Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2013

Comunicado de apoyo al Congreso para la Paz (Bogot, 18-22 de abril)
La paz en Colombia es nuestra paz

Plataforma Justicia por Colombia
Rebelin


Organizaciones sociales del Estado espaol y del exilio colombiano apoyan el Congreso para la Paz en Colombia, que comenz este 18 de abril en Bogot, presentando all sus propuestas al proceso de paz entre las FARC y el Gobierno colombiano. Exigen a la UE y al Gobierno espaol un apoyo pblico a las negociaciones de paz.

Artistas, investigadores, representantes polticos y activistas de organizaciones sociales del Estado espaol participan en el Congreso Nacional para la Paz que se realiza entre el 18 y 22 de abril en la Universidad Nacional y al que asistirn unas 20.000 personas de comunidades rurales y urbanas de las diferentes regiones del pas.

A pesar de los mensajes del Gobierno colombiano, espaol y de la Unin Europea (UE) que la situacin en Colombia est mejorando, se observa el recrudecimiento de la guerra, bombardeos a comunidades campesinas, amenazas y hostigamiento a la oposicin y defensores de los DDHH, detenciones arbitrarias, muerte de presos polticos por falta de asistencia mdica, as como la continuidad de las sistemticas violaciones a los derechos humanos por parte del Estado colombiano y sus grupos paramilitares.

Por ello resulta fundamental el acompaamiento de la comunidad internacional al Congreso para la Paz con el fin de informar y llevar la voz de las vctimas de la guerra y violencia estructural en Colombia al mundo.

El pasado 9 de abril ms de un milln de personas manifestaron en Bogot no slo su clamor para poner fin a 60 aos de conflicto social, poltico y armado, bajo el lema por la paz, justicia y en defensa de lo pblico, sino reclamaron su derecho a construir paz para una vida digna. El Congreso para la Paz ser un paso muy importante en este proceso de la construccin de propuestas de los sectores populares y civiles de cara a las negociaciones de paz, as como para alcanzar las condiciones de una paz integral con justicia social.

La Plataforma Estatal por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia, que participa en este congreso, expresa su solidaridad con el clamor de paz del pueblo colombiano y sus organizaciones. Respaldamos solidariamente los esfuerzos unitarios de los sectores populares de Colombia que convergen en la Ruta Social Comn para la Paz, reconociendo en ese espacio la expresin soberana de las mayoras sociales de la sociedad colombiana que luchan por la paz con justicia social, democracia real, vida y trabajos dignos, por la igualdad de gnero, por salud y educacin pblica y gratuita, por el derecho a la tierra y al territorio de las comunidades campesinas, afrocolombianas e indgenas, la no mercantilizacin de los bienes comunes y los derechos a la memoria, verdad, justicia, reparacin integral y garantas de no repeticin, exclaman en el llamado internacional en apoyo al Congreso Nacional para la Paz en Colombia.

La delegacin del Estado espaol trae a este congreso tambin las recomendaciones de los colectivos que en los distintos territorios del Estado espaol trabajan en pro de la paz con justicia social en Colombia, as como exiliados y refugiados colombianos y miembros del Movimiento de Victimas de Crmenes de Estado en Colombia-Captulo espaol, quienes se dieron cita en el municipio de Rivas Vaciamadrid el pasado 12 y 13 de abril para poner en comn propuestas para la paz con las que contribuir a la Mesa de Dilogos de La Habana y al Congreso para la Paz convocado por las organizaciones sociales y movimientos populares que convergen en la Ruta Social Comn para la Paz.

Una de las reclamaciones ms enfticas del Encuentro Estatal por la Paz es el rechazo de la impunidad. Es imprescindible el desmantelamiento del paramilitarismo, que como estrategia terrorista del Estado Colombiano constituye un grave obstculo al proceso de Paz. As mismo es necesaria la depuracin de las Fuerzas Armadas, seala el documento de conclusiones.

El proceso de Paz no puede permitir la impunidad de las violaciones a los DDHH. Experiencias como las de Espaa y el modelo de transicin aplicado en El Salvador y Guatemala para la firma de acuerdos de paz, han demostrado que la reconciliacin no es posible sin verdad, justicia y reparacin integral, aaden.

Los participantes en el Congreso para la Paz denuncian tambin la connivencia de la UE y de los respectivos gobiernos de Espaa con los crmenes de Estado en Colombia, funcionales a los intereses comerciales y econmicos de las empresas transnacionales asentadas en el pas andino.

Por ello exigen la no ratificacin y no implementacin del Tratado de Libre Comercio entre la UE y Colombia por constituir un claro obstculo para la paz. El Tratado de Libre Comercio legitimar y posiblemente exacerbar las violaciones de los derechos humanos en Colombia, acentuar las enormes desigualdades existentes, incrementar el lavado de dinero, del narcotrfico y de la elusin fiscal o la evasin de impuestos, dificultando la consecucin de un acuerdo negociado de superacin del conflicto social y armado, as como el control efectivo del comercio internacional de armas que perpeta los conflictos y causa desplazamiento, denuncian en su documento que tambin entregarn a las partes negociadoras en La Habana.

Asimismo demandan de la UE y el Gobierno espaol un apoyo pblico al proceso de paz en Colombia, acompandolo, facilitndolo y dando seguimiento a los eventuales acuerdos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter