Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2013

Tirar de la manta

Jaime Richart
Rebelin


Cuntas veces hemos ledo titulares acerca de que el poltico o asociado sorprendidos saqueando las arcas pblicas est dispuesto a tirar de la manta? Pero an estamos esperando el: "Fulano acaba de tirar de la manta"; y a continuacin la lista de forajidos... Sin embargo, dos personajes ya lo han hecho, cada uno a su manera: el ex tesorero del PP y el socio del yerno del rey.

Lo que ocurre es que los turiferarios y devotos a favor de los de la lista (muchos de ellos parte del poder), en lugar de unirse a la justicia para propiciar el escarmiento niegan cnicamente las evidencias y ponen palos entre las ruedas en el carro que conduce a la verdad

Pues no otra cosa que "verdad" son esos "papeles" que apuntan los sobresueldos recibidos por los jerifaltes del PP no declarados al fisco, a cuenta de donativos a cambio de adjudicaciones de obra. Y verdad es porque todo viene ya precedido de fundadas sospechas de que eso es justamente lo que hace un partido que se pasa su corta historia con engaos, chanchullos, tejemanejes y prepotencia.

Aunque quien en el primer caso est tirando de la manta es virtualmente annimo, todo parece apuntar a que es el propio ex tesorero que dice sentirse abandonado por el partido y tiene miedo.. Porque cuando la mayora absoluta va acompaada del control de las instituciones, de miembros clave de los tribunales y desde luego de la fiscala, cualquier cosa se puede esperar de maniobras para desvirtuar cualquier proceso penal. El caso Naseiro feneci por ese motivo, y la inhabilitacin perpetua del juez Garzn abort parte de la Grtel aunque quedaron flecos, como la comisin rogatoria respondida por un banco suizo.

El socio del yerno del rey tambin va tirando a su manera de la manta; dosifica al juez los correos que evidencian la participacin en el desvalijamiento de dinero pblico, tanto por parte del autor principal, como de su mujer y hasta de su suegro.

Todo, tretas de pcaros. Pero aun as, todava muchos se resisten (incluido el fiscal) a ver lo que ve el juez y el resto del mundo: que la seora hija del rey est tan pringada como su marido en las estafas probablemente facilitadas en algn caso por el padre regio.

Pero en este pas siempre ocurren cosas impensables en otros con los que los "patriotas" se quieren homologar. Por eso, a pesar de la igualdad deseada y consagrada entre el varn y la fmina; a pesar de que las seoras del comn de los ciudadanos saben de su pareja ms que ellos mismos, las esposas o parejas de los pcaros quieren hacernos creer que no saben de la misa a la media de las andanzas turbias del chorizo con quien conviven. Ni la Pantoja sabe nada de lo que haca Julin Muoz; ni la mujer de Brcenas sabe cmo se ha enriquecido escandalosamente su marido; ni la famosa ministra Mato conoce el origen de regalos de la Grtel; ni la tal Cristina, licenciada en C. Polticas y Consejera de la Caixa, nada menos, tiene pajolera idea de los timos a que se dedicaba el padre de sus hijos...

Deca que no se sabe de nadie que tire de la manta. Pero cuando alguien se decide a hacerlo porque le han pillado y delata a sus jefes, toda clase de barreras son alzadas por los cretinos para proteger a los beneficiarios de la felona. Les importa poco a los necios, que hasta que Espaa no se sacuda la mordida, la picaresca y la podredumbre que infecta a todos los poderes, no podr decirse que ste no sea el pas de Europa ms irresponsable; trmino, por cierto, que no se les cae de la boca precisamente a los polticos ms irresponsables.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter