Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2013

Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana
Canciones de amor y desamor

Jos Ramn Otero Roko
Cambio 16


Como si nosotros furamos capaces cada semana de poner bajo control obrero fbricas, escuelas o revistas de anlisis poltico o cultural, miramos con desdn las noticias que nos llegan de Cuba y perjuramos que, al igual que el lanzamiento del primer vuelo espacial tripulado o la abdicacin del rey Miguel I en Rumana, sus buenas nuevas no nos pertenecen y son obra fallida y equvoca de una izquierda de la que hemos aceptado, con an menos discusin que informacin, que proporciona argumentos a nuestros enemigos y que puesta en el tablero de ajedrez de nuestra democracia trucada es una pieza que arruinar la propia defensa y que seguir solitaria en una casilla aislada, despus de muertas las ideas que reinan en la particular quimera.

Ese carcter de torre inamovible de Cuba, esa trayectoria vertical y horizontal camino de un sitio en la Historia, que en la realidad est lleno de trampas y de dificultades, y que en la imaginacin de los que no les toca vivirlo se transita, despus de alguna curva, por grandes avenidas alfombradas de flores, repletas del mismo pueblo que sale a saludar a los prncipes y escupe sobre la sombra de quien defiende sus derechos, es el espritu que incluso muchos irredentos temen, porque, entre anuncio y anuncio, se ha visto su cara desfigurada y se han escuchado entrecortadas sus palabras. O quizs es a causa de que no se quiere tener nada ms entre las manos que aquello que se pide, y que los mismos que lo solicitan parece que sienten cierto alivio cuando se les niega, porque, al fin y al cabo, cuando se aceptan las mentiras que lanza el adversario, se convierte en un imposible que vayamos a ser capaces de hacer una revolucin mejor que la cubana y entonces para qu intentarlo.

Y es que el mundo reserva un territorio hipottico a los que creen que otro mundo es posible. Que se vayan a ese! Esputan los plebeyos. Y en el mundo al revs la sociedad expulsa a los utpicos a un lugar que paradjicamente no existe, porque no existe la Cuba de los miedos y temores del currito de Slvame, no existe la Cuba de los desahuciados por la hipoteca, ni la Cuba de los que se les niega la asistencia sanitaria, ni la Cuba de los que no pueden pagarse la educacin, ni la Cuba que duerme en los tneles o que construye chabolas alrededor de la ciudad. Ese pas de all lejos slo existe cerca de los que no han visto otro mundo que este, o sea, el mundo de arruinar a la mayora para hacer rica a la minora, el mundo distpico que ocupa el lugar de la realidad, que parece lo real y que no es ms que la percepcin sesgada de una ideologa que induce a los individuos a competir en vez de cooperar y a creer que sus intereses los defienden mejor quienes piensan que los suyos excluyen a los del resto.

Con un jurado de ficcin integrado por el actor argentino Gastn Pauls, que lo presida, la actriz rsula Pruneda, de Mxico, y los directores Manuel Herrera, de Cuba, Conceniao Sena, de Brasil, y Boris Quercia, de Chile, el Festival de Nuevo cine Latinoamericano de La Habana premi por consenso la pelcula de Pablo Larran No (Chile, 2012), un arma de dos filos, en la que por un lado se estimula la necesaria actualizacin de los medios de difusin de la resistencia, tan necesarios, tan estratgicos y a veces tan poco tcticos, y que por otro no poda obviarse cierta lectura, cuando uno tiene los odos saturados de or a los herederos del rgimen franquista clamar por una democratizacin del sistema cubano que lo asemeje al de la antigua metrpolis, de las resignificaciones de la historia de la que trata la pelcula. No habla de la celebracin del referndum de continuidad del rgimen de Pinochet, que afortunadamente perdi, y que a alguien podra ocurrrsele compararlo con una ansiada convocatoria de elecciones en la isla donde se diera cabida a las fuerzas derechistas y que homologara el sistema cubano al papel de colonia econmica del imperio. Sin embargo No en ningn caso es un vehculo de esa interpretacin, hemos de entender que el jurado simplemente tuvo en cuenta la factura tcnica e interpretativa de la pelcula protagonizada por Gael Garca Bernal, y, si alguien se despist, la propia conclusin del film explica el camino que aguarda al otro lado de esa encrucijada: un sistema econmico y poltico que recupera cualquier acto de resistencia y lo transacciona en un gesto de mero consumo. Por ese camino la Historia se vuelve a detener y los resultados de dar algn tipo de crdito a las libertades que proporciona la derecha tienen tambin un motivo de reflexin con lo que ahora est sucediendo en Espaa o en Grecia.

Premiada por nuestro jurado de FIPRESCI, y descartada por el jurado de ficcin en el que slo encontr el apoyo de Gastn Pauls, la pelcula del mejicano Nicols Pereda Los Mejores Temas es una inconsciente puesta en valor de la antipoesa de Nicanor Parra y de la ensaystica de Julio Garca Espinosa en su texto Por un Cine Imperfecto (Cuba, 1969). A medio camino entre el documental y la literatura, con rasgos de los ejercicios estilsticos de la postmodernidad, pero imbricada en la tradicin social del cine mejicano y latinoamericano, donde la mera expresin no vale por si sola para dotar de solidez estructural al conjunto y se obliga a reflejar verazmente el mundo que le rodea, Los Mejores Temas es la refraccin legendaria del dilogo de los padres con los hijos, donde la generacin de los padres dej su puesto sin saber dnde iba y la generacin de los hijos se qued sin saber qu haba al otro lado. Este dilogo, escenificado magistralmente en el hecho de que al padre le interpretan dos actores diferentes, uno el verdadero padre de Gabino Rodrguez, el protagonista, y el otro un to del realizador, explica las grandes dificultades a las que se enfrentan los sujetos en el siglo XXI para conceder identidad a su entorno y para concedrsela a s mismos, porque si son capaces de mantener idntico dilogo con su padre y con un extrao es que algo est fallando en la jerarqua emocional, algo yerra cuando no se es apto para establecer una experiencia diferenciada en cada contexto.

En Los Mejores Temas el padre de Gabino, ausente durante muchos aos, pretende regresar al domicilio familiar y proponer a su hijo un negocio que adems vehicula en el guin, con mucha fortuna, la denuncia de las condiciones de vida del pueblo mejicano. Una estafa piramidal en la que a ellos se les asigna poner los ladrillos de abajo, adquirir unos productos y venderlos a un precio desproporcionado, con el horizonte de que, si logran seducir a otros incautos, podrn ascender un peldao ms en el escalafn. Entrar en la pirmide requiere de una inversin inicial que el padre, un vividor fallido, trata de obtener de su antigua familia. Sin embargo Gabino prefiere apostar por el trabajo honrado, que en un sistema econmico en el que este est en vas de extincin, ahora corresponde a la venta callejera de un CD con canciones de amor y desamor y del que recita mecnicamente su interminable lista de ttulos para estimular comercialmente la nostalgia en sus clientes. Ese es el argumento, pero lo extraordinario es que los actores no interpretan la historia, no la recogen de un libreto o un storyboard, sino de s mismos y de sus vecinos. Nada provisional les es ajeno, ningn tomo de una existencia diminuta les es extrao. En esa historia de identidades fracasadas, de dilogos accidentales, de acontecimientos circunstanciales, los actores recrean el mundo que conocen, lejos de actuarlo. Y el retrato, miserable y cotidiano, se estrella contra quienes se informan del mundo a travs de la revista Forbes o de las declaraciones pblicas de los responsables de todo esto.

Por ltimo, en este breve repaso por el palmars, Michel Franco obtuvo el premio a la mejor direccin por Despus de Luca (Mjico, 2012). Una historia de bulling escolar que al pblico le son a noticias del otro lado del globo terrqueo, porque la educacin y los derechos en los colegios cubanos hace muy difcil que se forme esa madeja en la que los vstagos de la Norteamrica de los privilegiados juegan a ser tan prepotentes y abusivos como sus progenitores. Planteada como una doble epopeya, la de la hija (Tessa Ia) que es vctima de un grupo de detritos que actan a sus espaldas y que, en el secreto, se ven impunes, y la del padre (Hernn Mendoza) que poco a poco, a modo de thriller, va desenredando la trama y la redime en una conclusin tan rotunda como moral. Con esas premisas la pelcula de Michel Franco pone en el punto de mira a la generacin heredera de los que estn destruyendo la civilizacin y, aparte de mostrarnos cmo se educan y qu quieren, nos explica el modo de deshacernos de ellos.

Dir esa izquierda, que se siente a gusto con las manos atadas, que las obras ms perfectas son aquellas que no se realizan. El Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, celebrado hace pocas semanas, mostr con una mano abierta y con la otra cerrada en un puo, las que s se realizan, de las que las tres de las que hemos hablado son una muestra. Pelculas que se saben imperfectas y por eso ms parecidas a la vida. Pelculas de los lugares en los que, quienes sienten desdn por Cuba, no viven. Cinematografas minorizadas, donde situar sobre una pantalla a un compatriota compartiendo el mundo que el desdn desprecia es tomar partido por los antagonistas. Cine que habla de los problemas que tienen los hermanos de Amrica, de los problemas que tambin tiene su propio pas y de algunos que no tiene y que s tenemos esos y nosotros. Cine que hay que mantener lejos de los cines, que dicen las distribuidoras yankees, no vaya a ser que alguien se entere del mundo en el que vive. Cine del que ya se ocuparn algunos de decir que no es cine, que el cine es entretenimiento y que al cine no se va a pensar porque a pensar se va a ningn sitio.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter