Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2013

A 37 aos del golpe
Los compaeros desaparecidos viven en cada lucha del pueblo

Organizacin MONTE


Hace cuatro dcadas los sectores populares en argentina, al igual que en el resto de la regin, expresaban en sus organizaciones revolucionarias la madures poltica alcanzada como para lograr una alternativa al sistema capitalista, dando batalla en todos los terrenos e insertos en frentes sindicales, estudiantiles y barriales. Ms all de la tendencia poltica a la que perteneciera, el Socialismo se presentaba como nica variable para resolver los problemas de raz para los trabajadores y el pueblo de nuestra Amrica y el mundo. Esta es la raz fundamental por la que el imperialismo y sus socios menores locales planificaron el exterminio masivo de los activistas revolucionarios, para destruir la organizacin independiente de nuestra clase, e imponer a fuego el nuevo esquema socio econmico que aun hoy padecemos a diario.

Hoy 37 aos despus de la cada de quienes enfrentaron la dictadura genocida, retomamos su ejemplo, su entrega hasta la muerte por la libertad, dispuestos a llevar la lucha hasta las ltimas consecuencias contra la los enemigos del pueblo: la burguesa, el aparato represivo del Estado y sus voceros. Despus de haber sufrido un genocidio, consideramos necesario levantar las banderas y ser continuadores del legado de nuestros compaeros, esos 30 mil que desaparecieron fsicamente, pero que viven en cada lucha del pueblo. Actualmente cuando ciertas categoras como Revolucin, Socialismo, Anticapitalismo o Antimperialismo se encuentran distorsionadas y hasta parte de nuestro pueblo ha dejado de creer en la posibilidad de una revolucin en Argentina y el mundo, creemos fundamental rescatar las experiencias y el legado ideolgico para dar un salto que cuestione al sistema de raz. Porque no se trata de resolver algunas de las heridas que nos leg desde el golpe el Neoliberalismo cambiando el modelo, ni sumarse a proyectos progresistas que no nos pertenecen, ya que los protagonistas de los mismos no es la clase trabajadora, sino un sector de la clase dominante que se beneficia econmicamente con las medidas impulsadas desde el Estado.

En este tiempo, cuando la movilizacin, lucha y resistencia de nuestra clase logra imponer otro tiempo poltico, donde las luchas toman otro carcter y debemos profundizar nuestra organizacin por los derechos conseguidos y los que debemos lograr, debemos tener presente que ello es la escuela que va formando a nuestros compaeros. Por esto, que ante cualquier atajo oportunista que se nos quiera plantear, el qu hacer de los trabajadores esta en la construccin paciente de una organizacin donde la clase sea protagonista como motor indispensable, capaz de cambiar el injusto orden social existente, a favor de una sociedad libre, justa y soberana.

Por los derechos humanos de ayer y de hoy.

Por el desprocesamiento y libertad de los perseguidos polticos.

Todo para el Pueblo, nada para la deuda externa fraudulenta e ilegtima.

Por la unidad de los que luchan.

Por la reconstruccin de un proyecto revolucionario.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter