate que evita su colapso financiero

Antonio Cuesta
Rebelin/Gara


Chipre evita su colapso financiero, al lograr in extremis un acuerdo con la eurozona y el FMI que protege finalmente a los pequeos ahorradores, pero que impone quitas an por definir a los grandes depositantes y otros inversores e impone restricciones a los movimientos de capital.

El acuerdo, alcanzado a menos de 24 horas del ultimtum del Banco Central Europeo (BCE) para cortar el suministro de liquidez a los bancos del pas de no lograrse, supone poner fin a las incertidumbres que han afectado a Chipre y al resto de la eurozona en los ltimos das, seal el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, tras la reunin.

Tenemos un acuerdo que va en el inters del pueblo chipriota y en el de la Unin Europea" (UE), afirm el presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, al abandonar la reunin tras ms de doce horas de tensas y complejas negociaciones con los presidentes de la Comisin Europea (CE), Jos Manuel Durao Barroso, y del Consejo, Herman Van Rompuy.

Los trminos de la negociacin imponen la liquidacin inmediata del Laik Bank (el segundo mayor del pas) con la plena contribucin de accionistas, tenedores de bonos (jnior y snior) y depositantes no asegurados por encima de 100.000 euros, mediante la ley de resolucin bancaria aprobada por el Parlamento chipriota el viernes. Esta medida generar 4.200 millones de euros, segn Dijsselbloem, que tambin precis que Laiki ser dividido en un banco bueno y en uno malo, el cual ser liquidado en un futuro.

El banco bueno ser incorporado al Banco de Chipre y asumir los 9.000 millones de euros que tena Laiki a travs de la Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA por sus siglas en ingls) del BCE. Los depsitos no garantizados permanecern congelados hasta que se haya efectuado la recapitalizacin y sern despus sometidos una quita apropiada.

Adems el BCE proveer liquidez al Banco de Chipre en lnea con las normas aplicables y la mayor entidad del pas mediterrneo se reducir y recapitalizar a travs de la conversin de depsitos o acciones de depsitos no asegurados, con la plena contribucin de accionistas y tenedores de bonos.

El principal escollo durante la dura negociacin se debi a la insistencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la fusin de las dos principales entidades financieras chipriotas y el compromiso de que el Banco de Chipre asumiera la responsabilidad de los 9.000 millones de euros de la Ayuda de Liquidez de Emergencia concedidos al Laik y procedentes del Banco Central Europeo. Esa propuesta -finalmente materializada- sirvi para que Anastasiadis amenazara con su dimisin. Algo que finalmente no ha ocurrido.

Segn fuentes bancarias citadas por la agencia griega AMNA, forzar al Banco de Chipre a asumir la deuda de una entidad clnicamente muerta como el Laik podra poner en peligro la economa de todo el pas.

Mientras tanto, los clientes de estos dos bancos recibieron la noticia durante el da de ayer de que la disponibilidad de efectivo a travs de los cajeros automticos se reduca de 260 a 100 euros diarios, con un lmite mensual de 3.000 euros, en el Laik Bank, mientras que el Banco de Chipre lo estableci en 120 euros. El portavoz del primero, Kostas Arjimantritis, inform de que la medida se prolongara hasta la reapertura de las sucursales, prevista para maana, o hasta que el Banco Central Europeo (BCE) decida si inyecta nuevos fondos de emergencia para mantener la liquidez de las entidades.

Al mismo tiempo, las negociaciones para que el Banco del Pireo de Grecia adquiera las filiales de estos dos bancos y quizs tambin la de la tercera entidad financiera de Chipre, Hellenic Bank, que operan en territorio heleno, quedaron ayer congeladas debido a cuestiones pendientes, segn explic una fuente del Gobierno a la agencia CNA. La causa de esta decisin podra deberse a la presin que las autoridades chipriotas querran ejercer contra sus socios europeos, pues de ese modo la quiebra del sistema bancario de la isla se extendera tambin a Grecia. Las filiales griegas de los tres bancos cuentan con 330 sucursales, 5.000 empleados y ms de 25.000 millones de euros en activos.

Muchos establecimientos de la capital comenzaron a sufrir problemas de abastecimiento, y algunos comerciantes aseguraron contar con existencias nicamente para dos o tres das ms. Como agravante, la mayor parte del comercio hace das que rechaza el uso de tarjetas de crdito aceptando nicamente los pagos en metlico.

La actitud de los dirigentes europeos fue durante las conversaciones bastante displicente, y as el ministro de Finanzas alemn, Wolfgang Schaeuble, pidi al presidente Anastasiadis y a los representantes chipriotas que fueran ms realistas al decir que tenamos un acuerdo tras las negociaciones el sbado pasado, pero podemos empezar de nuevo hoy.

Los ministros de Finanzas de los diecisiete pases que integran el euro coincidieron ayer, a su llegada al Eurogrupo, en que es urgente llegar cuanto antes a un acuerdo creble y concluyente para evitar la bancarrota del pas mediterrneo y un posible contagio a otros socios del euro porque, reconocieron, est en peligro la estabilidad de toda la unin monetaria.

Torpeza poltica

Para el economista Alberto Montero, presidente del Centro de Estudios Polticos y Sociales (CEPS), la crisis en Chipre no solo pone de manifiesto la torpeza poltica de la clase gobernante europea sino que revela que el proyecto europeo se mueve al comps de la presin de algunos gobiernos en lugar de responder al inters comn.

La decisin alemana de imponer a Nicosia la necesidad de hacerse cargo de una parte importante del importe del rescate ha puesto en jaque a todo el gobierno econmico de la Eurozona y, especialmente, al Banco Central Europeo (BCE). En sus declaraciones a GARA, el analista consider que esta institucin, dominada por los halcones que piensan que el principal instrumento de la poltica monetaria debe ser la credibilidad del Banco Central, se meti ella sola en una ratonera sin salida cuando decidi dar un ultimtum a Chipre. Ahora el dilema no es menor -asegur-, o cumplen con su amenaza y dejan caer la lnea de liquidez a los bancos chipriotas, y con ello abocan a Chipre a la salida del euro, o perdern toda su credibilidad y a partir de este momento podrn verse sometidos al `chantaje' de cualquier otra economa perifrica.

En un caso o en otro, Montero pronostic que la crisis de Chipre tendr consecuencias impredecibles sobre el resto de la Eurozona, por mucho que se lancen discursos tranquilizadores sobre la excepcionalidad del caso chipriota y la capacidad del BCE para controlar los efectos generados. Lo ms inconcebible, segn seal el economista, es que se haya permitido llegar hasta este punto teniendo en cuenta que desde julio del ao pasado ya se hablaba de la necesidad de que Chipre iba a precisar un rescate. Por qu ha tenido que posponerse ste hasta la agona?, se pregunt.

Turqua advierte del uso de las reservas de gas

Turqua advirti ayer a Chipre de que no use las reservas de gas en sus aguas como garanta para el rescate que negocia con la troika (Comisin Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) para su sector bancario.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores, Turqua (nico pas que reconoce a la autoproclamada Repblica Turca del Norte de Chipre) sostiene que los recursos naturales pertenecen tambin a los turco-chipriotas que ocupan el tercio septentrional de la isla desde la invasin turca de 1974. Ofrecer los recursos naturales de la isla como garanta de un fondo solidario o de cualquier otro sistema prestatario que se establezca (...) es una manifestacin peligrosa de la ilusin de ser el nico propietario de la isla, lo que puede conducir a una nueva crisis en la regin, alerta. No es de nuestra preferencia que el problema al que nos enfrentamos deba conducir a una crisis. Creemos sinceramente que debera constituir una oportunidad y un nuevo comienzo para la paz y una solucin duradera, seala la nota, en la que se solicita a Nicosia retomar los contactos para abordar la disputa sobre el gas.

La isla mediterrnea est dividida desde 1974 entre el norte turcochipriota y el sur grecochipriota, cuyo Gobierno espera poder empezar a exportar sus reservas de gas en 2018.

Esta advertencia llegaba 48 horas despus de que el ministro de Asuntos Europeos de Turqua, Egemen Bagis, ofreciese a Chipre utilizar la lira turca como moneda nacional, si finalmente debe abandonar la zona euro, segn informaba el sbado el diario turco Hrriyet Daily News. Bagis dijo lamentar que el recin elegido Gobierno de Anastasiadis tenga que pagar los platos rotos de la mala poltica de su predecesor, Dimitris Christofias. Los vecinos tienen que ayudarse. Si Chipre del Sur llega a verse obligada a abandonar el euro, nosotros estaramos a favor de que usen la lira turca, como hace la Repblica Turca del Norte, dijo.

La Repblica de Chipre utiliza el euro desde 2008, cuatro aos despus de haber ingresado en la UE. La presencia de Chipre en la UE, como representante de toda la isla, pese a haber rechazado en 2004 el plan de reunificacin, ha sido siempre duramente criticado por Ankara y es uno de los mximos obstculos para el ingreso de Turqua en la UE.

Un sector bancario enorme que se tambalea tras la quita de la deuda griega

Al igual que en otros pases del sur de Europa, la crisis global ha daado en Chipre una economa basada en el turismo, la construccin y los servicios financieros, lo que ha hecho aumentar los problemas de dficit fiscal -de un supervit del 0,9% en 2009 pas a un dficit del 6,3% en 2011- y de deuda, que se elev del 49% del PIB en 2008 al 90% en 2012.

Pero han sido los problemas del sector financiero los que han terminado arrastrando a la economa chipriota. Y es que su sector bancario, con unos 135.000 millones de euros en activos, es inmenso en comparacin con su economa nacional, de 17.800 millones, es decir 7,5 veces superior al PIB frente a una media del 3,5 de la UE.

Durante aos, ha engordado gracias a la atraccin geopoltica de la isla para hacer negocios en Europa y Oriente Medio y a la jugosa rentabilidad que ofreca: segn los datos del BCE, en enero de 2013 el inters medio para los depsitos a plazos menores de un ao era del 4,5% (0,9% en Alemania). Estos elevados intereses que, para evitar una fuga de capitales, aumentaron a medida que avanzaba la crisis, los poda conceder la banca chipriota gracias a su inversin en productos de riesgo con una gran rentabilidad, como la deuda helena.

Igualmente posea intereses en el sector de la construccin que experiment un boom durante la pasada dcada, con un incremento de los precios de la vivienda del 50% entre 2006 y 2008. Otra de las fuentes que alimentaban los intereses eran las operaciones de la banca chipriota en el extranjero donde, en pases como Ucrania, prestaban a unos intereses superiores al 15%. De acuerdo al Banco Central de Chipre, en 2012 el 40% de los 70.150 millones de euros en depsitos en la isla proceda del exterior y, de stos, la inmensa mayora era propiedad de ciudadanos o empresas extracomunitarios, sobre todo rusos. Adems, un reciente informe de Barclays estimaba que el 42% de la base de los depsitos estaba constituida por cuentas con ms de medio milln de euros.

El problema del sector bancario chipriota no es su tamao, sino su exposicin a la deuda griega, sealaba a la agencia Efe el economista Stelios Platis. Y es que, cuando el pasado ao se llev a cabo la quita de deuda griega, con prdidas forzadas a los acreedores de en torno al 75% de su inversin, los bancos chipriotas perdieron unos 4.500 millones de euros, lo que provoc que se tambaleara todo el sistema financiero. Esto llev a sucesivas bajadas de la nota crediticia tanto de los bancos como del Estado, que perdieron el acceso a los mercados el pasado verano y dependen de las inyecciones de liquidez del BCE, al tiempo que la Autoridad Bancaria Europea les exige recapitalizar los bancos.

Pero el Gobierno, obligado por Bruselas a reducir su dficit, no dispona de fondos para socorrer al sistema bancario, por lo que se dirigi a Rusia, tradicional aliado de Nicosia, para firmar un crdito de 2.500 millones de euros al 4,5% de inters. Entretanto, el Estado hubo de intervenir en junio pasado el Laiki Bank, para evitar la quiebra del segundo mayor banco del pas. No era suficiente y Nicosia hubo de recurrir a la troika, que ha situado las necesidades de financiacin del sector bancario en 10.000 millones.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130325/394544/es/El-miedo-una-quiebra-desordenada-Chipre-tensa-reuniones-Bruselas


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter