Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2013

El Gobierno provisional de Tnez firma un acuerdo secreto con el FMI que compromete el futuro del pas
La dictadura de la deuda oprime a Tnez tras la revolucin

Gladys Martnez Lpez
Peridico Diagonal


Estrictamente confidencial, pone en cada una de las 16 pginas de un documento que el Gobierno provisional tunecino intentaba mantener oculto. Se trata de una carta de intenciones dirigida a Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, que debe ir firmada por el ministro de Finanzas y el gobernador del Banco Central de Tnez, un memorndum de polticas econmicas y financieras y un calendario mes a mes de las reformas de ajuste estructural que aplicar Tnez para recibir un prstamo de 2.700 millones de dinares (1.350 millones de euros) de la institucin financiera internacional.

A pesar de que el documento est aparentemente redactado por el Gobierno tunecino, consultado al respecto, Fathi Chamkhi, de Raid-Attac-Cadtm de Tnez, considera que esta carta de intenciones est preparada por los tecncratas del FMI y el Gobierno lo firma como si fuera su propio programa. Ahora el FMI dice que es el Gobierno el que ha recurrido a ellos, como alguien que llama a los bomberos para apagar un fuego. Adems, el Ejecutivo, liderado por el partido islamista Nahdha, niega ahora que el acuerdo est ya firmado. Sin embargo, algunas de las medidas planteadas en l, como el aumento del precio de los carburantes o la auditora sobre los bancos previa a su reforma, ya se han puesto en marcha, y el da 8 de abril se espera una visita del FMI al pas.

Tres grandes reformas

Del programa, que ser supervisado paso a paso por el FMI, se extraen tres grandes reformas. La primera pretende reducir la debilidad de los bancos, pero ira encaminada al saneamiento con dinero pblico de los mismos para su posterior privatizacin. El propio documento confidencial habla de hacer frente a eventuales necesidades de recapitalizacin de los bancos pblicos, que se decidir en funcin del futuro papel del Estado en ellos y no excluye la posibilidad de fusionar ciertos bancos o sacar al Estado de los mismos. Los bancos pblicos tienen mucho dficit y antes de venderlos quieren recapitalizarlos para socializar las prdidas debidas a la gestin mafiosa y burocrtica del rgimen de Ben Ali. Para ello, el FMI va a prestar dinero y despus el pueblo va a devolverlo, dice Chamkhi. Un 2,6% del PIB, unos 1.780 millones de dinares, podran destinarse a este objetivo. Con este fin, se ha iniciado a primeros de abril una auditora de los tres mayores bancos pblicos del pas, denunciada por la Orden de los Expertos Contables, que generalmente hace este tipo de auditoras y que esta vez ha sido apartada en favor de empresas extranjeras.

La segunda, la reforma del impuesto de sociedades, est prevista para junio de este ao, para equiparar el rgimen fiscal de las empresas on shore, las tunecinas, que pagaban un 30% de impuestos, al de las off shore, extranjeras o de exportacin, exoneradas de impuestos durante 10 aos. Para igualar los dos regmenes, en vez de aumentar la fiscalidad a las empresas off-shore, van a disminuir la presin fiscal on-shore, y por tanto van a disminuir los ingresos. Por un lado dicen que Tnez tiene un dficit presupuestario y que hay que recortar gastos, y por otro reducen los ingresos, por lo que aumentan el dficit, afirma Chafik Ben Rouine, de Auditemos los Crditos Hacia Tnez (ACET). Segn Chamkhi, Tnez podra encaminarse hacia un paraso fiscal. Y quin va a pagar despus? No son los ricos, puesto que ellos van a pagar menos, sino el pueblo. Intentarn suprimir las subvenciones de los productos bsicos, van a aumentar los precios, van a poner ms impuestos al consumo, a los ingresos, a los salarios, reducir las cargas sociales del Estado.

La tercera gran medida, relacionada con la anterior, ser la aplicacin de un nuevo cdigo de inversiones, con el objetivo de apoyar a un crecimiento equilibrado impulsado por el sector privado. Segn Ben Rouine, la modificacin de este cdigo no se ha debatido en Tnez, lo ha elaborado la IFC, institucin inversora del Banco Mundial, que invierte en Tnez y a la vez escribe el cdigo, por lo que existe un gran conflicto de intereses. Ben Rouine mantiene que el nuevo cdigo favorecer mucho a los inversores extranjeros, les ofrecer las tierras y el pas.

La anulacin de las medidas de restriccin a los crditos bancarios, la eliminacin del techo sobre los intereses, el establecimiento de un nuevo sistema de fijacin de precios de la energa, la eliminacin de las subvenciones a los productos bsicos, adems de la posible privatizacin de importantes empresas pblicas, constituyen otras de las medidas previstas.

Gobierno de transicin, decisiones permanentes

Tenemos la determinacin de aplicar nuestro programa con vigor, especifica la carta de intenciones que precede al memorndum de polticas econmicas y financieras que, afirman, contamos poner en marcha en el perodo 2013-2015, obviando que este Gobierno de transicin, una vez aprobada la Constitucin, a ms tardar a finales de este ao, deber ser sustituido por otro emanado de unas nuevas elecciones. El acuerdo es antidemocrtico e ilegtimo. El Gobierno no ha sido elegido directamente y no tiene derecho a firmar algo as. Los tunecinos han elegido una Asamblea para escribir una Constitucin, no un Gobierno para firmar un programa con el FMI que va a romper la sociedad, dice Chamkhi.

Las nuevas medidas de ajuste previstas pueden ahondar el malestar de un pueblo incapaz ya de hacer frente a una inflacin superior al 6%, mientras que las vagas medidas de apoyo a los ms desfavorecidos anunciadas en el documento no estn teniendo aplicacin prctica. El prstamo puede salir caro a un pueblo que hace poco ms de dos aos se levantaba contra Ben Ali reclamando, en primer lugar, reformas econmicas y sociales. No en vano, Tnez haba sufrido, desde la llegada del dictador al poder en 1987, sucesivos programas de ajuste estructural dictados por el FMI y el Banco Mundial que contribuyeron, junto a la rapia de la camarilla que rodeaba a Ben Ali, a dejar a importantes partes del pas en la situacin de abandono y subdesarrollo que empuj al pueblo a levantarse. De hecho, entre 1987 y 2011, la deuda de Tnez se increment, prstamo a prstamo, desde los 5.000 hasta los 30.000 millones de dinares (15.000 millones de euros), fondos perdidos en las redes de corrupcin de la familia en el poder, algunos de ellos depositados en bancos extranjeros, mientras el pas pasaba del puesto 78 del ndice de Desarrollo Humano en 1993 al puesto 94 en 2011. Hoy Tnez destina al pago de la deuda anualmente seis veces el presupuesto de sanidad.

El FMI est haciendo que Tnez no se libere de la dominacin del gran capital internacional. Quieren que las revoluciones se queden bajo la dominacin del FMI y del Banco Mundial. Esto es una guerra y los tunecinos no estn al corriente de todo, afirma Ben Rouine. Una de las bases de la injerencia, explica, es la Asociacin de Deauville, el marco bajo el que se firman los prstamos destinados a Tnez, surgido durante el G8 celebrado en Francia en mayo de 2011, pocos meses despus de la revolucin, y que es un marco general de la UE, el G8 y los pases del Golfo para intervenir en las revoluciones rabes. Bajo este marco, el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo y la UE prestaron a Tnez el ao pasado mil millones de euros que aumentaron su endeudamiento.

Auditora de la deuda

Para oponerse a la sangra econmica del pas, en agosto de 2012 se present ante la Asamblea Nacional Constituyente un proyecto de ley -firmado por diputados de todos los partidos excepto Nahdha- que pide una auditora de la deuda para determinar, siguiendo el ejemplo de Ecuador, qu parte es deuda odiosa proveniente de la dictadura de Ben Ali y poder suspender sus pagos. Sin embargo, el proyecto se encuentra bloqueado desde entonces. Hemos peleado para que se presentara el proyecto, ahora peleamos para que se debata, y despus pelearemos para que se apruebe y se aplique. Y debe aprobarse antes de que acabe el perodo de transicin, porque si no ser anulado, dice Ben Rouine, que afirma que Nahdha no quiere que se debata para no tener que posicionarse, pues tienen miedo de perder el apoyo de las instituciones financieras internacionales.

Para dar un empujn ms a este movimiento en contra de la deuda, se celebraba en Tnez, dos das antes del Foro Social Mundial, el primer Encuentro Mediterrneo contra la Dictadura de la Deuda, con la participacin de organizaciones de 19 pases, del que sali una declaracin conjunta en defensa de la soberana de los pueblos y de la liberacin del yugo que supone la deuda externa. Ahora, con el encuentro mediterrneo, hemos lanzado una peticin nacional que pide que se debata y se vote el proyecto de ley y vamos a recoger decenas de miles de firmas. Tenemos que ganar centmetro a centmetro. Es necesario que la gente se movilice, concluye Chamkhi.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/global/la-dictadura-la-deuda-oprime-tunez-tras-la-revolucion.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter