Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-04-2013

Hostigamientos de Ejrcito y Polica contra la Accin Humanitaria del 26 y 27 de abril
Asesinado el campesino Dairo Luis Espitia en la vereda La Iguana de Tierralta, Crdoba

Asociacin de Campesinos para el Desarrollo del Alto Sin - Asodecas
Agencia Prensa Rural


La Asociacin de Campesinos para el Desarrollo del Alto Sin - Asodecas, denuncia ante la comunidad nacional e internacional el asesinato del seor Dairo Luis Espitian, la creciente militarizacin del corregimiento El Crucito y la persecucin que realiza la Polica Nacional de los actos preparativos a la Accin Humanitaria.

ANTECEDENTES

En el marco de la convocatoria a la primera Accin Humanitaria que se llevara a cabo en el corregimiento El Crucito municipio de Tierralta (Crdoba), entre los das del 26 al 27 de abril, ASODECAS, viene recibiendo por parte de la fuerza pblica una serie de hostigamientos, amenaza y bloqueos con el fin de no permitir el desarrollo de la Accin Humanitaria, actividad que ha sido convocada con el fin de visibilizar la crisis humanitaria originada en el aumento de las hostilidades, la persecucin a las comunidades campesinas y la constante violacin a los Derechos Humanos en esta regin.

Esta accin humanitaria cuenta con el respaldo de varias organizaciones sociales, campesinas y defensoras de los Derechos Humanos a nivel nacional y regional, que han visto la necesidad de acompaar y solidarizarse con los habitantes del corregimiento El Crucito en el Alto Sin.

Los hechos de hostigamiento a este proceso organizativo y las comunidades en general, dan cuenta de la convocatoria hecha por la Alcalda de Tierralta y las Fuerzas Militares a una Jornada cvico militar a llevarse a cabo el da 26 de abril en este mismo corregimiento, acto que busca vincular la poblacin civil en el conflicto armado y poniendo en riesgo la Accin Humanitaria que fue convocada por ASODECAS y las organizaciones sociales en su conjunto, desde los primeros meses del presente ao, violando as por parte de la fuerza pblica el principio de distincin y la consecuente infraccin al Derecho Internacional Humanitario.

Recientemente la Defensora del Pueblo ha alertado del Riesgo para las comunidades de El Crucito y la Iguana, as como el deber de respeto que obliga a las autoridades civiles y Fuerzas Militares de no involucrar a la Poblacin Civil en el conflicto armado.

HECHOS

1. El da 16 de abril fue asesinado el seor DAIRO LUIS ESPITIAN, en la vereda la Iguana en Tierralta (Crdoba), cuyo cuerpo fue encontrado con signos de violencia, su familia ha manifestado sentir temor por sus vidas si denuncian los hechos ante las autoridades pblicas o sin dan ms informacin, situacin que evidencia el sufrimiento de la poblacin civil, la afectacin de sus derechos y el fracaso de las Polticas de Seguridad del actual Gobierno. Al momento de la presente denuncia no se conocen los responsables de tan injusto crimen.

2. El 18 de abril de 2013, a las 5:30 de la tarde en el casco urbano de Tierralta, tres jvenes que hacen parte del comit animador de la Accin Humanitaria, fueron detenidos injustamente por integrantes de la Polica Nacional bajo el mando del Mayor de apellido Cuervo (ya que se neg a identificarse plenamente), cuando se encontraban instalando pasacalles y afiches que invitaban a la poblacin de este municipio a sumarse a la Accin Humanitaria programada para los das 26 y 27 de abril.

Los policiales manifestaron la ilegalidad de la Accin Humanitaria y de la invitacin a la comunidad a participar, que estaban decididos a impedir se difundiera informacin relacionada con la Accin Humanitaria, violentado los derechos fundamentales a la Asociacin, a la Libre Expresin y Opinin, y fundamentalmente a las iniciativas humanitarias de la poblacin civil que buscan tomar distancia con el conflicto armado y su incidencia en las comunidades, buscando la Polica Nacional silenciar a quienes quieren ejercer su derecho a denunciar.

3. Durante la semana del 15 al 19 de abril, se ha visto como el Ejercito Nacional tropas de la Fuerza de Tarea Conjunta Nudo de Paramillo, han incrementado el pie de fuerza acantonado en el corregimiento El Crucito, hostigando a las personas y organizaciones sociales que estn haciendo presencia all en labores de preparacin de la Accin.

Desde ya hacemos responsables al Ejercito Nacional si ocurre algn atentado contra la vida e integridad personal de los integrantes de la comunidad campesina all asentada o de alguna persona que se encuentre en las labores de preparacin y organizacin de la Accin Humanitaria.

El asesinato de este campesino, y los actos de hostigamiento de la Fuerza Pblica se dan en el marco de la preparacin a la Accin Humanitaria, la cual requiere de que lderes de la regin y de otras organizaciones acompaantes se movilicen al corregimiento El Crucito para dar inicio a la actividad los das 26 y 27 de abril, evidenciando claramente que la Poltica de Seguridad del actual Gobierno y la implementacin de la Fuerza de Tarea Conjunta Nudo de Paramillo, ms que una estrategia de seguridad, es una estrategia de silenciamiento de los campesinos y de afectacin de sus derechos territoriales y de iniciativas ambientales en la regin.

Dejamos claro el carcter civil y de ejercicio de derechos y de ciudadana de la Accin Humanitaria, pese a los hostigamientos continuaremos con la relacin de este acto, e igualmente insistimos en el cese de la jornada Cvico Militar convocada por la Alcalda de Tierralta y el Ejercito Nacional como accin de involucramiento de la poblacin civil en las hostilidades.

EXIGIMOS

1. A los Gobiernos municipales, al gobierno Departamental y Nacional tomar las medidas pertinentes que brinde garantas y efectividad de los Derechos Humanos, el Derecho a la Vida, la integridad personal, la organizacin, la libre movilidad, de los lderes de ASODECAS y de todos los participantes de la Accin Humanitaria.

2. A la Fiscala General de la Nacin, la Procuradura General de la Nacin se investigue los hechos denunciados que generan miedo y zozobra a las comunidades campesinas de la zona, y se convierten en actos determinadores de agresiones a las organizaciones sociales y sus integrantes.

3. Exigimos una vez ms al Gobierno Nacional, se brinden las garantas para que todos los integrantes de las organizaciones sociales, estudiantiles, de defensa de los Derechos Humanos, puedan trasladarse al corregimiento El Crucito sin ser objeto de requisas, empadronamientos, maltrato y hostigamiento por parte de la fuerza pblica.

4. A las organizaciones sociales, de victimas, de defensa de los derechos humanos, a la Defensora del Pueblo a la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos requerir al Gobierno Nacional para que suspenda la Jornada Cvico Militar programada por la Alcalda de Tierralta y el Ejercito Nacional, adems que cesen los hostigamientos contra los organizadores de la Accin Humanitaria organizada por las asociaciones campesinas y se brinden todas las garantas para su realizacin.

SOLICITAMOS

A la comunidad Nacional e Internacional, a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos el acompaamiento y el estar atentas a las situaciones de riesgo en las que se encuentran los lderes sociales, los campesinos y las comunidades que trabajan en torno de la defensa de territorios, soberana y buscan la paz por medio de la solucin negociada al conflicto social y armado, y que lo han expresado a partir de su participacin en la gran Movilizacin por la Paz llevada a cabo el pasado 9 de abril en la ciudad de Bogot.


Fuente: http://prensarural.org/spip/spip.php?article10692




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter