Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2013

El gran secreto del otro paraso

Fander Falcon
El Telgrafo


Qu diramos si un asesino escondiera su arma en una embajada? Sera una ofensa contra nuestro pas. Sin embargo, eso es lo que a diario hacen en el mundo los evasores de impuestos o, peor an, los malversadores de fondos pblicos. Esconden el dinero robado a los programas sociales que salvan y mejoran la vida de los pueblos. Dnde? En los parasos fiscales, cuyos gobiernos anteponen su codicia a la solidaridad entre naciones.

Aunque conocemos cules son esos parasos, el club de los pases ricos pretende ser el jurado calificador de esta categora. Y pensar que algunos de esos mismos pases fueron parasos fiscales en el pasado. El mundo da sus vueltas.

Reconocemos como parasos fiscales a aquellos lugares donde la informacin bancaria y societaria se mantiene en secreto y donde el pago del impuesto a la renta es casi inexistente. Son los parasos de la informacin oculta y, al mismo tiempo, los refugios del dinero ilcito.

Y ahora, en nuestra era digital, se filtran nuevos 'leaks' con los nombres de los bienaventurados vacacionistas de los parasos fiscales y estalla la guerra de interferencias en el internet. No hay libertad de informacin.

Hago estos comentarios a propsito de la divulgacin internacional de los "Offshore Leaks", que son cables revelados -una analoga de los famosos WikiLeaks, o sea, de los informes annimos y documentos filtrados, cuyo contenido es sensible, y que se han hecho pblicos por intermedio de una organizacin sin fines de lucro- por iniciativa de un Consorcio Internacional de Periodistas que investiga los movimientos en los parasos fiscales de cerca de 120 mil empresas y de depsitos de miles de personas a lo largo y ancho del mundo.

Aparecen ya los primeros nombres... Se revelan los nmeros premiados.

Ser muy interesante ver la resonancia que le darn al descubrimiento de este gran secreto el Financial Times, el Wall Street Journal, el Washington Post, el New York Times, The Economist. Veamos. Simplemente veamos.

Se trata de una nueva ocasin para medir el poder y la trascendencia real que tienen los "leaks" del sistema, en una "sociedad de la informacin" que parece heredera de sus taras ms viles. Ojal hagan algo de ruido o al menos sientan un poco de vergenza porque, como se sabe, en este caso, el robo tambin se convertira en un acto legal ante los ojos del mundo.

Los parasos, con los que toda gente de buena voluntad suea, deberan ser aquellos jardines hermosos y mgicos donde coexistan en paz los seres humanos y la naturaleza, y no el lugar vergonzoso donde el capital esconde otro de sus aberrantes secretos.

http://www.telegrafo.com.ec/opinion/columnistas/item/el-gran-secreto-del-otro-paraiso.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter