Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2013

Viejas clases medias, nuevas clases medias y nuevas clases populares

Iban Neira
Rebelin

El creciente uso del concepto de clases medias en el siglo XX, en el mbito acadmico y en el poltico, refleja tanto una serie de transformaciones reales en la estructura social de los pases ms ricos como un discurso ideolgico dirigido a justificar las desigualdades sociales.


Ossowski revisaba en su obra ms popular el origen del concepto clase social y encontraba referencias tan antiguas como Spinoza, aunque no es hasta el siglo XIX que suplanta a otros conceptos clasificatorios de los grupos sociales como el de estados. Precisamente lo que diferencia el trmino clase frente a otros trminos como el mencionado (o casta, o estamento) es su vinculacin al periodo capitalista y al predominio de las diferencias econmicas frente a las establecidas por criterios legales o de la costumbre. Efectivamente el trmino clase diferencia grupos ms o menos homogneos en relacin al poder y la riqueza que poseen en relacin a su condicin, lo que en conjunto les otorga un cierto estatus. Mientras, en otros periodos histricos y en otras geografas, el estatus determinado por el nacimiento habra sido determinante e imposible de compensar con la acumulacin de capital (como parece que es posible hacer hoy), enfrentndose los menos afortunados a una discriminacin institucionalizada por medio de normas y costumbres (vasallos medievales, personas de color en el apartheid, castas inferiores en la India). Lo que parece cercano a lo universal es la existencia de sociedades desigualitarias y en ellas la tendencia por parte de la poblacin a interpretar las diferencias de forma dicotmica (ricos y pobres, los que mandan y los que obedecen, los que trabajan y los que viven del trabajo de otros), desde el mesianismo judeocristiano hasta el socialismo moderno. No obstante, al mismo tiempo, prcticamente en cualquier anlisis serio de la sociedad, an partiendo de la interpretacin polarizadora y dictmica, tiende a aparecer la cuestin de las clases intermedias entre esos dos extremos.

En la cultura anglosajona del XIX, tradicionalmente, el concepto de clases altas estaba limitado a la nobleza, de tal forma que la burguesa poda ostentar una posicin intermedia. A lo largo del siglo mencionado esta clase fue adquiriendo relevancia y resulta obvio su inclusin o incluso domino en los estratos dominantes. As, el concepto marxista de clase media tenda a apuntar a cierto estrato de la burguesa, pequea burguesa, poseedores de los medios de produccin sin asalariados y/o poseedores de sus propios medios de produccin, con algunos asalariados, pero que se vean obligados tambin a trabajar (caso de muchos artesanos). Sin embargo, poca atencin era prestada a las clases medias en un siglo XIX polarizado en los pases industrializados entre la alta burguesa y el proletariado. No obstante, en la primera mitad del siglo XX, empezando por Reino Unido, comienza a percibirse la importancia de un estrato intermedio que viene engrosado ms que por la pequea burguesa y los artesanos, por los trabajadores asalariados de cuello blanco, administrativos y funcionarios que pasan de ser irrelevantes a contar con un peso cada vez ms importante. Junto a estos asalariados, que en gran parte no tienen por que contar con un estatus demasiado elevado, la complejizacin de los procesos de produccin industrial ira dando lugar al lento crecimiento de los puestos de responsabilidad organizativa y tcnica. Trabajadores asalariados al fin y al cabo, pero muy alejados del proletariado industrial, receptores de lo que podra denominarse un cierto sobresalario (parte de la plusvala fruto de la explotacin, en trminos marxistas).

Tras la segunda guerra mundial la clase media empez a cobrar especial importancia en pases como EEUU. En este pas, precisamente, el concepto de clase media adquiri un significado particular, convirtindose un elemento integrante fundamental de la ideologa nacionalista dominante. La clase media en EEUU representara el rechazo al clasismo de las nobleza europea tanto como la primera linea de defensa ideolgica contra el socialismo. Adems de una instrumentacin poltica y una dimensin cultural, la clase media estadounidense tendra una base material, el crecimiento econmico tras la segunda guerra mundial y el fcil acceso al crdito propiciaron la creacin de un estrato asalariado acomodado, blanco, con vivienda suburbana en propiedad y automvil. Otra parte de esta realidad consistira en postulados ideolgicos que no se sostienen ante un anlisis serio, como la supuesta igualdad de oportunidades independiente del nacimiento.

Uno de los trabajos ms populares desde un punto de vista crtico sobre esta cuestin sera el de Wright que intenta introducir estas cuestiones dentro de teora marxista, distinguiendo entre unas clases medias tradicionales (la pequea burguesa y los artesanos) y las nuevas clases medias. Respecto de estas ltimas apunta al control de los recursos organizacionales por parte de los directivos y de los recursos de habilidad por los tcnicos/profesionales como elemento que justifican la redistribucin en su beneficio de parte de las plusvalas fruto del proceso productivo, por lo que tambin estaran inmersos en las dinmicas de explotacin, aunque de forma contradictoria, como explotadores y como explotados al mismo tiempo. La nocin de acumulacin de recursos de habilidad se refiere en gran medida a la acumulacin de ttulos, cuestin que recuerda mucho a las propuestas de otro autor, Pierre Bourdieu. Para este autor las clases sociales se diferenciaran por la acumulacin de diferentes tipos de capital. Aunque habla de capital simblico y social, las dos formas ms importantes seran precisamente el capital econmico y el cultural. La forma ms comn de obtener este ltimo capital sera en las primeras fases del proceso de socializacin, recogido como herencia de los padres y por lo tanto determinante en la reproduccin social, y mediante los ttulos oficiales, que supondran una inversin familiar que se transmuta capital econmico en capital cultural que, a su vez, servir al titulado en el futuro para incrementar su capital econmico.

Las nuevas clases medias, sustentadas sobre procesos formativos prolongados y costosos, fueron desde la dcada de los setenta la principal bandera del neoliberalismo (no solo en Reino Unido y en EEUU), la prueba viviente de que el progreso social era posible (una parte importante de las mismas sin duda era fruto de la promocin social del viejo proletariado) y una pieza fundamental en la negacin de las diferencias sociales. El reciente libro Chavs de Owen Jones, sin pretender ser un documento cientfico, denunciaba como el discurso de la meritocracia (relacionado en el contexto britnico con Thatcher y los conservadores y, cada vez ms, tambin con los laboristas) justifica las desigualdades aduciendo a que tanto la riqueza como la pobreza son fruto del mrito individual, lo cual equivale a ignorar los mltiples y diversos mecanismos de reproduccin social.

No obstante el discurso de la clase medias es dbil en la medida en que su base material se debilita. En el caso del Estado espaol tenemos un buen ejemplo. En primer lugar, con la saturacin de ttulos en el mercado que empez a generar desde finales de los noventa una masa trabajadora sobrecualificada y condenada a la precariedad, mostrando lmites infranqueables a la promocin social mediante la acumulacin de capital cultural. En segundo lugar, con el derrumbe durante la actual crisis econmica del sistema de crdito familiar y propiedad que haba sostenido en gran parte la realidad material de los estratos intermedios. En relacin a lo anterior, seguidamente debera empezar a hablarse de las nuevas clases populares, por contraposicin a las nuevas clases medias. El empobrecimiento de las clases medias, la desvalorizacin de los ttulos universitarios y la lumpenproletarizacin de las clase trabajadoras como consecuencia del desempleo prolongado son los factores de transformacin social en la palestra actualmente. Hasta que punto estn dando lugar a una nueva estructura polarizada y a un estrato bajo masivo, culturalmente diverso pero igualmente empobrecido, es un debate por desarrollar.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter