Portada :: Cultura :: Agenda cultural
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2013

Eclctica, una revista de cultura crtica y emancipadora

Enric Llopis
Rebelin

La publicacin nace con el nimo de combinar rigor cientfico y divulgacin.


No siempre las Ciencias Sociales han resuelto bien la dialctica entre rigor cientfico y pedagoga. A veces, una excesiva rigidez acadmica; otras, mucha sal gruesa, trabajos demasiado planos y simplificadores. Mezclar la precisin y la seriedad en el anlisis con la eficacia en la divulgacin supone un reto. Un grupo de jvenes investigadores de la Universitat de Valncia han promovido una revista Eclctica, de la que ya se han publicado dos nmeros- con el fin de superar est aparente contradiccin y difundir una cultura crtica y emancipadora, desde un punto de vista prximo a los movimientos sociales.

Eclctica naci hace dos aos, dentro del mbito universitario pero con la idea de trascender los crculos acadmicos y apostar decididamente por la cultura libre. Un grupo de noveles historiadores estaba detrs del proyecto. Les mova una preocupacin: la pltora de revistas acadmicas (algunas pretendidamente cientficas) que incluyen estudios, investigaciones y tesis doctorales, pero cuyo impacto social es nulo. Publicaciones que olvidan la divulgacin y la innovacin, y que se leen exclusivamente en algunos departamentos de la Universidad.

En cada nmero de Eclctica por el momento, uno al ao- se incluye un Dossier sobre alguna cuestin polmica y de actualidad (Crisis en el Mundo Contemporneo y Migraciones), analizada desde las diferentes disciplinas de las Ciencias Sociales. Encuentran un espacio tambin secciones como Didctica, Reseas, Miscelnea, Realidades, Ficcin y un Editorial, que en el caso del primer nmero revela una declaracin de principios: Buscamos interesar a un pblico lo ms amplio posible (). Y en el editorial del segundo nmero: Como movimiento siempre a medio hacer, en Eclctica seguimos preguntndonos cul es la funcin social de quien trabaja en la academia ms all de las paredes (o muros) de la misma (). Queremos ser una alternativa y un generador de propuestas. Pero el aire fresco no se limita a los contenidos. La maquetacin y el diseo, dinmico y renovador, facilita una lectura gil por los textos espaciados (salpicados de fotografas, vietas, iconos temticos y sumarios) y una grafa de tamao superior al utilizado tradicionalmente en los peridicos.

Jos Antonio Caballero Mach, miembro del Consejo de Redaccin, resume la lnea editorial de la revista: Se sita en el campo de los estudios culturales y, en particular, de las culturas subalternas; apostamos por una identidad poltica que rompa con las jerarquas y con las tcnicas hegemnicas de produccin del conocimiento, al tiempo que optamos por la cultura libre; planteamos adems anlisis de realidades sociales conflictivas y que conecten con el campo ideolgico de los movimientos sociales, as como de los sectores sometidos a criminalizacin y exclusin. Al principio, reconoce, se produjo una polmica sobre si la ideologa debera reflejarse en los contenidos. Y decidieron mancharse: la fotografa de contraportada del nmero dos del proyecto Fronteras invisibles- reproduce a una persona migrante a la que se llevan detenida dos policas, mientras varios jvenes con pinta de turistas, indiferentes a los hechos, consumen un refresco en las terrazas.

El proceso de elaboracin de la revista, que impulsan diez personas, resulta muy laborioso. Comienza con la presentacin pblica de cada uno de los nmeros. Es en ese momento cuando por el sistema Call for papers se empiezan a solicitar colaboraciones para el nmero siguiente (en este caso, el nmero 3, Cultura POPular). La seleccin de textos se rige por criterios exclusivamente acadmicos, con lo que se evitan amiguismos e intercambios de favores, subraya otro de los historiadores, Jorge Ramos Tolosa. La revista se estren en 2012 con el ttulo de Crisis y una tirada de 200 ejemplares. En el nmero de 2013 (Migraciones) los promotores esperan superar ampliamente esta tirada. La publicacin tambin puede seguirse en la red (www.revistaeclectica.org) pero, para lanzar la edicin de papel, hace falta una financiacin que se consigue mediante aportaciones de individuos o colectivos que confan en la iniciativa (Crowdfunding). En la revista no se insertan anuncios. La distribucin, todava incipiente, se realiza bsicamente en los actos de presentacin, bibliotecas, centros sociales y solicitudes por mail.

Pero el proyecto de investigacin y estudios culturales no se para en la difusin de textos por escrito. Aunque la revista constituye el ncleo del grupo, tambin han organizado los jvenes historiadores un seminario en la Facultat de Geografia i Histria de Valencia, as como mesas redondas y talleres para varios congresos. Blaverismo (movimiento conservador que en el Pas Valenciano defiende la secesin lingstica y la franja azul en la bandera oficial), Transgnero y Palestina han sido algunas de las temticas abordadas.

Los principios que inspiran Eclctica se exhiben sin ambages. Queremos romper con la supuesta objetividad del conocimiento cientfico y acadmico; porque toda produccin cientfica es ideolgica y est vinculada al contexto del que surge, subraya Jos Antonio Caballero Mach. En el proyecto late una bsqueda de la transformacin social, agrega Ramos Tolosa. Cmo se plasman estas declaraciones en lo concreto? El nmero uno de la revista se inicia con el artculo Los trabajadores se rebelan. Contestacin y movimiento obrero en la ciudad-puerto de Dakar (1914-1939), del doctorando de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Daniel Castillo.

Las pginas siguientes acogen una re-lectura indignada de Alexis de Tocqueville (La indignacin de Alexis), a cargo del doctorando de Ciencias Polticas de la Universitat Pompeu Fabra, Pablo Simn. Antonio Csar Moreno, de la Universidad de Alcal, escribe adems sobre la Propaganda y espionaje franquista en Gran Bretaa durante la Segunda Guerra Mundial (en el artculo se explica cmo Londres se convirti en un nido de espas franquistas a favor del eje). En la seccin Didctica puede leerse un anlisis crtico de Wikipedia (Jorge Ramos Tolosa y Juan Carlos Colomer), una valoracin del videojuego sobre la guerra civil espaola Sombras de guerra (Garikoitz Gmez y Jos Ruiz) y una reflexin sobre el filme Vente a Alemania Pepe y la inmigracin espaola de los sesenta. El primer nmero se cierra con dos reseas, de la pelcula Balada triste de trompeta (Vernica Martnez) y de la novela magna de Clarn, La Regenta (Nora Cortina).

Esta posicin comprometida ante la realidad se constata tambin en el nmero dedicado a las migraciones. Ya en la primera pgina, el editorialista denuncia dobles raseros en lo poltico al privilegiar a un tipo de migrante mientras se reprime a otros, a la vez que se les instrumentaliza o explota. Hipocresas que distorsionan la ptica de la percepcin: la desmedida atencin de los medios a la invasin del Norte por la barbarie invisibilizan, por ejemplo, los grandes fenmenos migratorios Sur-Sur: los de proximidad en la India, los exilios interafricanos o las grandes migraciones de asiticos a los pases del Golfo.

Algunos artculos llegan directamente de la lucha en la calle. Ana Forns, miembro de la Campaa por el Cierre de los Centros de Internamientos para Extranjeros (CIE), recoge en un trabajo titulado Por qu yo? Por qu a m? los testimonios de tres personas migrantes tras su paso por un CIE, a los que aade una descripcin sobre su funcionamiento. Un aliento reivindicativo que tambin inspira el texto de Cabezas de Tormenta/Asamblea de Senegaleses de Lavapis, en el que se denuncian las redadas racistas y el permanente acoso policial que sufre la poblacin migrante de esta barriada madrilea. En una lnea ms acadmica, el licenciado en Derecho y Ciencias Polticas, Luis Gonzlez Vay, aborda en el artculo Europa para los europeos. Cuando el indigenismo deja de ser extico el auge de la extrema derecha en el viejo continente.

Los interesados en la cuestin pueden encontrar, ciertamente, una fecunda reflexin sobre el fenmeno migratorio, abordado desde miradas muy diferentes pero siempre desde un punto de vista crtico. Vivienda e Integracin social (Menara Lube); el caso irlands en los albores del siglo XXI (Carlos Menndez); el borrado de la problemtica de la inmigracin (Arturo Borra); el xodo desarrollista en la Espaa de los 60 a travs del cine (Aintzane Rincn) y la idea de colonialidad en la frontera ceut (Keina Espieira), entre otros artculos, se aproximan a la cuestin migratoria. En la seccin Didctica se ampla la perspectiva, con textos como Descolonizar la Segunda Guerra Mundial, una propuesta didctica (Equipo Eclctica) o Sangre, votos y manifestaciones. El nacionalismo vasco radical. 1958-2011 (Gaizka Fernndez y Ral Lpez).

Qu es, en definitiva, Eclctica? Un proyecto nacido de la ilusin, el esfuerzo y la dedicacin de un grupo de personas que, aunque de manera modesta, quiere poner su granito de arena a la difusin del conocimiento y a una transformacin social que creemos necesaria. Que tengamos xito o no lo decidirn nuestros lectores, concluye su primer editorial.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter