Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2013

Los retos de Maduro
Victoria mnima del Chavismo

Rafael Rico Ros
Rebelin


A las 23:16 de la noche, hora venezolana, el Centro Nacional Electoral, CNE, lee el primer boletn con resultados irreversibles. Con un escrutinio del 99,12% Nicols Maduro Moros, gana las elecciones presidenciales de 2013 con un 50,66% y 7.505.338 votos, frente a un 49,07% y 7.270.403 votos, de Capriles Radonsky. La noche caraquea rompe un silencio tenso que pareca interminable con una avalancha de gritos que hasta el mismsimo Chvez pudo escuchar desde el ms all.

Son 17 victorias del Chavismo en 18 procesos electorales a lo largo de 14 aos y la primera con la ausencia de Hugo Chvez. La participacin ha sido del 78,71% lo que supone slo un 3% menos que las elecciones presidenciales del 7 de octubre. El Chavismo gana por apenas 300.000 votos, con unos resultados mucho menores que los que pronosticaban las encuestas y demasiado justos para la estabilidad del pas y la oposicin venezolana pide contar todos los votos para reconocer los resultados.

An as se trata de una nueva victoria del Chavismo cuya primera conclusin es que se confirma que la Revolucin Bolivariana no es slo Hugo Chvez, se trata de un verdadero movimiento poltico y social. Por otro lado, en esta campaa electoral se ha puesto de manifiesto que la oposicin venezolana est conformada por un grupo heterogneo de partidos polticos, sin una direccin poltica clara, cuyo nexo de unin, ms que una cuestin ideolgica, ha sido, hasta ahora, sacar a Chvez del poder y acabar con el Chavismo.

Esto demuestra que uno de los ms importantes legados de Hugo Chvez haya sido formar un poderoso movimiento ideolgico de izquierdas y romper con el paradigma de la poltica venezolana caracterizada por el juego de partidos unidos slo por un conjunto de intereses personales sin apenas fondo ideolgico.

Esta campaa electoral ha sido muy corta, apenas 10 das, caracterizada por marchas maratonianas y exhibiciones de convocatorias por uno y otro bando, donde el debate poltico ha estado marcado por las cuestiones sociales. El Chavismo ha conseguido que la derecha venezolana centre su discurso en los aspectos sociales y que los ms pobres sean los protagonistas de las campaas.

A pesar de esta nueva orientacin social del discurso de la derecha, los medios de comunicacin comerciales han tratado de des-ideologizar la campaa centrando su cobertura comunicacional en la ancdota y ridiculizando el Chavismo. En algunos casos se ha cado en la trampa y el Chavismo se ha enredado en el debate de estas ancdotas difundidas por los medios comerciales, en lugar de analizar la profundidad del debate de lucha de clases y construccin de una nueva sociedad ms justa.

La sociedad venezolana, con su Revolucin Bolivariana, ha conseguido poner sobre la mesa el debate de las contradicciones sociales. El votante chavista, que ha mantenido el apoyo al proceso, ha demostrado que no le importan las ancdotas, ni la imagen, ni las formas, le importa un compromiso poltico que ha adquirido en los ltimos tiempos y, muy especialmente, con la muerte de Hugo Chvez.

La campaa electoral ha estado marcada por la fuerza del lema: Chvez te lo juro. Un lema que va ms all del Chvez, lo juro, mi voto es pa' Maduro, como se ha cantado y coreado una y otra vez durante toda la campaa. Chvez te lo juro nace de un sentimiento popular aparecido los das posteriores a la muerte de Hugo Chvez. Se trata de un fuerte compromiso poltico interiorizado por miles de venezolanos y venezolanas que se fue fraguando los das despus de la muerte de Chvez y que le da una nueva dimensin a este proceso.

La derecha derrotada, que una vez ms ve cmo los inmensos recursos energticos de la primera reserva mundial de petrleo se escapan de su control por apenas 300.000 votos, no acepta los resultados y trata de denunciar un fraude electoral.

Es posible que haya habido fraude?

La otra cara de la campaa ha estado marcada por el fantasma del no reconocer los resultados electorales por parte de la oposicin venezolana y la crtica al sistema electoral en caso de un resultado ajustado como el que finalmente se ha dado.

Sin embargo, el sistema electoral venezolano ha sido observado, auditado y analizado por expertos internacionales que han reconocido su fiabilidad, transparencia y confianza. El ex presidente de EEUU, Jimmy Carter, que a travs del Centro Carter ha actuado como observador internacional en distintos procesos electorales de todo el mundo incluido el venezolano, dijo de este sistema electoral: "De las 92 elecciones que hemos monitoreado, yo dira que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo

Venezuela posee un sistema de votacin totalmente automatizado desde el ao 2004. Utiliza un sistema con 16 auditoras, en todas las fases del proceso electoral que son acordadas y aprobadas por todos los partidos polticos participantes.

Para hacernos una idea de la fiabilidad del proceso, podemos ver el acto electoral en la siguiente ilustracin:



Fuente: Consejo Nacional Electoral


Previamente al acto electoral, se auditan, con todos los actores polticos que intervienen en el proceso, las mquinas electorales, el software y los sistemas de transmisin. Durante el acto electoral, que vemos en el esquema, el elector comprueba su identidad a travs de un sistema de comprobacin de huellas dactilares que activa la mquina de votacin, marca su voto directamente en la pantalla de la mquina, confirma su voto, la mquina emite un comprobante fsico con el voto seleccionado que el votante comprueba e introduce en una urna. Cada voto queda almacenado de manera aleatoria en la memoria de la mquina de votacin que no transmite hasta que finalice el proceso.

Al final del proceso, aleatoriamente, los miembros de cada mesa, con los delegados de cada partido y en presencia del pblico que lo solicite, eligen un 54% de urnas para cotejar los votos almacenados con los comprobantes fsicos. Estudios estadsticos demuestran que sera suficiente con cotejar un 5% de las mesas para detectar irregularidades. Sin embargo, Nicols Maduro acepta la peticin de la oposicin de auditar el 100% de las mesas, lo que supondra prolongar el tiempo de espera para los resultados definitivos en un clima de polarizacin y tensin poltica.

Una vez finalizado el proceso de votacin en cada centro electoral, los votos son transmitidos con tramas cifradas a travs de una red segura de la empresa pblica de telecomunicaciones CANTV y son recibidos por el sistema de totalizacin que comprueba la autenticidad de los envos. Todo el sistema de transmisin utiliza firma electrnica con claves compartidas por el CNE, las organizaciones de todos los partidos polticos y el proveedor tecnolgico, lo que obliga que los accesos deban ser aprobados por todas las partes.

Roso Grimau, tcnico electoral que asiste al CNE en representacin del Partido Comunista de Venezuela, nos indica que los 16 procesos de auditoras incluyen: 1.- la auditora al Registro Electoral, 2.- la auditora a la produccin de los Cuadernos de Votacin, 3.- la auditora a la fabricacin del desengrasante y la tinta indeleble, 4.- la auditora de la base de datos de personas elegibles a los Organismos Electorales Subalternos, 5.- la auditora al software de seleccin de los miembros a los Organismos Electorales Subalternos, 6.- la auditora al software de la Mquina de Votacin, 7.- la auditora a la produccin de las Mquinas de Votacin, 8.- la auditora a toda la Infraestructura Electoral, 9.- la auditora al Sistema de Totalizacin, 10.- la auditora de datos y cdigo fuente del Sistema de Autentificacin del Votante, 11.- la auditora de produccin del Sistema de Autentificacin de votantes, 12.- la auditora de predespacho del Sistema de Autentificacin de Votantes, 13.- la auditora de la Red de Transmisin de Resultados Electorales, 14.- la auditora de predespacho de Mquinas de Votacin, 15.- la auditora de Cierre y 16.- la auditora posterior.

Cada una de estas auditoras son acordadas, aprobadas y firmadas por todos los partidos polticos participantes en el proceso electoral. Sin embargo, la oposicin venezolana, a pesar de haber aceptado y aprobado todas las auditoras, mantiene las acusaciones de fraude sin pruebas con el apoyo de los medios comerciales y obliga al gobierno a admitir la auditora de la totalidad de las mesas electorales y el recuento de todos los votos.

Los retos de Maduro

Con esta mnima victoria del Chavismo, se inicia una nueva etapa en la historia de Venezuela donde Nicols Maduro tiene que responder a la responsabilidad de continuar con la Revolucin Bolivariana y debe afrontar la construccin de una nueva sociedad con una ideologa llamada socialismo del siglo XXI . Adems, tiene que mantener la unidad del Chavismo, defender el proceso de los ataques de la derecha y superar los grandes errores en la gestin del gobierno bolivariano que le estn pasando factura.

Deber superar los principales problemas que ms preocupan a la sociedad venezolana, como La violencia, la corrupcin, la ineficiencia en la gestin pblica y las distorsiones econmicas que generan fenmenos que afectan a los sectores populares como la inflacin. Deber aplicar el Programa de la Patria 2013-2019 donde estn contenidas las bases de desarrollo de Venezuela diseadas por Hugo Chvez para este periodo presidencial. Un periodo presidencial que pudiera quedar interrumpido a mitad de mandato por un referndum revocatorio, contemplado en la Constitucin Bolivariana, en caso que el gobierno bolivariano no mejore su gestin.

En el plano internacional, deber continuar con la integracin latinoamericana, la ALBA, UNASUR y CELAC, adems de profundizar en las relaciones Sur-Sur y el modelo de cooperacin para los pases del Sur, la relacin de Amrica y frica, la relacin con los Estados Unidos de Amrica, la integracin en el Mercosur y la construccin de un mundo multipolar.

Por otra parte, continuar la batalla con los medios de comunicacin comerciales y los intereses que defienden. Deber mejorar la eficiencia de los medios de comunicacin pblicos para transmitir los progresos en la gestin del gobierno, profundizar en el derecho a la informacin y aclarar el papel de los medios alternativos dentro del Sistema Nacional de Medios Pblicos.

En lo social, necesitar cumplir con el reimpulso y la revisin de las misiones sociales, fortalecer el sistema educativo y el sistema de salud. Continuar el debate del papel de la mujer en la nueva sociedad, sobre el desarrollo integral de los nios, la cuestin indgena y su enfrentamiento a los grandes terratenientes, avanzar en las polticas de inclusin social y continuar con la lucha contra la marginalidad.

Deber continuar con la Gran Misin Vivienda y el impacto que tiene en la deuda pblica, las importaciones y el crecimiento econmico. Ampliar las grandes infraestructuras del pas, continuar con la red de ferrocarriles y autopistas que des-masifiquen las principales ciudades.

En la ciencia, tecnologa y el conocimiento, deber profundizar en la soberana tecnolgica, continuar con la implantacin del Software Libre en la administracin pblica, debatir sobre la propiedad intelectual y su impacto en el desarrollo econmico y buscar mecanismos de innovacin ligados al desarrollo productivo y social.

Deber potenciar la produccin agropecuaria, la industria de alimentos y disminuir la importante importacin de alimentos. Continuar el debate sobre la cuestin petrolera, sobre la recuperacin de los sectores estratgicos del pas y mejorar la gestin de las casi 1200 empresas expropiadas. Tendr que apostar por la industrializacin del pas histricamente abandonada. Deber resolver el debate de los modelos de cogestin y autogestin obrera, empresas comunales, el cooperativismo, las empresas mixtas y las empresas pblicas transnacionales.

En cuanto a la organizacin poltica y social y el poder popular, deber continuar el debate sobre la funcin del poder popular y sus organizaciones sociales, la necesidad de la organizacin poltica, el fomentar el surgimiento de nuevos liderazgos, los consejos comunales y la comuna, el sindicalismo y el desarrollo del movimiento obrero y el campesinado.

En lo ideolgico deber desarrollar el llamado socialismo del siglo XXI, el socialismo bolivariano y reflexionar sobre el Estado burgus, la burocracia y la construccin de un nuevo Estado.

Pero quizs el gran reto para Nicols ser conseguir ganar la confianza de todos los sectores que apoyan el Chavismo, que votaron por l y que, por peticin de Hugo Chvez, depositaron en l sus esperanzas de mantener el proceso. Porque lo que le ha llevado a la victoria han sido millones de juramentos. A partir de ahora, deber ganarse un apoyo que tiene que ver con la identificacin de clase entre lderes y pueblo, dar paso al poder popular y a un liderazgo colectivo. Esa identificacin de clase y el compromiso interno de ese Chvez te lo juro de cada uno de esos millones de venezolanos y venezolanas que ahora son Chvez, es lo que podra mantener viva la Revolucin Bolivariana.

@rafaelricorios

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter