Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-04-2013

Elecciones anticipadas en Iraq?

Salah Nasrawi
Al Ahram Weekly

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


El Primer Ministro chi de Iraq, Nuri Al-Maliki, que se enfrenta a una creciente oposicin tanto de rabes sunnes como de kurdos en su pas, ha vuelto a sugerir que los iraques deberan celebrar elecciones anticipadas, en un intento, al parecer, de ganarle la partida a sus rivales y seguir enganchado al poder.

Iraq se encuentra en una situacin de estancamiento desde hace mucho tiempo, sobre todo desde la retirada de EEUU en diciembre de 2011, con un gobierno paralizado que est poniendo al pas, dividido ahora tnica y sectariamente, al borde del caos.

Al Maliki, percibido por los sunnes y kurdos de Iraq, e incluso por muchos chies, como un estorbo para la estabilidad de Iraq y los esfuerzos por levantar la nacin, saldra probablemente beneficiado de unas elecciones anticipadas al ejercer enormes poderes, supervisar la actuacin de muchas organizaciones estatales que participan en la preparacin de las elecciones y controlar los medios de comunicacin de propiedad estatal, el ejrcito y las fuerzas de seguridad.

Los rabes sunnes y los kurdos han estado protestando contra lo que consideran dictadura de Al-Maliki y boicoteando su gobierno, y en ocasiones al parlamento, a fin de presionar a favor de sus demandas de mayor autonoma y mayor peso en la toma de decisiones a nivel nacional.

El sbado 6 de abril, Al-Maliki dijo que celebrar elecciones parlamentarias tres o cuatro meses antes de la fecha fijada, finales de 2014, ayudara a recuperar el proceso poltico de Iraq, que describi inmerso en cuidados intensivos.

Debera haber elecciones anticipadas porque el gobierno es disfuncional y es preciso retomar el proceso poltico, dijo ante sus seguidores en un mitin celebrado en la ciudad santa chi de Nayaf.

Al-Maliki dijo tambin que debera formarse un gobierno de mayora tras las prximas elecciones en lugar del gobierno de asociacin nacional que tom el poder en Iraq tras el derrocamiento del ex presidente Sadam Husein, una vez que EEUU invadi el pas en 2003.

El portavoz sunn del parlamento de Iraq, Osama Al-Nuyaifi, feroz crtico de Al-Maliki, rechaz la sugerencia e insisti en que unas elecciones anticipadas exigiran la dimisin de Maliki y el nombramiento de un gobierno no partidista que supervisara las mismas.

La Corriente Demcrata, un pequeo grupo de orientacin liberal, descart tambin unas elecciones controladas por Al-Maliki.

Mientras tanto, el levantamiento sunn contra Al-Maliki, que dura ya cuatro meses, no da seales de amainar.

Desde finales del pasado ao, decenas de miles de sunnes vienen manifestndose contra el gobierno de Al-Maliki tras las oraciones del viernes en ciudades y barriadas de predominio sunn.

En el centro de la crisis estn las quejas sunnes al considerar que el gobierno central no les est teniendo en cuenta y est ignorando sus esfuerzos para conseguir una mayor autonoma.

El descontento hacia el gobierno empez con las quejas ante la ausencia de servicios comunitarios y posibilidades de empleo, as como a causa de los malos tratos de las fuerzas de seguridad, bajo control chi, hacia los detenidos sunes, pero los manifestantes ampliaron sus demandas exigiendo participar en los poderes y estructuras estatales.

Muchos sunnes estn ahora pidiendo la anulacin del proceso poltico orquestado por EEUU en el pas, que consideran ha otorgado todos los poderes a los chies a costa suya. Estn presionando tambin por una nueva constitucin que ponga fin a su marginacin y abandono. Algunos sunnes han declarado incluso que deberan separarse de Iraq y buscar su autonoma.

Varios ministros del bloque Iraqiya, de mayora sunn, han dimitido o suspendido su participacin en el gobierno para protestar contra lo que estiman conducta cada vez ms dictatorial de Al-Maliki.

La situacin es asimismo crtica en la regin kurda, en el norte de Iraq.

Los ministros y diputados kurdos han estado boicoteando el gabinete y el parlamento por desacuerdo con la forma en que Maliki lleva los asuntos gubernamentales.

Hace poco se produjo un enfrentamiento en relacin a las asignaciones presupuestarias estatales, despus de que Al-Maliki reuniera suficientes votos en el Parlamento para aprobar una ley, a pesar de las protestas kurdas contra el bloqueo de pagos a las compaas petrolferas que operan en la regin kurda.

Una delegacin del bloque de Al-Maliki que se reuni la pasada semana con el Presidente del gobierno regional del Kurdistn, Massoud Barzani, no consigui convencerle de que enviara de nuevo a los representantes kurdos a Bagdad.

Fuad Husein, jefe de gabinete de Barzani, dijo despus que el dirigente kurdo haba dejado claro a la delegacin que los kurdos buscaran la autodeterminacin si no eran tratados en el gobierno como socios igualitarios.

Si no lo hacen, que se atengan a las consecuencias, declar el domingo al peridico Asharq al-Awsat, que se elabora en Londres.

Las relaciones entre los kurdos del pas, que representan alrededor del 20% de la poblacin, y el gobierno dirigido por chies han empeorado tras diversas y duraderas disputas, incluyendo todo lo referido a compartir el poder y los recursos del pas.

El petrleo y las disputas territoriales yacen en el corazn de la larga disputa entre los kurdos y el gobierno de Bagdad.

Los kurdos han estado firmando con compaas extranjeras acuerdos separados para la exploracin del gas y el petrleo y han empezado a vender petrleo en los mercados internacionales en virtud de acuerdos independientes de exportacin.

Todas esas medidas han agravado las tensiones con Bagdad, que considera que esas ventas son ilegales y un desafo a su proclama de tener el control total sobre el petrleo de Iraq.

A despecho de esas proclamas, el gobierno del Kurdistn envi el viernes su primera carga directa de crudo al mercado internacional. La carga, de unas 30.000 toneladas y por valor de unos 22 millones de dlares, se extrajo de un campo petrolfero cercano a Kirkuk y se transport en camiones a travs de la frontera norte iraqu con Turqua.

El Viceprimer Ministro iraqu Hussein al-Shahristani, uno de los aliados ms firmes de Maliki, dijo que el gobierno federal consideraba esas exportaciones de petrleo como operaciones de contrabando.

Mientras tanto, los kurdos estn buscando la ayuda de EEUU porque temen que se ponga del lado de Maliki, asumiendo que ste puede estar dispuesto a todo con tal de seguir siendo Primer Ministro de Iraq.

El domingo, los kurdos enviaron una delegacin a Washington para entablar conversaciones con la administracin Obama sobre la crisis iraqu. La visita tiene lugar tras los comentarios hechos por Brett McGurk, asesor especial para asuntos iraques del Secretario de Estado de EEUU, de que puede que Washington no se oponga a la candidatura de Al-Maliki para formar un gobierno de mayora.

No importa qu solucin elijan los dirigentes polticos en Iraq, la apoyaremos mientras se ajuste a la constitucin, incluso aunque sea un gobierno que integre a la mayora de los grupos polticos, se coment que dijo McGurk tras reunirse con Al-Maliki en Bagdad.

Aunque la embajada de EEUU en Bagdad rest importancia a la declaracin, parece que a los kurdos les preocupa el creciente papel de McGurk en las relaciones diplomticas de Washington con Iraq.

McGurk, nombrado embajador de EEUU en Iraq antes de que el Congreso le rechazara por acusaciones sexuales, es tambin considerado por los opositores sunnes de Al-Maliki como alguien muy cercano al premier iraqu.

El mes pasado, una delegacin kurdo mantuva conversaciones con altos funcionarios estadounidenses en lo que el jefe de la delegacin, Jaled Shwani, describi como intento de resolver los problemas actuales que aquejan al pas.

Shwani, un destacado miembro del parlamento kurdo, fue citado despus por la prensa local diciendo que los problemas de Iraq se resolveran con el establecimiento de tres federaciones en Iraq, basadas en el proyecto del Vicepresidente estadounidense Joe Biden.

En 2007, y mientras prestaba servicios en el Congreso estadounidense, Biden introdujo un proyecto para descentralizar Iraq en tres entidades: una chi, una sunn y otra kurda. El Senado aprob el proyecto por 75 votos frente a 23.

Muchos iraques perciben que la propuesta de Biden tiene por objetivo allanar el camino para la desintegracin de Iraq y los comentarios de Shwani parecen ir destinados a reavivar un debate en Washington sobre el futuro de Iraq favoreciendo las ambiciones kurdas de independencia.

Todo esto debera haber hecho que Al-Maliki fuese ms cuidadoso y hubiera tratado de poner fin al creciente caos poltico iraqu acercndose a sus oponentes en vez de hundir el pas en una incertidumbre an mayor.

Los kurdos, los sunnes e incluso sus propios correligionarios chies, como el clrigo radical chi Muqtada Al-Sadr, considerarn que un tercer mandato de Al-Maliki supondr una recompensa a su fracaso que le otorgar an ms poder.

En enero, los seguidores de Al-Sadr se unieron a los representantes sunnes y kurdos en el parlamento para aprobar una ley que bloqueara a Maliki para un tercer mandato.

Pero Al-Maliki desafi la ley en los tribunales federales y muchos iraques creen que presionar al poder judicial, como ha hecho en numerosas ocasiones en el pasado, para que el tribunal vete esa ley.

Dos preocupaciones continan inquietando al pas: La primera es que Maliki consiga movilizar el apoyo chi para sus ambiciones de un tercer mandato, incrementando as la polarizacin sectaria en Iraq. La segunda es que Mlaiki intente jugar con las rivalidades existentes dentro de los campos kurdo y sunn a fin de reunir suficientes apoyos para su plan de anticipar las elecciones.

Esto significar que las elecciones van a suponer otro fracaso ms en los esfuerzos para levantar la nacin, y que los iraques salgan de ese proceso an ms divididos que antes en lneas tnicas y sectarias.

Salah Nasrawi es un escritor y periodista iraqu.

Fuente: http://weekly.ahram.org.eg/News/2173/19/Early-elections-in-Iraq-.aspx



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter