Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2013

Ni palabra ni gitano

Agustn Vega Corts
Rebelin


Enumerar aqu todos los programas de televisin que se han realizado sobre los gitanos, es una tarea tan ardua como intil. Estoy por decir que no existe en Espaa una sola cadena de televisin, y mira que hay una cuantas, que no haya emitido en los ltimos 30 aos, varios documentales dedicados a esa parte de los espaoles sobre los que se puede decir todas las sandeces que se le ocurran a cualquiera sin preocuparse lo ms mnimo de que pase nada. Se me viene a la memoria un antiguo espacio de debate, de no recuerdo qu cadena televisiva, en el que eran contertulios Pilar Rahola y Ramoncn, entres otras insignes figuras de la intelectualidad protozapaterista. Aquel da estaban debatiendo, es un decir, sobre el trfico de drogas en ciudades como Madrid o Barcelona. En un momento determinado, uno de los presentes, imagino que por hacerse el inocente, pregunt cuanto costaba una papelina o un chute en el mercado libre. Entonces, la inefable Pilar Rahola, contest que los gitanos lo venden a unas 3000 pesetas y los negros a 3500 . Al instante, Ramoncn, salt de la silla gritando: Pilar, la referencia a los negros me parece puro racismo impropio de una persona como t, y exijo que retires esas palabras! . Las retiro porque no tenia ninguna intencin de insultar a las personas de color. Yo solo quera comparar los precios de unos y otros se apresur a contestar la conocida y polivalente telepolitica. Dicho lo cual, prosigui el debate, o lo que fuese aquello, sin que a nadie se le ocurriera pensar ni siquiera por un momento, que tambin se haba insultado a los gitanos.

Los programas de las televisiones de ahora sobre la poblacin gitana, son todos iguales; pura bazofia mentirosa y ofensiva. Muchas chabolas, muchos yonkis y traficantes de droga, muchos nios desnudos con los mocos colgando y muchas bodas gitanas con la prueba del pauelo. Siempre las mismas imgenes y los mismos guiones. Los mismos personajes con sombrero y cachiporra diciendo las mismas tonteras de siempre que son las que le dicen que digan: la ley gitana, la venganza gitana, la honra gitana. En fin, el esperpento de siempre. Mentira parece que 40 aos despus, tengamos que aorar series de TVE como Rito y geografa del cante y otras parecidas, en las que colaboraban intelectuales como Caballero Bonald o Fernando Quiones, realizadas en pleno franquismo, pero que nos muestran una gitanidad verdadera, humilde y pobre, pero investida de una inmensa dignidad y portadora de una de las seas de identidad ms esenciales de la cultura espaola; el flamenco, que es, o era, algo ms que una msica. Por suerte, hoy en da, y gracias a las redes sociales, estos documentos audiovisuales estn al alcance de todos. El que no los disfruta es porque no quiere.

Lo de la televisin de ahora, es algo que no tiene remedio. La telebasura vende ms que ninguna otra cosa y lo que importa es la audiencia para ganar dinero con los anuncios. Adems, los segmentos de la poblacin ms influenciable por la publicidad consumista, no son precisamente los que ven los documentales de la 2. Telebasura, publicidad y consumismo desaforado, forman parte de un sistema social en el que se potencia el idiotismo porque as todo funciona a la perfeccin. Qu podemos esperar de una televisin que emite programas en los que un grupo de mujeres jvenes se despellejan entre si por acostarse con un individuo musculoso cuya capacidad intelectual es inferior a la de cualquier chimpancs mnimamente entrenado? Qu se puede esperar de una televisin que hace un espectculo de la vida de una familia en la que jvenes descerebrados y crueles se dedican a maltratar a sus padres?. Pero lo que es peor; qu podemos esperar de una audiencia que en lugar de boicotear esos programas los convierten en los de mayores xitos y animan a las cadenas a dar un paso ms en esa senda del sensacionalismo ms radical, y del embrutecimiento de una poblacin cada da ms inculta y ms manipulable? Por lo tanto, no voy a esforzarme demasiado por desmentir los contenidos de esa basura de programa llamado Palabra de Gitano . Solo dir que todo lo que sale en l es mentira, o est manipulado. Los gitanos no somos as. As es como nos ven los que han imaginado y realizado el programa porque nos miran con ojos racistas llenos de prejuicios, y porque lo que buscan es la morbosidad y el esperpento.

Cierto es que han contado con un grupo de individuos gitanos que han colaborado, pero ellos sabrn por qu lo han hecho. No somos as. Quizs lo sean los que ha salido en el programa, no lo s, pero no tienen derecho a hablar en nombre de los dems. Que lo hagan en nombre de su familia si piensan as. Que lo hagan en nombre del que le haya dado permiso para ello, pero no en mi nombre, no en el nombre de mi familia, no en nombre de cientos de miles de personas que nada tienen que ver con esa imagen.

Yo, que soy gitano porque lo eran mis padres y los padres de mis padres y porque quiero serlo, declaro que no estoy de acuerdo en nada de lo que en ese programa se ha dicho sobre nosotros. Declaro que no me identifico con esos ritos y esas costumbres de la forma que han sido presentadas y defendidas por los gitanos que aparecen en el programa. Declaro que creo en la igualdad plena del hombre y de la mujer. Defiendo que todas las personas hombres y mujeres tengan los mismos derechos y las mismas libertades, incluida la libertad sexual. Declaro que no acepto ms leyes que las que son comunes para todos los espaoles y que no acepto ms tribunales que los legalmente establecidos. Creo que la dignidad del ser humano, y su derecho a realizarse como persona, y ser feliz, estn por encima de cualquier tradicin o costumbre. Creo que todos los grupos tnicos tienen derecho a mantener su cultura, pero est tiene que ser compatible con la cultura humana universal que se inspire en los valores de la no violencia, de la paz, de la igualdad y la libertad y con los derechos de los individuos. Y creo que precisamente poblaciones minoritarias como la nuestra, que siempre ha sido marginada y despreciada, deben ser las principales defensoras de esos valores, porque son las armas con las que se pueden defender. No podemos dar argumentos a aquellos que nos criminalizan ni debemos colaborar con ellos, presentando como elementos de la cultura gitana comportamientos y actitudes que muchas veces no son ms que frutos de la ignorancia o de la marginalidad y que los racistas presentan como comunes a todo el pueblo gitano.

 La comunidad gitana espaola es muy amplia y diversa. Y aunque exista un sentimiento comn, una emotividad colectiva indudable, existen enormes diferencias culturales, sociales, e, incluso, territoriales. La relacin entre unos grupos y otros de gitanos, es prcticamente inexistente. Y las formas de entender y practicar algunos ritos y tradiciones que pueden ser comunes en su origen, son muy distintas. Lo mismo que ocurre entre los gitanos de unos pases y los de otros. Por lo tanto, pretender que un grupo de gitanos pueda representar a todos los dems en su forma vivir, de expresarse, o de entender la misma identidad gitana, ser siempre un fraude y una simplificacin cargada de prejuicios, que solo puede provocar ms aislamiento y rechazo.

Agustn Vega Corts. Presidente de Opinin Roman

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter