Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-05-2013

El periodista Iroel Snchez presenta Sospechas y disidencias en la Asociacin Valenciana Jos Mart de Amistad con Cuba
Una mirada cubana en la red

Enric Llopis
Rebelin


El periodista y bloguero cubano Iroel Snchez no oculta su admiracin por Mark Twain (1835-1910). El escritor estadounidense es conocido por su obra literaria (El prncipe y el mendigo, Un yanki en la corte del rey Arturo o Las aventuras de Huckleberry Finn, entre otros ttulos) mucho ms que por sus textos polticos y periodsticos, en los que adems de un cido sentido del humor esgrima sus ideas contra el imperialismo. Twain tom partido, en su trabajo poltico, a favor del pueblo filipino cuando Estados unidos impuls la anexin de las islas, rechaz las polticas de los imperios britnico y belga y manifest su apoyo a los revolucionarios rusos. Pero, ms all del contenido concreto de sus escritos, recuerda Iroel Snchez, fue un autor de su tiempo que plante ideas vigentes para siempre.

Precisamente esta metodologa, extraer aspectos singulares de la realidad y hacerlos trascender, es la que ha utilizado Iroel Snchez en su libro Sospechas y disidencias. Una mirada cubana en la red, que ha presentado esta semana en la Asociacin Valenciana Jos Mart de Amistad con Cuba. En el libro, el periodista y director de la enciclopedia cubana Ecured recoge una seleccin de artculos de su blog La pupila insomne, que en dos meses cumplir su tercer aniversario. Tres aos ya aportando elementos de anlisis con los que contrastar el pensamiento nico que los medios oficiales propalan sobre Cuba.

En qu contexto nace el blog de Iroel Snchez? Lo define el periodista Pascual Serrano en el prlogo de Sospechas y disidencias: En Cuba los blogueros opositores tenan dinero para conectarse a Internet en los hoteles, sus amigos estadounidenses y europeos les pagaban las computadoras porttiles y el alojamiento en Internet y les galardonaban con premios que incluan viajes y fondos econmicos millonarios. En cambio, los blogueros que, insisto, desde su propia iniciativa y sin escribir al dictado de nadie, defendan la Revolucin y denunciaban las mentiras que contra ella se hacan circular en todo el mundo, se conectan precariamente mediante la red que el estado cubano pone al servicio de universidades, periodistas, mdicos o centros pblicos; manejan una computadora mil veces reparada, no ven ni tocan ninguna moneda en divisa y comprueban cmo son silenciados por los grandes medios de comunicacin extranjeros ().

Sospechas y disidencias incluye cinco bloques de artculos que abordan diferentes cuestiones: el sesgo de los grandes medios de comunicacin cuando informan sobre Cuba; la intervencin de los intelectuales en poltica; el tratamiento que los medios otorgan al fenmeno del terrorismo; las manifestaciones de la poltica exterior de los Estados Unidos y los retos que imponen Internet y las nuevas tecnologas. Todo lo que procede de Cuba se ha convertido en objeto de sospecha, resume Iroel Snchez. Por eso decid dedicar la mayor parte de mis post al anlisis de la informacin que circula en la red sobre mi pas.

Armado de prosa contundente y sutileza en el anlisis, lo que hace particularmente sugestivos sus artculos, Iroel Snchez disecciona la realidad y extrae su esencia. En un texto publicado el 7 de enero de 2011 (Por qu coinciden ABC, El Pas y un connotado terrorista?) parte, fiel a su metodologa, de de los hechos concretos y los trasciende para llegar al principio general. El diario conservador ABC titul un editorial del 6 de enero de 2011 con el abracadabrante Cuba agoniza, en lo que bsicamente coincide con otro editorial de El Pas, La agona cubana. Esto no resulta extrao, explica Iroel Snchez, si se consideran los cables de Wikileaks en los que se informa del encuentro de los jefes de ambos peridicos, en tiempos de Bush, con el Subsecretario de Estado Norteamericano para Amrica Latina. Por lo dems, ambos medios no tienen empacho en calificar con un escueto anticastrista a Posada Carriles, ex agente de la CIA y autor de varios actos de terrorismo, entre otros, la voladura de un avin civil cubano.

El anlisis parte de la informacin fctica publicada por ambos medios y concluye en el enunciado de una categora: Uno de los mitos que nos vende la llamada democracia occidental radica en la supuesta diversidad que permite la propiedad privada sobre los medios de comunicacin, y cmo esta garantiza la expresin de todas las tendencias polticas. En otro post de agosto de 2010 (Banderas cubanas y fotos del Che para El Pas), Snchez rescata la entrevista que el diario del grupo PRISA realiz a la ciudadana cubana Yaqueln Lugo, quien expresaba su deseo de regresar a la isla. Sindicalista combativa y residente en Espaa, Yaqueln denuncia cmo le rompieron un cristal donde haba pegado una bandera cubana con la foto del Che. Sobre la informacin, Iroel Snchez considera que El Pas, tan preocupado siempre por la democracia y la tolerancia en Cuba, no se molesta ni emite juicio alguno por esta actitud intolerante. E irnicamente, siguiendo estela de Mark Twain, propone el envo de banderas cubanas y fotos de Ernesto Guevara al rotativo.

Recorre los post del bloguero cubano la sangre caliente y el compromiso o, mejor, la militancia en una idea fuerza: la defensa de la revolucin cubana. Nunca renuncia a mancharse ni acepta ver las cosas desde la equidistancia. Por eso encabeza un captulo del libro con la clebre cita de Gramsci: Creo que vivir quiere decir tomar partido. Quien verdaderamente vive, no debe dejar de ser ciudadano y partisano. Y dedica un artculo al penltimo libro de Pascual Serrano, Contra la neutralidad. Tambin por esta razn, Iroel Snchez titula su blog con el nombre de un poema (La pupila insomne) del escritor y revolucionario cubano Rubn Martnez Villena (1899-1934), otro ejemplo de lealtad a un ideario.

Tal vez sea este compromiso radical (desde la raz) el que explique la animosidad del periodista cubano hacia quienes practican la impostura intelectual, caso del escritor Vargas Llosa. En un post de octubre de 2010, critica sus servicios a la ideologa dominante, con amables crnicas sobre la invasin norteamericana a Irak publicadas en El Pas pero tambin con obras de ficcin como Travesuras de la nia mala y La fiesta del Chivo. Pero Snchez da un paso ms (mtodo que utiliza para trascender el episodio concreto) y extrae una leccin general de la concesin del Premio Nobel al narrador peruano: Resulta entonces lgico que personajes como Jos Mara Aznar, Carlos Alberto Montaner y peridicos como el madrileo El Pas y El Nuevo Herald de Miami no hayan ocultado su felicidad por la decisin de la Academia Sueca. Aunque Montaner tenga una causa pendiente en Cuba por terrorismo, como agente de la CIA; El Nuevo Herald haya sido premiado desde El Pas con el premio Ortega y Gasset; Aznar est identificado con las polticas norteamericanas y Vargas Llosa sea articulista de plantilla del diario madrileo y autor estrella de la Editorial Alfaguara, ambos propiedad del Grupo PRISA.

Los textos de Iroel Snchez translucen un estilo grueso y rotundo, pero que a la vez incorpora matices y finura en el anlisis. Se trata de post breves y con informacin cabal, que proporcionan otros argumentos sobre la realidad cubana. Estas pautas de trabajo intelectual las traslada, por ejemplo, al anlisis de las guerras imperialistas, en las que tambin se embarra para informar. Sin medias tintas ni aspticas distancias. Con honestidad intelectual y desde los principios. La intervencin en Libia: Extraa la puntera? (21 de marzo de 2011) parte de los bombardeos de la coalicin en el pas africano y eleva el anlisis, otra vez, al terreno de los principios generales: Conociendo la experiencia en provocar los llamados de quienes lanzan las bombas se pregunta uno cmo han logrado los mismos ejrcitos, con las mismas armas, evitar que aparezcan vctimas civiles en las imgenes de los fotgrafos y camargrafos que la . Sobre todo, cuando hace pocos das, fuerzas norteamericanas volvieron a masacrar a un grupo de nios en Afganistn.

El ltimo captulo del libro (Un instrumento revolucionario) lo dedica el autor a analizar el rol de las nuevas tecnologas de la informacin: Internet, redes sociales y blogs. Si bien debe relativizarse la influencia de la tecnologa para alcanzar la transformacin de la sociedad sobre todo, si es detrimento de la lucha en calles y plazas-, es cierto que estas herramientas no pueden dejarse en manos del enemigo (Internet es un instrumento revolucionario que permite recibir y transmitir ideas, en las dos direcciones, algo que debemos saber usar, deca Fidel Castro). Pero considerando siempre el control que el poder ejerce sobre las nuevas tecnologas (algo que recuerda Iroel Snchez en el artculo De Irn a Egipto: Usos y desusos de Internet ). La red constituye un reto para partidos de izquierda y organizaciones sociales. Hacia un ciberespacio socialista?, se preguntaba Iroel Snchez en un post de abril de 2012. Y responda que el uso de Internet (en particular, de la blogosfera) supone una oportunidad para la profundizacin del socialismo en Cuba. Pero tambin con sus riesgos: el de una brecha digital interna que favorezca la aparicin de una ciberelite individualista desconectada de las realidades y necesidades de la mayora de los cubanos. Ambivalencia en la red.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter