Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2013

Samer Issawi... El discurso del hambre

Issa Qaraqe
hyas.ps


Israeles:

Soy Samer Issawi en huelga de hambre durante ocho meses consecutivos, tendido en uno de sus hospitales llamado Kaplan. En mi cuerpo hay un aparato mdico conectado a una sala de vigilancia las 24 horas del da. Mis latidos son lentos y silenciosos y pueden detenerse en cualquier momento, y todo el mundo, mdicos, funcionarios y oficiales de inteligencia estn esperando mi cada y el fin de mi vida.

Opt por dirigirme a ustedes: intelectuales, escritores, abogados y periodistas, asociaciones y a los activistas de la sociedad civil. Les invito a visitarme, para ver un esqueleto atado a su cama de hospital, y alrededor de l tres carceleros exhaustos. A veces tienen sus apetitosas comidas y bebidas a mi alrededor.

Los carceleros ven mi sufrimiento, mi prdida de peso y mi gradual desaparicin. Con frecuencia miran sus relojes, se preguntan con sorpresa: cmo este cuerpo daado tiene tal exceso de tiempo de vida?

Israeles: Estoy buscando un intelectual para un combate imaginario, o para hablar con su rostro en los espejos. Quiero que mire a la cara y observe mi estado de coma, que sea capaz de remover la plvora de su pluma y de su mente el sonido de las balas, entonces ver mis rasgos tallados profundamente en sus ojos. Yo lo ver y l me ver a m, lo ver nervioso por las preguntas sobre el futuro, y l me ver, un fantasma que se queda con l y no se va. Usted puede recibir instrucciones para escribir una historia romntica acerca de m, y usted podra hacerlo fcilmente despus de despojarme de mi humanidad de m, va a observar a una criatura con nada ms que una caja torcica, respirando y ahogndose con el hambre, perdiendo la conciencia de a ratos.

Y, despus, su fro silencio. La ma ser una historia literaria o de los medios de comunicacin que se agrega a su currculo y cuando sus alumnos crezcan, van a creer que los palestinos mueren de hambre frente a la espada israel de Gilad, y entonces usted se regocijar en este ritual funerario y en su superioridad cultural y moral.

Israeles:

Soy Samer Issawi el joven "Arboush" -trmino despectivo hacia los rabes usado en Israel (N del T)- de acuerdo con sus trminos militares, el jerosolimitano, a quien arrestaron sin cargo alguno, salvo el salir de Jerusaln a los suburbios de Jerusaln. Yo, que ser juzgado dos veces por ningn cargo, ya que es la milicia que impera en su pas y el aparato de inteligencia quienes deciden, y todos los dems componentes de la sociedad israel lo nico que tienen que hacer es permanecer en su trinchera y esconderse en la fortaleza que mantiene lo que se llama una pureza de identidad, para evitar la explosin de mis sospechosos huesos. No he odo a ninguno de ustedes interferir para detener el fuerte gemido de la muerte, es como si cada uno de ustedes se hubieran convertido en sepultureros y todo el mundo lleva su traje militar: el juez, el escritor, el intelectual, el periodista, el comerciante, el acadmico y el poeta. Y no puedo creer que toda una sociedad se haya convertido en en los guardianes de mi muerte y mi vida, o tutores de los colonos que corren tras mis sueos y mis rboles.

Israeles: morir satisfecho. No acepto ser deportado fuera de mi patria. No acepto sus tribunales y su gobierno arbitrario. Si has venido por las Pascuas a mi pas y lo destruiste en nombre de un Dios de un tiempo antiguo, no hars pascuas sobre mi elegante alma que ha declarado la desobediencia. Mi alma se ha sanado y vol y celebra todo el tiempo tu deficiencia. Tal vez entonces entenders que la conciencia de la libertad es ms fuerte que la conciencia de la muerte.

No hagas caso a esos generales y a los mitos polvorientos, por que los derrotados no quedarn derrotados, y el vencedor quedar como tal. La historia no slo se mide por las batallas, las masacres y las prisiones, sino por la paz con los dems y con uno mismo.

Israeles: Escuchad mi voz, la voz de nuestro tiempo y el vuestro! Librense de ustedes mismos del exceso de poder codicioso! No se queden prisioneros de los campos militares y las puertas de hierro que han cerrado sus mentes! No estoy esperando un carcelero para liberarme, estoy esperando que ustedes puedan liberarse de mi memoria.

Issa Qaraqe es el ministro de la Autoridad Palestina encargado de los presos.

Fuente: http://hyas.ps/en/index.php/en/k2-category/palestinian-affairs/item/148-hunger-speech-by-samer-issawi

Texto original en rabe: http://arabsolaa.com/articles/view/108505.html%2520/

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter