Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-05-2013

Drones sobre Brooklyn

Pablo Bustinduy
Diagonal


La polica se ocupa perpetuamente de detalles

Montesquieu

En una entrevista reciente, al alcalde de Nueva York le preguntaron sobre el posible uso de los drones para tareas de vigilancia en la ciudad. Bloomberg lo dio por hecho: Tendremos ms visibilidad y menos privacidad. No veo cmo se podra evitar. Su respuesta gener bastante polmica, en una atmsfera encendida desde que el senador Rand Paul aguantara 12 horas hablando sin parar en la tribuna para bloquear el nombramiento del nuevo director de la CIA, que se niega a garantizar que no habr ataques con drones en suelo norteamericano. Para algunos, los drones se han convertido en el smbolo de los desbordes del poder ejecutivo, de cmo la war on terror ha hecho de la excepcin el paradigma no solo de la poltica militar, sino de la gestin misma del orden pblico. Hoy resulta difcil imaginar a Obama repitiendo su chiste del ao 2010, cuando se dirigi pblicamente a un grupo de pop adolescente que le gustaba a sus hijas para decirles: No os equivoquis. Os lo dir con solo dos palabras: predator drones. No lo veris venir. La audiencia se ri a carcajadas.

Para aquel entonces los EEUU ya haban llevado a cabo unos 300 ataques con drones solo en territorio pakistan, matando segn los clculos del Bureau of Investigative Journalism a ms de 2000 personas. Las cifras exactas son imposibles de conocer, pero es sabido que desde entonces los ataques se han multiplicado. Tambin se sabe que los drones son solo el aspecto ms visible de una aceleracin tecnolgica que est transformando profundamente el complejo industrial-militar norteamericano. El alcance del nuevo paradigma securitario, que se basa en la medicin y modulacin continua de riesgos abstractos y en la gestin compleja de rdenes de regularidades e interrupciones, depender de los avances en la computacin cuntica, la robtica militar y la farmacologa (hace poco, el profesor Matthew Liao alertaba en una entrevista de las investigaciones militares con el propranolol, una droga para eliminar qumicamente ciertos recuerdos de los soldados, y por ende cualquier tipo de rmora moral). Claro que todo esto no genera demasiada oposicin: en los EE.UU. la fobia al Estado es compatible con un militarismo visceral, y desde 2001 la palabra seguridad ha bastado para encauzar casi cualquier debate sobre excesos, abusos y derivas. A pesar de todo el ruido reciente, las encuestas muestran que un 65% de los ciudadanos apoya los ataques no tripulados contra sospechosos de terrorismo. De ah la estrategia de Bloomberg: presentar la vigilancia como algo inevitable.

La paradoja es que el reforzamiento de los aparatos securitarios del Estado va de la mano con un desmantelamiento sistemtico de los programas de proteccin social. Es lo que explica Michal Foessel en su libro Estado de Vigilancia: el imperativo de la seguridad se obsesiona con la vulnerabilidad de la propiedad y los cuerpos, pero ignora la precariedad y una violencia social que no deja de crecer; cuando se trata de abordar los riesgos inherentes a la sociedad de mercado, cada cual ha de protegerse por s solo. Claro que no se trata de una simple oposicin entre pblico y privado o entre el Estado y el individuo. Foessel explica que en el rgimen neoliberal, la vigilancia gobierna en realidad ambos lados del espectro: a nosotros tambin se nos exige que estemos siempre vigilantes, que calculemos riesgos, oportunidades y amenazas, que nos hagamos responsables de nuestra seguridad y emprendedores de nuestro bienestar, que actuemos de forma egosta, racional y previsible en el espacio transparente del mercado. La ciudad neoliberal es un rgimen general de atencin y movilizacin constantes. Por eso los drones que sobrevuelen Nueva York harn lo mismo que se nos exige a diario a los peatones: estar atentos a todos y a todo, hacer que lo indeterminado parezca peligroso, ansiar una vida transparente, predecible, libre de toda contingencia.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/libertades/drones-sobre-brooklyn.html

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter