Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2013

El asalto bancario a la poblacin chipriota

Ivn H. Ayala
Econonuestra


Una de las caractersticas de los actuales sistemas econmicos capitalistas es que necesitan cada vez menos los atributos clsicos de la democracia. Si antes stos eran las elegantes prendas que cubran las democracias occidentales, hoy no son ms que harapos que cuelgan de cuerpos cada vez ms famlicos. En el caso de Chipre, lo primero que salta a la vista es la dificultad para recabar informacin mnimamente seria sobre lo que se est negociando. Las informaciones llegan como las imgenes a travs de un cristal sucio, empaado, salpicado por la lluvia y enrejado. Primero escuchamos a Anastsides primer ministro de Chipre decir que bajo ninguna circunstancia los depsitos sufriran recorte alguno. Dos semanas despus le encontramos proponiendo exactamente lo contrario de lo prometido, es decir una tasa financiera solidaria sobre los depsitos por encima del techo garantizado de 100.000 del 9,9% y lo ms sorprendente, de 6,75% sobre los depsitos por debajo del techo garantizado por directivas europeas!! Lo curioso es que esto no se impuso desde Bruselas o Alemania, sino que fue una iniciativa que vena directamente del primer ministro de Chipre. Por entonces se escuchaba un acuerdo con la troika de 17 millones de euros, de los cuales ms de la mitad ira a parar a la recapitalizacin de los bancos, con los subsiguientes recortes. Las protestas populares fueron masivas, presionando con fuerza suficiente para que el parlamento votara en contra de este ignominioso trato.

Poco importa que la poblacin muestre su rechazo, en Chipre gracias a la accin de los bancos, ya han perdido la soberana. El segundo acuerdo anunciado el pasado 25 de marzo entre Chipre y la Troika (Comisin, BCE y FMI) se eleva a 10 millones de euros, asume el cierre del Laiki Bank, enviando sus depsitos al Banco de Chipre, que tambin se reestructurar. Los trminos del acuerdo, como siempre, son oscuros y se mueven por rumores. De lo que no cabe duda es que los ajustes sobre la economa Chipriota sern como es de esperar brutales, con unos efectos sociales devastadores. Como vemos, finalmente los depsitos por debajo del mnimo garantizado no se vern afectadosdirectamente.

En octubre del 2011 los representantes financieros del FMI y de la Comisin se reunieron acordando una cada de al menos el 50% de los bonos griegos. La reunin, como todas donde se firman la degradacin de las condiciones de vida de millones de personas, se hizo en secreto, de noche y con unas conclusiones expresadas en un impenetrable lenguaje. El banco Leiki, ahora en medio de la tormenta, tena una gran cantidad de bonos griegos, y perdi alrededor del 75% del valor de su valor, es decir sobre 4.000 millones de euros. Leiki tena ya acumulado un largo historial de oscuras operaciones a lo que se sum estas prdidas que fueron el detonante. En octubre del 2011 se haba ya planeado el colapso de la economa chipriota.

Rusia adems tiene una importancia especial en este caso, pues Chipre ha atrado no solo los depsitos de los magnates rusos, sino tambin los de familias y de PYMES rusas. El argumento de la Troika para implementar el PSI (las siglas en ingls de Plan de Participacin del Sector Privado) es que Chipre era un paraso fiscal, y por tanto los depositantes saban en cierta medida lo que hacan. Claro, si un magnate ruso invierte sus millones en el mercado inmobiliario londinense es perfectamente legtimo. Ir a Chipre es economa de casino. Rusia ya haba ayudado anteriormente a Chipre ofrecindole una ayuda de 2,5 mil millones de euros en 2011, y por este motivo Chipre est tambin buscando un acuerdo con Putin. Pero Anastsides prefiere una solucin europea, ya que esta ayuda podra no gustar en la UE que vera incrementar la influencia rusa en su territorio. Resulta curioso que se cargue contra los parasos fiscales para imponer el robo a los depositantes chipriotas (entre los que se encuentras jubilados, o PYMES). El sistema es el mismo, se empieza demonizando un blanco fcil: los oligarcas rusos. Ello abre el camino y permite seguir poco a poco con cuentagotas el proceso en el resto de la poblacin. Parece evidente que todos aquellos que deban sacar el dinero de Chipre, lo han sacado y quedan solo los que no tienen posibilidad o agilidad financiera para hacerlo.

Finalmente el rechazo de la poblacin al primer acuerdo no habr servido de mucho, ya que el acuerdo final puede hacer todava ms dao segn Reuters, pues los depsitos por encima de los 100.000 pueden llegar a perder hasta el 60% del total. La traduccin es que esos depsitos en Laiki Bank, han desaparecido. Los efectos econmicos pueden ser catastrficos, sabiendo que en la economa chipriota, entre el 40% y el 45% del total es produccin bancaria. Adems tenemos que aadir que los activos bancarios estn entre un 200% y un 900% del total del PIB. El batacazo puede ser feroz (el desempleo se prev por encima del 25% en 2014), y si Chipre no logra un acuerdo con Rusia lo suficientemente amplio, el no de sus principales acreedores (Alemania, Finlandia, BCE) podra expulsar a Chipre del euro en un futuro muy prximo, desatando una vez ms la tormenta financiera sobre la moneda nica y una nueva oleada de planes de ajuste en la periferia. No parece que el descubrimiento de un gas en el suelo chipriota pueda evitar a corto plazo el ajuste, a pesar de que GazProm ya ha ofrecido un rescate alternativo. Para evitar la huida de capitales, Chipre ha establecido controles de capital, que le permiten dilatar lo inevitable. Pero el incremento de impuestos, el rescate, la reestructuracin bancaria y la conversin de depsitos en acciones sin valor alguno harn huir a todos aquellos que se vean atrados por esas caractersticas de cuasi paraso fiscal. El shock traumtico y rpido del proceso afectar principalmente a asalariados y jubilados. Por eso algunos no le llaman rescate, sino ritual de ejecucin.

Lo curioso de este panorama es que los experimentos de este tipo, se estn dando en economas perifricas pequeas, pues Chipre apenas supone un 0,17% del PIB de la UE. Contrastan los 10 millones del rescate chipriota, con los 100.000 millones del rescate espaol. En economa, se llama a un pas grande cuando tiene capacidad para influir en los precios. Fijmonos que los controles de capitales se han establecido en Islandia y en Chipre (la primera en la eurozona), dos economas que apenas afectan al flujo de capital internacional y donde la instauracin de controles de capitales no tiene una influencia en el nivel de liquidez internacional. Igualmente, el nuevo experimento de hacer pagar la mala gestin bancaria (o excelente segn como se mire) a los depositantes tiene pinta de extenderse por toda la UE. Ya lo ha advertido Jeroen Dijsselbloems presidente del Eurogrupo, esta puede ser la nueva lgica que gue los nuevos rescates bancarios en Europa.

Nada ms lejos de mi intencin que el apoyar la existencia de parasos fiscales. Ah se lava el dinero de criminales y se alienta la existencia de una extorsin a los pases que no son paraso por parte de los capitales que pueden huir fcilmente. Pero no es lcito esgrimir este argumento precisamente por la Troika, y adems para justificar la confiscacin a todos los depositantes independientemente de cul sea su nivel de ingresos o nivel de vida, o independientemente de cmo hayan generado esos ingresos. No ser que esta es la mejor salida para socializar las prdidas creadas por una gestin salvaje del sector financiero chipriota, consentido por la UE durante aos? Recordemos que Chipre lleva en la UE desde el 2004 y en la zona euro desde el 2008, un ao despus del estallido de Lehman Brothers. Por qu no ha habido ningn inters en deshacer un paraso fiscal en la UE hasta hoy? Da la impresin de que para salvar a las oligarquas del centro de Europa, es necesario ir sacrificando pequeos territorios conquistados.

Viendo este panorama, alguno nos preguntamos por qu se dice que se ha encontrado una salida al problema de Chipre. Habra primero que definir salida y problema para poder entender esta afirmacin.

Fuente: http://www.economiacritica.net/?p=1508



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter