Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2013

Don Artur, Catalunya y sus smbolos

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Un smbolo, se afirma en la Wiki en castellano, es la representacin perceptible de una idea [a veces, pseudoidea], con rasgos asociados por una convencin socialmente [no siempre de forma general] aceptada. Es, pues, un signo sin semejanza ni contigidad. Posee un vnculo convencional entre el significante y su denotacin, adems de una clase intencional para su designado. El vnculo convencional, prosigue la definicin, permite diferenciar al smbolo del icono y del ndice y el rasgo intencional lo distingue del nombre. Los smbolos, acaso no todos, son pictografas con significado propio.

Muchos grupos sociales tienen smbolos que los representan (aunque sea parcialmente y con debates internos). Existen, concluye la definicin Wiki, smbolos referentes a diversas asociaciones culturales, artsticas, religiosas, polticas, comerciales, deportivas, etc. Tambin nacionales y/o nacionalistas. Hablemos, pues, de los smbolos de Catalunya. El asunto est en el candelero desde el pasado sbado 13 de abril: el rei Artur, nunca ha sido muy republicano, habl de los smbolos intocables de su Catalunya, no de los smbolos de Catalunya.

Pudo Eurovegas llegar a ser un smbolo de la Catalunya presidida por el rei Artur (Pilar Rahola dixit), el president de la Generalitat que se ri en sede parlamentaria del modo de hablar castellano de los nios andaluces y gallegos sin posterior peticin de disculpas?

Lo es, es un smbolo de esta Catalunya, la estatua (usualmente defecada por informadas e insumisas palomas) de don Francesc Camb, ubicada en una va principal de la ciudad, no muy lejos de una avenida que lleva su nombre y del centro de tortura y represin de la Brigada Poltica Social, la DINA del fascismo hispnico-cataln, sin ninguna placa informativa que d cuenta de ello y con una bicolor que en solitario ondea al viento cuando vuelven las banderas victoriosas y Espaa (la Catalunya franquista no excluida) vuelven a resurgir?

Fue un smbolo de Catalunya el fiel franquista, hasta el final de sus das, noches y sustantivos negocios, Joan Antoni Samaranch? Lo es el Museo o similar que lleva su nombre en la Barcelona postolmpica? Sigue siendo smbolo del pas su despedida institucional?

Es un smbolo de la actual Catalunya Uni Democrtica, el partido que ha aceptado su financiacin irregular y sus innumerables irregularidades, tan y tan interseccionadas con oscuros y lucrativos negocios y con el desfalco continuado del dinero pblico?

Es smbolo de Catalunya el inmenso poder de la escuela concertada? Lo es la medicina privada, concertada o no, en el pas de don Boi Ruiz, el conseller depredador de los bienes comunes?

Es un smbolo de la Catalunya de tota la vida La Caixa, Caixabank, la institucin que con tan mimo acoge y cuida la esposa del yernsimo, la hija de la primera autoridad del Estado borbnico, el descendiente de la saga monrquica que result vencedora en 1714?

Lo es acaso ESADE, la escuela de altos negocios? Es un smbolo de esta Catalunya la institucin que acogi afablemente en su seno los compases iniciales y seguramente momentos del desarrollo posterior- del diseo de la trama Urdangarin-Borbn-Torres, reconocida e icnica escuela de emprendedores que incluso doctor al seor Torres en sus aulas y con sus tribunales?

El apoyo del partido de gobierno en Catalunya, CiU, a la contrarreforma laboral, una de las leyes ms antiobreras aprobadas en estos ltimos cincuenta aos en Europa y en el mundo, es tambin un smbolo de la Catalunya actual? Los neoliberales son los amos, reales y simblicos, de esta nueva Catalunya?

Es tambin smbolo de esta Catalunya de los negocios el infame y filieteo silencio institucional ante huelgas obreras como las realizadas, con riegos indudables, por los trabajadores de Telefnica para pedir y exigir la readmisin de su compaero Marcos despedido por enfermar?

Es un smbolo de esta Catalunya el paro, la pobreza, la extrema pobreza y las desigualdades crecientes? Lo es la intencin inicial del gobierno de impedir la tramitacin de una Iniciativa Legislativa Popular en torno a una Renta de Subsistencia Garantizada segn reza el propio Estatut?

Es un smbolo de la Catalunya de don Mas las insultantes declaraciones del conseller Boi Ruiz, reafirmado en su cargo tras las elecciones de 2012, sobre la salud como un no derecho ciudadano? Consentir una infamia as es smbolo de esta Catalunya?

Son smbolos tambin de esta Catalunya de las mil y una maravillas las actuaciones represivas de los Mossos, comandados por Felip, el Puig, y/o polticos institucionales afines, as como las prdidas de visin de algunos de sus ciudadanos resistentes, indignados y enfadados? Lo son tambin las detenciones arbitrarias de estudiantes que ejercan su derecho a la huelga en convocatorias generales?

Es un smbolo por excelencia de esta Catalunya la ciudad que dice y proclama ser, con impdico y mercantil lema neoliberal por excelencia, la millor botiga del mn?

Y el senyor Millet? Tambin el seor Millet es un smbolo de esta Catalunya? Cmo el seor Xavier Crespo por ejemplo, o la misma sede central embargada de Convergncia?

Y los desahucios? Son tambin smbolo de esta Catalunya de las altas finanzas? Son comparables los gritos de protesta a la violencia que utiliza la Banca, los banqueros, sus ejecutivos y sus prolongaciones represivas, en los desahucios? Mohamed Aziz es un contra-smbolo de esa Catalunya elitista?

Los hachazos sociales son tambin un smbolo de esa Catalunya que canta ser rica i plena? Lo son las expulsiones de trabajadores en las Universidades o en los centros de primaria y secundaria? Lo es la degradacin programada de la enseanza pblica?

Las 400 familias que, segn don Flix Millet, persona informada donde las haya en estos asuntos, mandan realmente en Catalunya, son ellas tambin un smbolo de Catalunya? De qu Catalunya? De la Catalunya de Joan Comorera, de Joan Salvat, de Lpez Raimundo, de Teresa Pmies? De la Catalunya de Manuel Sacristn y Francisco Fernndez Buey? De esa Catalunya? Tena razn Erich Fried cuando sospechaba de esas falsas democracias que marginan a la ciudadana popular?

La duda principal, como los verbos en alemn, viene al final en todo caso: cmo es posible que el president de la Generalitat sea capaz de atizar el fuego del patriotismo ms abyecto, ms ruin, ms filisteo, sealando que investigaciones judiciales en marcha contra los tejemanejes del primognito Jordi Pujol Jr y el (nada menos!) secretario general de Convergncia Democrtica de Catalunya (que ayer compareci durante ms de 10 horas ante la justicia acompaado de la plana mayor de su Partido) son un ataque a Catalunya porque detrs de todo ello, afirma sin ms consideracin y sin prueba alguna, est el nombre del ex presidente de Banca Catalana, Jordi Pujol, que es sagrado, sostiene, un smbolo, un gran smbolo del pas, de su nocin de pas, de su Catalunya neoliberal, corrupta hasta el ADN, elitista e independiente?

Y no pasa nada? Y ya est? Y adelante con la transicin nacional, el derecho a decidir no se sabe muy bien qu, el soberanismo sin soberana, el sionismo cuando es necesario y la liturgia gastada sobre la Espaa que nos explota y oprime? No habra que pedir alguna responsabilidad? Alguien que, meditadamente, ayudado por sus muy certeros y serviles consejeros, proclama tal disparate, puede seguir siendo president de Catalunya? De esta nueva Catalunya? Los miembros que no han perdido la vergenza de esa Comisin de Transicin, no deberan decir algo sobre esta nueva infamia poltica? As se construye y defiende un pas y a sus ciudadanos?

No equivale esta consideracin a afirmar que algunos ciudadanos, los molt per que molt honorables, estn por encima de la ley? Cmo el Borbn por excelencia? De eso se trata, de autoridades, de personajes poderosos, de grandes poderes denominados smbolos, que estn ms all del bien y de mal? Son intocables? Son los intocables?

PS: Josep Fontana: No se trata, sin embargo, de limitarse a resistir, sino que hay que aspirar a renovar lo que se combate. La leccin de los campesinos que han pasado de la demanda de reformas a la formulacin d nuevos programas agroecolgicos, desarrollados en un entorno de cooperacin, es un ejemplo aleccionador. La tarea ms necesaria a que debemos enfrentarnos es la de inventar un mundo nuevo que pueda ir reemplazando al actual que tiene sus horas contadas (El futuro es un pas extrao, Pasado&Presente, Madrid, 2013, p. 153). Tambin aqu, tambin en Catalunya, tambin en la Catalunya que quiere elevar a Jordi Pujol y a los turbios negocios de su familia en smbolos del pas esa tarea es ms necesaria que nunca.

Salvador Lpez Arnal es miembro del Frente Cvico Somos Mayora y del CEMS (Centre dEstudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter