Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2013

Futuro de la revolucin bolivariana
Una victoria ajustada que deja un escenario de alto riesgo

Luismi Uharte
Gara


La ajustada victoria del movimiento bolivariano en las elecciones del pasado 14 de abril, adems de la sorpresa generada por un resultado inesperado ha abierto un escenario de alto riesgo para el futuro de la Revolucin Bolivariana.

Por qu? A lo largo de la campaa electoral, los principales indicadores sealaban que el chavismo cosechara un triunfo similar al obtenido en octubre de 2012. Por una parte, las encuestadoras tradicionalmente ms fiables (GIS XXI, Datanlisis, Consultores 30.11, IVAD e Hinterlaces) coincidan en reconocer la victoria de Maduro con un margen que oscilaba entre 10 y 20 puntos.

Por otra parte, la masiva movilizacin popular que inund Caracas durante varios das para despedir a Hugo Chvez tras su fallecimiento y fundamentalmente la desbordante carga emocional y el duelo colectivo que se manifestaron en aquellos momentos, hacan prever una victoria contundente en abril. Se interpretaba que los comicios presidenciales podan convertirse en el ltimo tributo al comandante y, por tanto, en un triunfo cmodo para el chavismo, en un contexto de supuesto desconcierto en el electorado blando de la derecha.

Sin embargo, los resultados han mostrado una fotografa sustancialmente diferente, donde no solo se produce una prdida de votos sino tambin una preocupante transferencia de sufragios de una candidatura a otra. Con un porcentaje de participacin parecido (en torno al 80%), no parece que se haya producido un movimiento notable desde o hacia el abstencionismo. Ms bien se ha dado una transferencia de alrededor de 600.000 sufragios desde el chavismo hacia la derecha, desde el que podramos denominar electorado basculante. En apenas seis meses, el chavismo pasa de 8.100.000 votos a 7.500.000, mientras que la oposicin crece de 6.500.000 a ms de 7 millones.

Las razones son numerosas y de diversa ndole. Por un lado, estn las de orden ms estrictamente econmico, siendo la devaluacin y la consiguiente aceleracin de la inflacin la ms evidente, como ya indic en los ltimos das de campaa scar Schemell. Por otra parte, destaca el psimo diseo de la campaa, segn sealan diversos analistas. La apuesta por convertir a Nicols Maduro en un clon de Chvez result poco creble, cuando su propia figura de extraccin obrera poda haber sido mucho ms explotada. Paralelamente, la campaa de la derecha tuvo xito al cautivar a un sector del chavismo blando gracias a su hipcrita pero eficaz relato progresista y respetuoso con la figura de Chvez.

Por otro lado, la ausencia de una figura extremadamente carismtica como la de Hugo Chvez termin perjudicando a un Maduro que a corto plazo, no puede generar el nivel de confianza que el fallecido lder bolivariano proyectaba, y mucho menos la intensa vinculacin emocional que este consigui.

Por ltimo, no hay que olvidar la estrategia de desestabilizacin (golpismo suave) que la derecha y sus aliados externos siguen practicando y que intensificaron en las ltimas semanas: sabotajes a la red elctrica, agresiones de grupos paramilitares, acaparamiento de alimentos y especulacin.

Escenario conflictivo. La gestin violenta y autoritaria de la derrota por parte de la derecha venezolana hay que comprenderla dentro de la lgica de la desestabilizacin que acabamos de sealar y que forma parte del ADN poltico de Henrique Capriles y su entorno. Sin embargo, el desbordamiento de la accin violenta por parte de sus seguidores est perjudicando la imagen forzadamente democrtica y moderada que la actual dirigencia conservadora ha construido en los ltimos tiempos.

El asesinato de ocho personas por parte de las hordas de la derecha y el asalto a instituciones pblicas vuelve a mostrar de nuevo el rostro ms ultra de la oposicin. Pero quizs lo ms simblico, por su carcter descarnadamente fascista, es la agresin y la quema de centros de salud y hospitales, establecimientos que por su carcter humanitario deben quedar fuera de cualquier conflicto, incluso en las guerras.

Probablemente, tras el reconocimiento internacional del Gobierno de Maduro (exceptuando quizs a regmenes como el de Washington) Capriles y su equipo optarn por bajar decibelios y centrarse en la estrategia de desestabilizacin silenciosa y de baja intensidad, que tan buenos rditos les ha dado en las elecciones.

Claves. Ante este complejo escenario en el que el Gobierno bolivariano inicia su marcha en una situacin de evidente debilidad, diversos analistas vuelven otra vez a enumerar los retos ms importantes que debe afrontar el Ejecutivo de Maduro. La exigencia de eficiencia en la gestin pblica vuelve a aparecer como asignatura pendiente y vital para poder restaurar con mayor solidez la hegemona que se ha disfrutado en estos 15 aos.

Sin embargo, no parece suficiente teniendo en cuenta la campaa de desestabilizacin existente. En estos momentos, resulta vital neutralizar o por lo menos reducir el impacto del sabotaje combinado (poltico y econmico) que est sufriendo el pas. Una va (la de la capitulacin) sera el pacto con la burguesa, que podra dar estabilidad poltica a corto plazo, pero supondra el fin del proceso de transformacin. Las recientes declaraciones de Maduro parecen indicar que eso no ocurrir.

La otra va sera una apuesta decidida por comenzar a superar la cultura de la impunidad reinante en el pas. Eso supondra ir ms all de la retrica de la advertencia (si la derecha sigue con la violencia lo que podemos hacer es radicalizar la revolucin) y enfrentar con ms determinacin a los desestabilizadores.

De hecho, quien ms desgaste sufre por la impunidad no son los infractores sino el Gobierno. La violencia econmica (acaparamiento y especulacin) ejercida por los grandes importadores y comerciantes sigue siendo un problema de gran envergadura. Probablemente, las propuestas de expropiacin de algunas empresas emblemticas podran ejercer de efecto demostracin, adems de evidenciar un salto cualitativo en la democratizacin de la propiedad.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130422/398990/es/Una-victoria-ajustada-que-deja-escenario-alto-riesgo



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter