Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2013

La herencia de Andreotti

Gorka Larrabeiti
Rebelin


Andreotti ha muerto. Pregunto en clase qu recuerdo se les viene a la memoria y un alumno lo borda con una adaptacin del clsico microrrelato de Monterroso: "Cuando nac, Andreotti ya estaba aqu". En 1947 era ya secretario de Estado; fue 7 veces presidente del gobierno, ocho ministro de Defensa, cinco ministro de Exteriores, dos ministro de Economa, una ministro de Hacienda. Se defina como un burcrata de la poltica. Sera fcil trazar un retrato horrible de l, pues su sombra aparece en muchos misterios italianos, del caso Moro al caso Sindona, al golpe de Estado de Borghese, al asesinato del periodista Pecorelli etc. El tribunal de Casacin prob su concreta colaboracin con la mafia siciliana slo hasta la primavera de 1980. Andreotti es el protagonista, pero tambin el tab de la historia reciente italiana.

En cuanto protagonista de la Democracia Cristiana, Andreotti fue un arquitecto poltico ad maiore Dei gloriam. En la Plaza del Ges de Roma coinciden dos edificios: la iglesia del Ges y la ex sede de la Democracia Cristiana. Pues bien: igual que Jacopo Barozzi da Vignola proyect la iglesia del Ges en una sola nave segn los preceptos de la Contrarreforma para que la atencin de los fieles se centrara en el altar donde tena lugar la transustanciacin, as Giulio Andreotti contribuy a dibujar y decorar un centro poltico donde confluan los intereses de Vaticano, Estados Unidos y Mafia. Desde el centrismo de De Gasperis, al gobierno de convergencias paralelas, el centroizquierda orgnico, el gobierno de la no desconfianza, el gobierno de solidaridad nacional, o el periodo de la bicameral, y hasta el actual gobierno de amplios acuerdos, la construccin de esa catedral llamada Repblica Italiana, sigue, mal que nos pese, rotando en torno al eje del poder democratacristiano. He ah el misterio, he ah la macchina barroca, que igual que en el cuadro de la iglesia del Ges, a veces, misteriosamente desciende y ensea la verdadera naturaleza del poder. Andreotti fue protagonista clave del atlantismo, desvel oficialmente la existencia de Gladio -una estructura de informacin, respuesta y salvaguardia- en 1990. Tuvo un papel importante en la reunificacin alemana, en la visita de Juan Pablo II a Cuba. Como adversario poltico, no lo ha habido ms odiado, ni temido, por su abnegacin jesutica a la bandera de la cruz y la iglesia en contra del comunismo. No obstante, al compararlo con Berlusconi, no se le puede dejar de reconocer su respeto formal a las leyes de la Repblica. Si tuviera que proponer a nuestros compatriotas un modelo, qu nombre citara?, le pregunt el periodista Enzo Biagi. La Constitucin de la Repblica, contest. Berlusconi jams dar una respuesta semejante, pues esa Constitucin es su mayor peligro. Es cierto que, la comparacin con Berlusconi, le hace santo al peor diablo, y Andreotti lo era. En su crculo ms ntimo se rodeaba de mafiosos, fascistas, especuladores inmobiliarios, banqueros sin escrpulos, cardenales de poco espritu etc. Se justificaba ante su confesor dicindo que la guerra se hace con los soldados que se tienen y que para que crezcan los rboles hace falta estircol. Un hombre sin escrpulos. La tradicin constantiniana y maquiavlica hecha persona. El paradigma del peor relativismo catlico. Impulsor de un neofeudalismo italiano basado en la banalidad del nepotismo. Un hombre sacrificado a un pragmatismo poltico atroz: perpetuar el mal para garantizar el bien.

De Andreotti hay que destacar su tctica poltica. Supo siempre estar a flote en medio de las corrientes democristianas. La regla de oro de su arquitectura poltica consista en la continuidad. Durar ms que el enemigo es la mejor manera de vencerlo. Dijo: Hay quien me ha intentado sepultar antes de tiempo. Entre tanto, hay tambin quien ya muri y rezo por l. El hecho es que hoy Italia sigue gobernada por Enrico Letta, un democristiano, que hablaba en estos trminos de Andreotti: Cuntas veces de nio he odo nombrar a Andreotti en casa de mi to [Gianni Letta, mano derecha de Berlusconi en todos sus gobiernos]... Una presencia tan importante que ni siquiera haba que mentarla, definirla: era la Presencia y basta, venerada por todos. Yo senta veneracin por esta personalidad, este icono.

El pasado 29 de abril, Enrico Letta, pronunciaba su primer discurso como Presidente del Consejo de Ministros ante el Parlamento italiano. Muchos se esperaban que este gobierno, propuesto de modo extraordinario por el Presidente de la Repblica y no por el Parlamento, sera breve, tomara pocas medidas urgentes y se convocaran enseguida elecciones. Su discurso, sin embargo, contena nuevas sorpresas. Tras reconocer los mritos del gobierno Monti, tranquilizar a los poderes internacionales asegurando que se respetaran la lnea marcada por el BCE y el euro, anunci otra extraa criatura: una Convencin constituyente, formada por un comit de sabios ya nombrados por el Presidente de la Repblica, pero abierta a la participacin de otros expertos extraparlamentarios, cuyo objetivo sera reformar la Constitucin y para el cual el gobierno se fija un plazo de 18 meses. As pues, la intencin y el respiro con que parte este gobierno no tiene nada de breve ni de leve. Lorenza Carlassarre, constitucionalista renombrada, denuncia que es ilcito el modo como se quiere reformar la Constitucin y advierte: El objetivo es posponer la reforma de la ley electoral, que es la nica que se podra hacer rpidamente. Esa ley electoral es la que hace ingobernable Italia, la que dicta la emergencia democrtica y en nombre de la cual se impone esa forzatura manierista de recuerdo andreottiano llamada gobierno de amplios acuerdos que rene a berlusconianos y centroizquierda. Esta es la cruda herencia del Divo Giulio.

Cuando muri Andreotti, la Ballena Blanca [Democracia Cristiana] segua all.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter