Portada :: Venezuela :: La muerte de Hugo Chvez
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2013

El legado de Chvez en la Revolucin Bolivariana

Miguel Urbano Rodrigues
Rebelin


La atmsfera de Caracas en vsperas de las elecciones era la de la capital de un pas hurfano.

Cuando all desembarqu, das despus del funeral de Chvez, El Comandante, como si vivo estuviera, continuaba a polarizar el discurso de los defensores de la Revolucin y el de la oposicin.

El elogio y el insulto al ex-presidente ocupaban el tiempo y el espacio en la televisin, en la radio, en los peridicos.

Pero el forastero recin llegado se daba cuenta inmediatamente de que Nicols Maduro ser elegido el prximo da 14, obteniendo una confortable mayora.

Al partir para Cuba en diciembre, a fin de ser sometido a una nueva operacin del tumor cancergeno, Hugo Chvez indic el sucesor que debera asegurar la continuidad de la Revolucin. Estaba consciente de que su esperanza de sobrevivir a una ciruga compleja era escasa. Amando intensamente la vida, presenta la proximidad de la muerte. Y el mensaje funcion.

Por qu Maduro y no Elas Jaua preguntaban muchos de los extranjeros que participaron en el X Encuentro de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad, realizado en Caracas 25 y 26 de marzo?

Elas, ministro de Asuntos Exteriores desde inicio de ao, es un intelectual muy culto con una slida formacin poltica. Socilogo, ex-profesor de la Universidad Central de Venezuela, desarroll un trabajo notable como ministro de la Agricultura. Pero no es un comunicador; le falta carisma. En las ltimas elecciones concurri al gobierno del Estado de Miranda y perdi. Fue derrotado por Capriles Radonski, el lder de la heterognea coalicin de fuerzas de la derecha que ahora se presenta nuevamente como candidato a la Presidencia.

Maduro es un ex-maquinista del Metro que subi a pulso, un caribeo que de Chvez hered la imaginacin, el sentido del humor, el temperamento fogoso, la capacidad de comunicar con los excluidos y transmitir en un lenguaje directo y simple el sueo de Bolvar. Los medios de comunicacin reaccionarios y los seores de la gran burguesa le llaman el Encargado y contestaron desde el inicio su Presidencia interina, afirmando que la transferencia de poder era ilegtima, violando la Constitucin. No fue ese sin embargo el parecer del Supremo Tribunal.

El pueblo, sujeto de la Historia, aprob la decisin de Chvez y la popularidad de Maduro creci de semana en semana.

La conspiracin en marcha

Por s solo, la participacin de altas personalidades de la Administracin Obama, incluyendo Hillary Clinton, en la campaa de calumnias desencadenada en los EUA contra la Revolucin Bolivariana constata la certeza de que el imperialismo va a intensificar su ofensiva para desestabilizar el pas en las prximas semanas.

La famosa agencia de rating Moodys se apresur a rebajar la nota de Venezuela despus de la devaluacin del bolvar en un 31,7%. El The New York Timkes y el Wall Street Journal esbozan un panorama catico de la situacin econmica y financiera. Mienten sin pudor alguno. La medida y otras simultneas -como la extincin del Sistema de Transacciones con Ttulos en Moneda Extranjera, SITME- fue una respuesta indispensable a los ataques especulativos de los grandes grupos econmicos contra la moneda nacional. La fuga de dlares del pas haba asumido proporciones alarmantes. Y el volumen de cambio en el mercado negro haba aumentado mucho, coincidiendo con el desabastecimento de algunos productos de primera necesidad.

El comercio contina a ser dominado por un reducido nmero de grupos econmicos. El ao pasado, de 59.000 millones de dlares de bienes importados, 30.000 millones fueron controlados por el sector privado.

 

Los problemas de desabastecimento provocados artificialmente recuerdan situaciones ocurridas en Chile durante el gobierno de la Unidad Popular. Sin ninguna justificacin, de repente, desaparecen de la red de supermercados artculos esenciales. Despus reaparecen, pero faltan otros.

Venezuela importa casi el 30% de los alimentos. Gracias a los progresos de la Reforma Agraria, es hoy prcticamentre autosuficiente en carnes y lcteos.

El enorme aumento del consumo de muchos productos contribuye tambin al desabastecimiento. Millones de personas que no tenan acceso, antes de la Revolucin, a determinados bienes pueden ahora adquirirlos gracias al aumento de los salarios y a otro modelo de vida.

Luchar victoriosamente contra el sabotaje de la economa es tarea difcil por el control que la oposicin tiene de los principales medios de comunicacin social.

El aumento de la inflacin es tambin inseparable de la permanente ofensiva de las fuerzas contrarrevolucionarias, en una sociedad en la cual el modo de produccin y las relaciones de produccin continan siendo capitalistas.

Pero carecen de fundamento las informaciones sobre la inminencia de una crisis financiera. Las reservas en divisas de Venezuela son de las mayores del mundo gracias al flujo de dlares proporcionado por la exportacin del petrleo.

Discpulo de Chvez

Los extranjeros que participaron en el X Encuentro de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad tuvieron la oportunidad de mantener con Nicols Maduro una conversacin que dur horas, iniciativa solamente posible, por la atmsfera democrtica existente en un pas de Amrica Latina que se propone construir el Socialismo.

En el gran saln Bicentenario del Hotel Alba fue montada una mesa triangular rodeada de bancos altos con soportes metlicos para apoyar los pies. En un lateral se sent Maduro. En los otros dos Garca Linera, vicepresidente de Bolivia, el cineasta argentino Tristn Bauer, el periodista venezolano Earle Herrera y Elas Jaua, ministro de Asuntos Exteriores. Alrededor de la mesa, en tres bancos, ocuparon lugares unos 60 invitados extranjeros, entre los cuales el norteamericano Ramsey Clark y la colombiana Piedad Crdoba. El escenario me hizo pensar en un teatro elisabetiano en el da del estreno de una pieza de Shakespeare.

No tom notas. Maduro abri las intervenciones. Habl improvisando, largamente. Del Comandante, hroe tutelar, de su grandeza, de su obra, de su lucha permanente contra el imperialismo y contra los golpistas y contrarrevolucionarios de mltiples formas. Evoc episodios reveladores de la excepcionalidad y del humanismo de Chvez, habl sobre todo del legado del Comandante, del desafo que representa para los compaeros y su pueblo dar continuidad a la Revolucin rumbo al Socialismo.

Maduro no es marxista y probablemente no estudi a Marx ni a Lenin. Su discurso es coloquial, emotivo, pero el mensaje, la opcin revolucionaria, fue asimilada por aquella audiencia atpica y algo heterognea.

Despus hablaron los otros cuatro miembros de la Mesa, cada cual dejando transparecer su mundividencia. Garca Linera, en la apologa de Chvez, expres otra vez una visin acadmica no marxista de las avanzadas revolucionarias en marcha en Amrica Latina.

Maduro coment esas intervenciones, despus respondi a una lluvia de preguntas.

El ambiente era de encantamiento. El encuentro finaliz con msica, poesa, canciones revolucionarias, una de ellas de una joven mozambiquea.

Salud

Desafos en cadena

Maduro va a ser elegido el da 14. Casi seguro con una ventaja sobre Capriles superior a la obtenida por Chvez. Eso porque, muerto, Chvez ser el gran elector.

l es consciente de las enormes dificultades que tendr que superar. Es un discpulo, un continuador, un bolivariano, pero no es Hugo Chvez.

En pocas semanas ya marc un estilo propio.

Su presencia en la Conferencia Nacional del Partido Comunista de Venezuela sorprendi a algunos observadores. El hecho de que el PCV haya proclamado Maduro como su candidato a la Presidencia antes que el propio Partido Socialista Unido de Venezuela parece indicar que el futuro jefe del Estado pretende reforzar la cooperacin con todas las fuerzas revolucionarias que se enfrentan con firmeza en el pas por la difcil construccin del Socialismo.

Uno de los grandes desafos a enfrentar sern las complejas relaciones con Colombia.

Desde la poca de Bolvar el dilogo entre los dos pases -unidos por un periodo brevsimo- fue siempre difcil. Colombia es su principal socia econmica en Amrica Latina. Millones de inmigrantes colombianos trabajan en Venezuela

Durante los gobiernos de lvaro Uribe la amenaza de una guerra de baja intensidad en la frontera occidental fue muy real. Tropas colombianas y bandas de paramilitares penetraron muchas veces en territorio venezolano persiguiendo combatientes de las FARC. El precedente criminal de Sucumbos, cuando la Fuerza Area colombiana bombarde el campamento del comandante Ral Reyes, no fue entonces olvidado.

Con Juan Manuel Santos las relaciones con Bogot mejoraron mucho. Pero el rgimen colombiano es en la prctica una dictadura oligrquica con matices fascistizantes. Ocho bases militares de los EUA instaladas en el pas son prueba de que es una semicolonia.

Un desenlace en las conversaciones de la Mesa de Dilogo de La Habana entre las FARC y el gobierno de Bogot que trajera una Paz autntica a Colombia mejorara las relaciones con Venezuela. Pero es improbable que eso suceda.

La eleccin de Nicols Maduro -repito- es casi una certeza. Pero sera poco responsable avanzar con previsiones sobre el rumbo del proyecto bolivariano de construccin del Socialismo en Venezuela. La Administracin Obama har todo lo posible para inviabilizarlo.

De Caracas regreso con la conviccin de que la solidaridad internacionalista con el pueblo de Bolvar y los dirigentes que asumen el legado de Hugo Chvez tiene una gran importancia en el contexto de la actual crisis mundial.

Vila Nova de Gaia,Portugal , 2 de abril de 2013

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter