Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2013

Asesinan a ambientalista en la tranquila Costa Rica

El Pas/Otramrica


Hay pases que viven presos de su propio imaginario. Costa Rica es uno de ellos. All se lucha en muchos frentes y cada da la respuesta del estado y de los poderes fcticos es ms violenta. En la madrugada del 31 de mayo fue asesinado el bilogo Jairo Mora. Las organizaciones ticas estn indignadas.

De hecho, tras conocerse la identidad de la vctima y sus recientes denuncias, ecologistas de diversa procedencia y mbitos de accin alzaron su voz de protesta. Jairo Mora era un joven activista en defensa de las tortugas en las costas de Limn. Fue secuestrado y asesinado frente a Moin, en la provincia del Caribe.

Una vigilia y marcha desde el MINAEM hasta los tribunales de justicia se anunci de inmediato como forma de solidaridad, luto y recuerdo. La actividad se realizar el mircoles 5 de junio a las 5 p.m. frente al Ministerio del Ambiente.

Mora Sandoval, un bilogo de 26 aos, haba denunciado pblicamente que los drogadictos eran los principales enemigos de la reproduccin de los quelonios en Limn, en el Caribe de Costa Rica.

En abril anterior, Mora Sandoval pudo haber iniciado el camino hacia su muerte tras revelar a un medio de comunicacin que los drogadictos impedan que la mayor parte de los huevos, puestos en la playa, se reprodujeran.

Fuentes policiales, que pidieron el anonimato, apuntaron a que alguno de los lderes narco de la zona habra ordenado el asesinato de Jairo Mora, ya que su labor de vigilancia les impeda a los clientes robar los huevos de tortuga para comprar droga.

De acuerdo con informacin disponible en la zona caribea, un nido de tortuga baula tiene 80 huevos. Para un desempleado eso significa un ingreso. Van a la playa, saquean unos tres nidos y eso son 40.000.

Aunque el saqueo de huevos no es nuevo, s lo es el intercambio de huevos por droga, una modalidad que ha cobrado fuerza, segn el reporte.

En enero anterior, ya Mora Sandoval haba sido amenazado de muerte cuando caminaba por la playa de Mon, en Limn, mientras monitoreaba los nidos de huevos de tortuga para asegurarse que no fueran saqueados ilegalmente, afirm el diario La Nacin en abril anterior, como parte de un reportaje sobre el problema de la droga en la zona. al Ministerio de Ambiente.

Jorge Mora Portugus, representante de ARCA (Asociacin Regional Centroamericana para el Agua y el Ambiente) en Costa Rica, expres su solidaridad con la familia de Jairo Mora y su preocupacin por la constante intromisin de elementos de narcotrfico en la accin criminal contra el ambiente en las costas de Costa Rica. "Ambas cosas estn mezcladas. Las bandas de narcotraficantes se dedican tambin al saqueo de huevos y a la cacera de tortugas, como justamente haba denunciado Jairo Mora recientemente". Para el abogado ambientalista lvaro Sagot, "el asesinato de Jairo Mora agrega otro nombre a una nefasta lista, lo lamentamos profundamente". Pero, adems, Sagot seal que "el Poder Ejecutivo es el principal generador de conflictos ambientales, y resulta ser promotor de estos atentados tambin por su psima fiscalizacin de la biodiversidad". Por su parte, Mauricio lvarez, presidente de la Federacin Ecologista, expres su indignacin sobre este "vil asesinato" que "enluta al movimiento ecologista y estremece a la sociedad toda". "Desgraciadamente hay antecedentes desde hace muchos aos de intolerancia, intimidacin, amenazas y violencia contra ambientalistas y luchadores sociales". El ecologista record las palabras de la presidenta de la Repblica, Laura Chinchilla, quien a inicios de su mandato pidi "colaboracin" para enfrentar a los "grupos radicales" defensores del ambiente que "no quieren desarrollo". "Esos grupos los vamos a tener que enfrentar juntos", dijo Chinchilla el 30 de octubre del 2010 ante la cmara de ganaderos. Para lvarez, ese fue un llamado a la intolerancia que tuvo efectos inmediatos y duraderos. Marco Levy, abogado y ambientalista de Limn, dijo que la muerte de Jairo es una prdida irreparable, producto de la violencia que azota a su provincia, generada por la falta de empleo y de proyectos de desarrollo para abrir oportunidades a los habitantes del Caribe costarricense.

Asesinatos, atentados y amenazas

La intolerancia, criminalizacin, persecucin y judicial ilacin de la defensa ambiental en Costa Rica no es novedad. La federacin Ecologista emiti un comunicado con numerosos casos en los que se persigue a ambientalistas. Esa persecucin se da desde el crimen organizado, en algunos casos, pero tambin desde empresas trasnacionales con intereses en los recursos naturales y hasta el propio Estado que persigue a quienes se oponen a planes de desarrollo que impactante al ambiente. Estos son algunos de esos hechos:

Fuente: http://otramerica.com/radar/asesinan-ambientalista-la-tranquila-costa-rica/2930



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter