Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-05-2013

Hablando claro

Antonio Jos Gil Padilla
Rebelin


Tal como seal en un artculo del 10 de enero del presente, de vez en cuando es aconsejable aparcar la reflexin y el anlisis para limitarnos a describir con meridiana claridad los hechos y las situaciones que se van sucediendo da a da, arrastrando a sociedades como esta nuestra hacia la pobreza, la desigualdad, el desconcierto, la impotencia y la desesperacin. A todo esto, la indiferencia sigue siendo el refugio de aquellos y aquellas a los que la desgracia no les ha alcanzado an.

1. Segn los datos que proporcionan los organismos oficiales, el nmero de parados en Espaa supera los seis millones, y el de la Eurozona supera los veintisis. Y la tendencia es que esas cifras sigan aumentando. A ello hay que aadir la precariedad y los bajos salarios de quienes an mantiene su puesto de trabajo. Si el final de la crisis se refiere a la consecucin del pleno empleo, a la estabilidad laboral y a un salario digno, podemos decir, sin ningn tipo de dudas, que esto que llaman crisis econmica, no tendr nunca final en el marco del actual modelo econmico, poltico y social.

Axioma n 1: El actual sistema nunca ser capaz de proporcionar trabajo a los millones de parados que existen, ni a los que cada da van engrosando esa tremenda relacin.

2. Los polticos y los expertos, de una manera atrevida e insolente, nos anuncian la salida de la crisis sin ningn tipo de firmeza, aplazando ese final cada vez que les viene en gana, sin aportar la mnima informacin de cmo ser la recuperacin, ni de la activacin de los factores que deberan intervenir para que esto ocurriera. El deseo social de que esto se arregle permite que estas incoherentes noticias calen en la mayora de los ciudadanos y ciudadanas.

Axioma n 2: Los polticos se blindan de cara al pueblo, se refugian en el acto electoral de cada cuatro aos, los intereses comunes se la traen al pairo, y su nico objetivo es vivir cmodamente y seguir viviendo como clase privilegiada, integrndose, en muchos casos, en esa prctica corrupta que se ha hecho endmica en este pas nuestro.

3. Los medios de comunicacin, radio y TV, cubren gran parte de su programacin con eso que llaman tertulias, convertidas en un tipo ms de reality. Son una panda de elementos muy bien elegidos que rotan y saltan de cadena en cadena acumulando un sueldo astronmico, en relacin a los miles de profesionales de la informacin infrapagados e infravalorados, obteniendo estas ganancias a cambio del sucio papel que desempean.

Axioma n 3: Los medios de comunicacin, sometiendo a la poblacin a un permanente lavado de cerebro, son (todos) la barrera de contencin del poder real y de los polticos, aadindose ellos mismos a ese sector de clases privilegiadas.

4. La desigualdad se hace cada da ms patente, internndose en todas y cada una de las diferentes capas sociales. Las grandes fortunas crecen en nmero y cantidad: las diferencias son cada vez mayores entre los muy ricos y los pobres (desigualdad con maysculas). Por si eso fuera poco, a diferencia de otros tiempos, la clase trabajadora est totalmente desestructurada: existen enormes diferencias entre personas con el mismo nivel formativo, experiencia laboral, edad, etc. (desigualdad con minsculas). En una breve taxonoma encontramos asalariados bien retribuidos en trabajos acorde con su perfil, subempleados con salarios de miseria, empleados y empleadas eventuales con bajos salarios, precarios o parados. Adems, la lista de excluidos se alarga da tras da. En ella se encuentran los que jams podrn tener acceso a un empleo por muy miserable que este sea.

Axioma n 4 (a modo de corolario del axioma n 1): El actual sistema, o aquello en lo parece desembocar, nunca tendr capacidad para eliminar o reducir la desigualdad.

Axioma n 5: La pobreza crece sin parar, afectando a amplias capas sociales. Entre ellas se encuentra un buena parte de la juventud lo que genera una especie de espiral que va ahogando al propio sistema.

5. La desigualdad, el paro, la precariedad, el justificado desprecio por la poltica actual y por los polticos son el origen de la aparicin de un sin fin de organizaciones y movimientos sociales. Cada da nos encontramos con alguno nuevo. Los medios de comunicacin no tienen ningn reparo en hacerse eco de ellos, de sus protagonistas y de sus actividades, lo que demuestra que no suponen ningn peligro para el sistema, dado que los mass media, tal como hemos sealado, son uno de los principales instrumentos de defensa de los poderosos.

Axioma n 6: Las acciones de estos grupos no daan al sistema. Al no conseguir logros, los movimientos se van diluyendo como azucarillos en un vaso de agua (el ltimo llamamiento del 15M, al que acudieron unas 200 personas, parece una prueba evidente).

6. La respuesta a la actual situacin tal vez la encontremos en el poder omnmodo del sistema que ha ido conformando y configurando el estado intelectual y emocional de una sociedad que, poco a poco, ha ido perdiendo aquellos valores que, en otros tiempos, nos hacan ms humanos, y, en gran medida, el inters por la superacin intelectual.

El dinero se ha convertido en el valor nico, y tras l se esconde la codicia. A ella le acompaan la ambicin, la envidia, la admiracin hacia los que ms tienen y el egosmo, de tal manera que todo ello es asumido sin reparos por amplias mayoras de la sociedad. Por lo tanto, los grandes problemas materiales que nos aquejan no se resolvern de la noche a la maana.

Axioma n 7: Mientras la sociedad no se escandalice por la barbaridad que supone el que algunos guarden grandes fortunas en parasos fiscales, por los enormes ingresos de deportistas, estrellas de radio y TV, por los salarios de los gestores de entidades bancarias y por sus jubilaciones (la ltima 88 millones de Euros). Mientras no produzca una repugnancia generalizada saber que los corruptos acumulan tanto dinero, mientras todo esto no provoque, al menos, una revolucin interna en todos y cada uno de los que formamos esta sociedad, poco podemos esperar.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter