Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2013

Hungra
Fidesz, lo estn destruyendo todo!

Agnes Szab
Freitag

Traducido por Carolina Polanco


Quien cambia de pas , cambia de alma, dicen en Hungra. Este refrn expresa qu tan difcil resulta la emigracin, tratantado de describir el significado de lo qu es abandonar su propia tierra. Sin embargo, en los ltimos dos a os y medio han sido medio millon de hngaros quienes han salido a abrise paso por todo el mundo.Dobla la cantidad de gente en salir despues de la Revolucin Hngara en 1956 , lo que ya significa un gran nmero en especialmente en un pas de tan slo diez millones de habitantes.

Hungra debe soportar bajo cualquier circustancia, las inclemencias del tiempo. Eso dice otro refrn que busca explicar, nuevamente, por qu los movimientos migratorios no ocurren de manera masiva. Yo he decidido no soportar ms. Existen razones suficientes: dinero, planes futuros, pero sobre todo, es esa sensacin asfixiante en la Hungra de hoy. Quiero hablar de mi historia, que quizas sea parecida o la misma historia de otros.

Pertenezco a la generacin que despues de 1990, estaba lo suficientemente joven como para experimentar: que ese ambiente en el cual se desenvolvi mi infancia y la escuela, se haba transformado. Cuando por primera vez en la vida se siente que se tiene una opinin, la cual puede expresarse libremente, y que se tiene una propia identidad, entonces ya no quieres dejar de hacerlo. La vida en Hungra nunca ha sido color de rosa o fcil. No se trata nicamente, de una nacin con slo 50 aos de historia y un slo pasado. Pero de eso estuvimos siempre consciente, y habamos dado lo mejor.

La calle Andrassy

A principios del nuevo milenio, la alternativa cultural en Hungra experimentaba un florecimiento.

Haba cines en cada esquina de Budapest , casi mensual se estrenaba una pelcula hngara en los cines. Una nueva ola de jvenes cineastas trabajaban continamente: Szabolcs Hajd, Gyrgy Plfi, Ferenc Trk, Benedek Fliegauf, Kornl Mundrucz- casi todos hacan una nueva pelcula una vez por ao.

Por las noches, nos sentabamos al aire libre con amigos en la Plaza Liszt-Ferenc, situada en la calle Andrssy o en algn Caf de la calle Nagymez, conocida como el "Brodway" de Budapest, por los Teatros que all se encuentran. O en los bares bohemios, se hablaba sobre lo que uno acababa de ver o de leer.

En la televisin se ofreca una programacin cultural, se discuta equilibradamente sobre poltica.

Se estaba representando algo y se crea en algo: en s mismo, en un futuro. En Viena o Berln, era quizs todo ms limpio y rico, pero eso tambin lo sera Budapest. Se avanzaba despacio, los programas de desarrollo urbano, los cambios en la infraestructura, todo se retrasaba. Lo cual tiene mucho que ver con esa cultura la Pat Pl: ese here popular que cada da, cuando tena que tener algo listo y acabado, deca su famosa frase: "Ah, an tenemos suficiente tiempo!"

En ese entonces, tena su encanto, la direccin a seguir era la correcta, Budapest sera una colorida, dinmica, prspera, tolerante, en fn, todo una metrpolis normal.

Desde hace dos o tres aos, nada de eso queda: ninguna esperanza, ningn encanto, ninguna ilusin, La poltica del partido Fidesz es desde entoces, omnipresente. Desde el stano hasta el techo de cada casa, en la vida de cada individuo. Esa poltica frena todo lo que ha sido innovativo, libre, alternativo y crtico. Ha dejado desangrar el mundo escnico, el Teatro. El cual, en los ltimos tresa anos no ha recibido ms subveciones.

Ya escribimos tres aos en los cuales tampoco ha habido produccin de alguna pelcula hngara, y el primero en el que no hubo semana de la Feria Hngara del Cine.

Qu nueva (s) pelcula (s) podamos mostrar?

La cultura, que est bajo el Fidezs depende de la Academia de Arte Hngaro, su dirigente, permtanme decirlo, es un octagenario idiota, quien slo acepta un arte nacional y cristiano en Hungra y que ostenta el poder de Rey del Dinero a distribuir. Las posiciones directivas de los teatros estatales estan ocupadas por miembros del partido de Viktor Orbns, ellos tienen el mando, ellos definen lo que se debe entender bajo Cultura. Estos radicales, principiantes aficionados convertidos en dirigentes. El nuevo director del Teatro Nacional, Atilla Vidynszky, quiere el da de su investidura santificar la institucin

Detras de la muralla.

La cultura puede que sea una cosa, y sto a m como periodista cultural, me llega hasta el tutano. Mi trabajo se ha convertido en un imposible. No hay ms oficinas de redaccin cultural en la tevision pblica estatal.

La poltica del Fidesz destruye todo lo que no piense como ellos. Miles de reporteros y periodistas para la televisin han acabado en la calle, porque se ha cancelado la programacin cultural y los programas de contenido poltico slo pueden presentarlo y moderarlo quienes son fieles al partido. En los noticieros slo se escucha un lenguaje propagandstico. Slo existe una verdad.

En un Hungra, todo ha de tener un corte nacionalista: el pensamiento, el teatro, el arte, hasta se podra afirmar, el cmo respirar. Contrariamente a las promesas electorales, Fidesz propone el cobro de tasas acadmicas. Quien desee estudiar gratuitamente, ha de firmar un contrato que establece que l/ella luego de terminar su estudio, no puede abandonar el pas por un perodo de 3 a 6 aos. Cuando los estudiantes protestan, se les enva la polica directamente hasta su casa.

Una vez por semana, echo un vistazo a los peridicos y revistas. All leo sobre los actuales criminales y sus planes de construccin a orillas de la Romai promenade, el nico lugar en esa parte del Danubio en Budapest que esta poblado por lamos. All se construir una muralla, una presa, que servir como proteccin a las casas veraniegas ,construidas sin permiso alguno, de los ricos y no para quienes habitan los edificios alrededor y que sufren cada a o las inundaciones.

El alcalde de la ciudad apoya estos proyectos. Otros alcades apoyan otros proyectos, en otras ciudades y en los pueblos, hacen asfaltar las calles con dinero pblico hasta la puerta de su propio garaje. Lo ms triste de todo es que, uno lee sobre esta forma de corrupcin, de quienes rigen la vida pblica y no pasa nada. Nadie tiene que dimitir, nadie es destituido.

Los actuales cambios en la Constitucin adoptados por el Parlamento en las ltimas semanas, nos apuntan el rumbo a seguir. Numerosos artculos, que haban sido eliminados por inconstitucionales, han vuelto a aparecer en la Constitucin. Entre ellos, la penalizacin de las personas sin techo. Tambien si se debe y cmo, criticar a personajes de la vida pblica. Ademas, de que el Tribunal Constitucional no posee todo el control sobre las leyes y la Constitucin, o slo a modo condicionado

Quien piense que todo esto deba de aguantarse, se equivoca. El silencio siempre ha ayudado al poder, slo al opresor y no al oprimido. Es lo que se percibe en Hungra en cada esquina. Rostros deprimidos en los transportes pblicos, negocios y restaurantes vacios, agresiones en el trfico. Se castiga y se sanciona. Hay que poner el orden. Y mientras, las arcas del estado se llenan; ya contamos con ms parqumetros que autos. A los gitanos se les puede insultar pblicamente, llamandole animales y si algn periodista lo escribe, no necesita disculparse, ya que muchos de esos hngaros bien informados, estan agradecidos que alguien lo diga.

Y eso es lo que resulta bochornoso. Antes de tomar la decisin de emigrar, tena la sensacin de que todo se derrumbaba y nadie haca algo que pudiese poner freno a sto. Como las recientes encuestas muestran, seguir el derrumbe. Un 40% de los ciudadanos volveran a votar por el Fhrer Orbn y por todo su partido., a pesar de que saben, que el rey est desnudo. Pero en un pais, donde hay tanta desnudez, no hay que reclamarle al Ministro Presidente por ello. Sobre todo, cuando se obtienen beneficios o existe una dependencia al sistema, como el miedo a perder su puesto por abrir la boca y con ello, la base de su existencia.

Quien cambia de pas , cambia de alma . Pero yo soy hngara y lo ser siempre.

Fuente: http://www.freitag.de/autoren/der-freitag/sie-zerstoeren-alles



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter