Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2013

12M15M Reloaded

Jess Gellida
Rebelin


Han pasado dos aos desde que el malestar generalizado de la mayora de la sociedad se convirtiera en una indignacin masiva que se mostr al mundo en forma de ocupaciones de las plazas pblicas de Catalua y de todo el Estado espaol desafiando al orden establecido y poniendo en cuestin la democracia representativa.

Pero que ha quedado de todo ello despus del estallido inicial del 15M y de la voluntariedad de las primeras semanas? Pues bien, durante todo este tiempo el movimiento 15M ha sido el impulsor de grandes movilizaciones como las del 19 de Junio o el 15 de Octubre, entre otras, donde exigan un cambio del sistema, a la vez tambin han promovido activamente las jornadas de Huelga General del 29 de Marzo y el 14 de Noviembre del pasado 2012 reivindicando la lucha de clases para transformar la sociedad. As mismo ha sido y es un movimiento que ha servido como dinamizador de las luchas sociales y laborales. Tanto es as que el 15M supuso una repolitizacin de parte de la sociedad y una reactivacin del activismo social.

Durante todo este tiempo algunas de las asambleas ya han desaparecido pero otras continan trabajando como tales o se han transformado o adaptado a otros movimientos sociales ms concretos. Es el caso de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas donde decenas de sus activistas pasaron en algn u otro momento por el 15M. Tambin podemos hablar de quien forma parte de las Plataformas por la Auditora de la deuda, o de quien apoya a los afectados por las preferentes o de quienes conforman las plataformas contra la banca convencional o de quien forma parte de decenas de plataformas en defensa de los derechos pblicos u otros que conformaron coordinadoras como la del 25S o de quien ha revitalizado algunas asociaciones de vecinos. Estos seran ejemplos de donde estn trabajando los y las activistas del 15M, pero hay ms puesto que tambin encontraris a algunos como nuevos afiliados a los sindicatos de clase y combativos o a otros como militantes de la izquierda anticapitalista en todas sus vertientes. As pues, despus del malestar y de la indignacin inicial vino la toma de conciencia de muchos y muchas de que hay que participar, organizarse y luchar para cambiar las cosas.

Pero, tambin hay que decir que durante estos dos aos el contexto econmico, social y poltico ha empeorado mucho. Estamos bajo la dictadura de la deuda que impone la troika (1), el pago de la cual est suponiendo la implementacin por parte de los gobiernos central y autonmico de toda una serie de polticas de austeridad y de recortes que nos llevan a una tragedia social. Un pago de la deuda que es una gran estafa o si se prefiere un saqueo de las arcas pblicas. Esto es as puesto que el gran problema de la deuda lo tiene el sector privado y no el sector pblico como se quiere hacer creer para as tener la excusa de privatizar lo que queda de un estado de bienestar ya de por s reducido pero que al menos cubra las necesidades bsicas de la poblacin. Es una estafa tambin porque el aumento de la deuda pblica es consecuencia de los bajos ingresos y de los continuos rescates bancarios. Es la poltica de privatizacin de beneficios y socializacin de prdidas. As pues estas polticas nos llevan a una situacin de prdida continuada de toda una serie de derechos sociales y laborales histricamente conquistados y que se concreta en el drama del paro (2), de los desahucios y de la privatizacin de los servicios pblicos. Es decir, un empobrecimiento continuado de la poblacin, un aumento de las desigualdades sociales y una degradacin y precaritzacin de las condiciones de vida de un amplio sector de la sociedad. Con todo esto las protestas han aumentado y, como era de esperar, tambin la criminalizacin y la represin a toda persona o colectivo que lucha para cambiar la situacin.

Es en este contexto cuando llega una nueva convocatoria de movilizacin por parte del 15M con manifestaciones, charlas y quin sabe si ocupaciones en varias ciudades del Estado y de Catalua as como con varias acciones para el mismo 15 de Mayo. Todo ello tiene que servir para continuar denunciando y rechazando un sistema econmico, poltico y social que slo beneficia a una minora de la poblacin y que condena a la miseria a una gran parte de la poblacin mundial, y para plantear y debatir sobre posibles alternativas a este modelo de organizacin social. Unas alternativas que estn sobre la mesa: economa social, soberana alimentaria, sindicalismo de clase y combativo, banca pblica bajo control social, municipalismo alternativo, vivienda digna garantizada, servicios pblicos de calidad, renta bsica universal, trabajo digno, etc. Propuestas que servirn para ir avanzando hacia un mundo donde la justicia social, la solidaridad de clase, la igualdad, la libertad y la democracia radical sean los principios de una sociedad que tiene que estar fuera de la lgica del sistema capitalista.

Por eso, tanto este 12M15M como despus participa, organzate y lucha para transformar la sociedad.

Notas:

(1) La troika est conformada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisin Europea.

(2) Ver este artculo sobre el Fraude fiscal en el Estado

(3) Ver el artculo: El drama del paro

Blog del autor: jgellida.blogspot.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter