Portada :: Chile :: Pueblo Mapuche: Cinco siglos de Resistencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2013

Conflicto chileno-mapuche
Bachelet y el sueo terrible de mapuche asesinados

Tito Tricot
Rebelin


A veces uno suea lo que no desea soar y le llamamos pesadillas; otras tantas miramos a travs de una ventana humeante sin entender porqu se nos asoma de repente un narval incrdulo. Pero hay noches terribles en que se nos aparecen los desaparecidos, sin rostro, sin ojos se nos aparecen, como desapareciendo nuevamente en sus sepulcros marinos. Hay noches de lluvia cuando se nos aparecen otros desaparecidos, otros ojos, otros tiempos, otros bosques, se nos aparecen. Y en la distancia de lo incomprensible creemos atisbar una leve sonrisa, entonces se nos eriza la piel, se nos conmueven los dientes, se nos agota la paciencia cuando se dibujan ante nosotros en todo su descomunal sacrificio jvenes de tierra hmeda. Soy Alex Lemun, murmuran, soy Matas Catrileo, declaran; soy Jaime Mendoza, proclaman. Y se me inunda el alma de tristeza, porque ellos nunca quisieron estar donde estn, aunque no sepamos donde estn. Jams quisieron morir antes de tiempo, de aquel tiempo mapuche que es distinto al tiempo chileno. Quizs por eso los mapuche luchan por recuperar su tiempo, su tierra, su memoria, y tal vez por lo mismo el Estado chileno sigue imponiendo su tiempo y su memoria que es la memoria del despojo y la violencia contra los indgenas.

 

La violencia decimonnica de la clase dominante chilena no ha cesado jams, y para que a nadie se le olvide, declararon una guerra a muerte permanente contra el mapuche. Y muertos ha habido. Los han acusado de salvajes, subversivos y terroristas, por ende, desde la lgica estatal, era importante construir un imaginario colectivo donde la justa lucha del pueblo mapuche se transformara discursivamente en una lucha terrorista. Entonces aplicaron la Ley anti-terrorista con sus consecuencias de detenciones, allanamientos masivos a las comunidades, torturas y asesinatos. La aplicaron los gobiernos de la Concertacin de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. Sin reparos, sin pudor, sin contemplaciones. Por lo mismo, uno podra suponer que el asesinato de tres jvenes mapuche a manos de la polica fue tambin sin vergenza, sin vrtigo, sin consideracin alguna.

 

Entonces Qu pensar cuando la ex presidenta Bachelet afirma que la utilizacin de la Ley anti-terrorista fue un error? Qu decir cuando aquel error le cost la vida a mapuche, destrozando para siempre a sus familias? Cmo entender que alguien como ella, que fue encarcelada por la dictadura, recurra a la violacin de los derechos humanos de los mapuche? Qu diran Alex, Matas, Jaime? pens quedamente tratando de no despertar de aquel sueo terrible y en la esperanza de encontrar alguna respuesta de aquella juventud acribillada.

 

Qu pensarn de este tardo arrepentimiento? La espera se hizo eterna, quizs fueron das o breves segundos Vaya uno a saber! Slo s que se me turb la garganta al escuchar una risa estentrea desde el fondo de mis sueos. Esas preguntas no se hacen, dijo una voz suave como alas de ngel. Intent balbucear un por qu, pero solamente brot un silencio como de gara. No se hacen, dijo nuevamente la voz, porque ya se sabe la respuesta. Estn de ms, no hay misterio, ni laberintos, slo certezas. Cre advertir un dejo de amargura en su mirada cuando la voz seal con absoluta claridad que era demasiado tarde, que ellos seguirn all irremediablemente, que la palabra del wingka vale poco, que es palabra electoral que, en definitiva, no es palabra.

 

No supe que decir, no me dej la hojarasca que opac an ms los escasos fulgores del sueo. Quise ofrendarles un clavel amaranto a aquellos jvenes valientes, pero me dijeron que no, que por qu mejor no les deca si es verdad que a su llegada a Chile la ex presidenta Bachelet de manera arrogante le dijo a un joven como ellos: t no sabes de lo que ests hablando! Dije que s, que era verdad. Cre escuchar un estallido de cristales antes que la misma voz resonara atronadora: Nosotros sabemos de lo que estamos hablando! y ese conocimiento es conocimiento antiguo. Nos mataron ayer y nos siguen matando hoy. Nos despojaron de nuestra tierra ayer y nos siguen despojando hoy. Pero saben? Luchamos ayer y seguimos luchando hoy y para siempre.

 

De pronto esa noche de sueos terribles cedi paso a la esperanza de Alex, Matas y Jaime.

 

Tito Tricot

Socilogo

Director

Centro de Estudios de Amrica Latina y el Caribe CEALC

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter