Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2013

La alianza impa de CiU y PP sobre el fracking

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


El Parlament rechaza prohibir el fracking con los votos de CiU y PP. As reza el titular de la informacin de Maiol Roger en el global-imperial antichavista de hace unos das[1]. Tomo pie en su nota.

Discuten -o aparentan discutir en ocasiones- sobre el dret a decidir y sobre asuntos relacionados con la inmersin lingstica (menudo palabro!), pero en lo sustancial, en temas econmicos y ecolgicos, y en cuestiones institucionales de fondo, estn de acuerdo en lo sustancial. Y en mil y una ocasiones y votaciones. Las derechas, desengamonos, son las derechas.

En la maana del pasado 10 de abril, Convergncia i Uni y el Partido Popular unieron sus votos una vez ms- para evitar que el Parlament cataln prohba por ley el fracking fuertemente cuestionada en el territorio. La federacin nacionalista apost por una vieja y conocida alternativa: una comisin de estudio, que quedara en poco o en nada como en tantas otras ocasiones, para evaluar los pros y los contras de la tcnica. No hay prohibicin pues. Se estudiar el funcionamiento de esta tcnica. Los diputados, segn parece, no han tenido tiempo hasta el momento; tampoco el gobierno.

Fue la coalicin ICV-EUiA, en alianza con movimientos ecologistas, quien propuso la ley para prohibir la prospeccin, exploracin, investigacin o explotacin de hidrocarburos a travs del fracking y que se considere una actividad al margen de la ley en toda Catalua. Consideran, es dato conocido, que el fracking puede provocar perjuicios significativos para el medio ambiente. En Espaa, Cantabria ya ha prohibido esta apuesta irresponsable [2].

Salvador Mil, conseller del primer gobierno tripartito (las grandes corporaciones, dirigidas probablemente por La Caixa, presionaron lo indecible, con xito y claudicacin servil del gobierno cataln, para su expulsin del gabinete), diputado actualmente de la coalicin ICV-EUiA, seal que haba riesgos medioambientales y sociales, y que esta tcnica de extraccin tiene un impacto brutal sobre el trabajo y la salud del territorio.Mil acompa sus crticas de fotografas que muestran el deterioro del territorio en Dakota del Norte, uno de las zonas de Estados Unidos donde est extendido el fracking (El PSC, Ciutadans y la CUP -menos mal!- se alinearon con ICV-EUiA y votaron a favor de la proposicin).

CiU, como era de esperar, justific su voto en contra en la necesidad de estudiar con tranquilidad el fracking. Estudiar y con tranquilidad: lo de siempre. El diputado Antoni Fernndez Teixid, un antiguo trotskista revolucionario de la Liga Comunista (intent en 1975 que el que suscribe militara en su organizacin universitaria), defendi que el Gobierno cataln ha denegado permisos tras la presin del territorio, y tambin apunt que el Ejecutivo est elaborando un informe sobre la tcnica. Debemos ver todo esto en profundidad, concluy. La palabra que ahora toca es profundidad e informes por supuesto. Les sorprende la estrategia?

Mil respondi con prudencia y sabidura explicndole al seor diputat convergent el procedimiento para aprobar una ley en el Parlament: incluye un perodo de ponencia en el que se entra en profundidad en la materia. Aadi: Una proposicin de ley tiene todo lo que usted pide. La nica diferencia con la comisin de estudio es que la ley finalmente decide si se prohbe o no. Y este es el punto, esto es precisamente lo que CiU no desea.

El PP, estaba cantado (su antiecologismo irresponsable es de manual mal estudiado!), defendi el fracking por sus ventajas econmicas. Lo que les echen! La diputada Maria Jos Cuevas reconoci que la tcnica entraa riesgos, pero -tranquilos!- se pueden controlar. Con sus propias palabras: La negacin de los riesgos es una irresponsabilidad, tanto como no reconocer que se pueden resolver. Y por qu? Cmo sabe la seora Cuevas que se pueden resolver? Es una adivina? Si es una irresponsabilidad la negacin de los riesgos, no sera razonable, apelando al principio de precaucin, prohibir aunque fuera temporalmente, una tcnica con riesgos reconocidos?

Eduald Rif, portavoz de la Plataforma Aturem el Fracking, presente activamente en el Parlament, ha sealado: Ya hay ms de cien municipios que se oponen a este sistema, y once sistemas comarcales. En todo el territorio afectado no hay nadie que quiera el fracking, por sus perjuicios medioambientales, para la salud y para el prestigio de los municipios.

Sus aspiraciones, las aspiraciones de la Plataforma y de muchos colectivos ms, son ms que razonables: vetar el fracking en Catalua y apostar por un nuevo modelo ambiental. Tan elemental y necesario como eso.

Y desde luego: se trata de vetarlo en Catalunya y en el resto de Espaa. Siguiendo, esta vez, el ejemplo de Cantabria y el de Francia, Bulgaria y algunos lnders alemanes.

Nota:

[1] Maiol Roger, El Parlament descarta prohibir http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/04/10/catalunya/1365595958_016491.html

[2] Una alerta tambin ha lanzada por el Parlamento Europeo (Francia, Bulgaria y varias regiones de Alemania lo han prohibido).

Salvador Lpez Arnal es miembro del Frente Cvico Somos Mayora y del CEMS (Centre dEstudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter