Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2013

El copresidente del Partido de Izquierda francs, Jean-Luc Mlenchon, interviene en un acto poltico organizado por EUPV-IU
Un frente de izquierdas contra las polticas austeritarias

Enric Llopis
Rebelin


Solemnes y versallescos, el presidente del Gobierno espaol, Mariano Rajoy, y el de la Repblica francesa, Franois Hollande, se han reunido esta semana en el Palacio del Elseo. La puesta en escena, que ha copado portadas en los medios de comunicacin, es interpretada del siguiente modo por Jean-Luc Mlenchn: Representan el eje de la capitulacin; son los mejores alumnos de la Europa merkelizada, que mantienen un encuentro para hablar, hablar y hablar, y luego poner en prctica las polticas de siempre.

El copresidente del Partido de Izquierda francs y eurodiputado desde 2009 por el Frente de Izquierda (que agrupa al Partido Comunista Francs, el Partido de izquierda e Izquierda Unitaria), Jean-Luc Mlenchon, ha participado en un acto poltico organizado por EUPV-IU con el ttulo de Unidos frente a la Troika. Mlenchon logr el 11% de los votos (cuatro millones de sufragios) en las elecciones presidenciales de 2012, lo que le situ en el cuarto lugar. En la segunda vuelta demand el voto para el candidato del PSF, Franois Hollande, con el objeto de impedir que la derecha, encarnada por Sarkozy, revalidara su mandato. El Frente de Izquierdas rechaz integrarse en un ejecutivo de coalicin tras las elecciones.

Frente al pesimismo, la desesperanza y la fatalidad ante las polticas econmicas implementadas por la Troika, Mlenchon ha recordado que hay alternativas. Las mismas que le traslad al analista poltico de The Guardian, Seumas Milne, en una entrevista: El BCE tendra que poder prestar directamente a los estados miembros; () Y qu pasa si no podemos pagar la deuda? No es grave. Los norteamericanos no pagan nada de su deuda. Continuamente se autofinancian (). Por consiguiente, Europa no debe nada a nadie. Si Europa pagara directamente toda su deuda soberana al estado, en lugar de dar dinero a los bancos, que a continuacin lo prestan a los estados miembros mientras elevan los tipos de inters y multiplican su valor por dos, tres, cuatro, cinco o siete, esto sera mucho ms razonable. Y cul sera el riesgo? Un poco de inflacin? Bueno, Qu prefiere, un poco de inflacin o morir?. En diciembre de 2011 y enero de 2012 el BCE realiz prstamos a los bancos europeos por valor de 800.000 millones de euros.

En tono pedaggico, con un discurso sencillo, directo, y que no incurre en la espesura intelectual, Mlenchon insiste en una idea ms que recurrente en los programas de la izquierda transformadora: La poltica ha de mandar sobre la economa y, para lograrlo, nos hace falta un cambio en la correlacin de fuerzas. Claro y difano. Precisamente para alterar las tendencias hegemnicas hoy en Europa, Jean-Luc Mlenchon reivindica el rol de Francia, actualmente la segunda potencia econmica de Europa y, en menos de una dcada, el pas con mayor potencial demogrfico.

Por qu deben combatirse las polticas austeritarias? Responde el eurodiputado que, por una parte, destruyen el estado social pero, adems, por su carcter autoritario, rompen con la democracia y la Repblica. Ser republicano consiste en un contrato poltico fundamentado en la libertad, la igualdad y la fraternidad; y las polticas austeritarias caminan en sentido contrario: atacan directamente el estado republicano, el corazn de lo que somos; lo que los franceses aprendemos leyendo las fachadas de nuestros edificios pblicos, donde en ningn caso se mencionan palabras como .

Quienes predican el rigor mortis econmico, agrega Mlenchon, nunca hablan de igualdad, pues la consideran una forma de violencia contra el orden natural de las cosas que, segn ellos, distingue entre ricos y pobres. El dirigente del Frente de Izquierda pergea, adems, un discurso que recupera los valores morales ante una crisis que corroe los basamentos de la cohesin social: Este modelo horrible nos acostumbra a ver a gente durmiendo en la calle, explica. Pero hemos de insistir en que el ser humano se construye culturalmente en los actos de la solidaridad y la fraternidad, no en la competencia.

En el discurso del lder del Front de Gauche, se aprecia claramente el tinte verde de la coalicin. El ecosocialismo, como alternativa al capitalismo productivista, es la nica frmula compatible con la vida humana. Es urgente reforzarla. Y no se trata, aclara Jean-Luc Mlenchon, de un apriorismo ideolgico, sino de una respuesta necesaria y profunda a problemas acuciantes como el cambio climtico (la mitad de la poblacin francesa vive a menos de 100 kilmetros del mar). Resultan compatibles el discurso obrerista y el ecologismo? Mlenchon no lo duda: la clase trabajadora es la primera que padece en el centro de trabajo los productos nocivos para la salud. Al final, agrega, el que elige el campo de la humanidad y del pobre, nunca se equivoca de bando. Esto es relevante porque, a fin de cuentas, cada uno de nosotros se enfrenta a su responsabilidad individual.

La izquierda poltica y social lucha por otra Europa. Sin embargo, se abren continuamente nuevos frentes. El candidato por la izquierda transformadora a las ltimas presidenciales francesas recuerda la ltima trinchera: las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unin Europea, del que en Espaa se ha informado muy escasamente. El mandato de negociacin de la UE es secreto, no se les ha facilitado a los eurodiputados. An as, Durao Barroso, Van Rompuy y Merkel ya han dado la bienvenida a la firma de este tratado. Un reciente artculo del catedrtico Vicen Navarro en la digital Sistema explica que la aplicacin del TLC tendr un impacto muy negativo en el bienestar y calidad de vida de las clases populares de los pases de la UE. Las grandes beneficiarias sern, a juicio de Navarro, las grandes empresas financieras, manufactureras y de servicios, lo que explica su trabajo de presin en Bruselas y Washington para redactar el tratado (2.532 lobbies movilizados en la capital belga).

Pese a que la proliferacin de obstculos que ponen cada vez ms difcil el cambio social, el periodista, corrector de imprenta, profesor de francs, licenciado en Filosofa y exministro de Formacin Profesional (2000-2002) durante la presidencia de Jospin, observa otros elementos que juegan a favor: La cadena del neoliberalismo va a romperse; lo hemos visto en Amrica Latina. Porque pegan y pegan...hasta que la olla revienta, hasta que llega el elemento , que puede ser la subida del autobs en Caracas, el precio del agua en La Paz, el en Buenos Aires o la inmolacin a lo bonzo de un joven en Tnez; la consigna en todos estos pases ha isdo la misma: ; y sabemos que esto acabar pasando en el sur de Europa, remata Mlenchon.

Una de las grandes tareas es prepararse para cuando llegue ese momento. Jean-Luc Mlenchon lo expresa en otros trminos: ser capaces de gobernar, es decir, precisar nuestro programa poltico, concretarlo, porque la realidad siempre es muy concreta; y esto no implica rebajar nuestros sueos. El romanticismo es muy bueno, pero manejar una revolucin requiere seriedad y concrecin. En este proceso de transformacin (la Revolucin Ciudadana que proclamaban los compaeros ecuatorianos), el copresidente del Partido de Izquierda apela a la movilizacin de unas masas conscientes e intelectualmente preparadas, porque el cambio nunca se producir de arriba abajo.

La Revolucin Ciudadana, segn matiza Mlenchon, incluye el ideal clsico de Revolucin Socialista. En Francia se ha materializado en los siguientes objetivos: un proceso constituyente que culmine en la institucin de la VI Repblica; los cambios en el sistema productivo y la nacionalizacin de los sectores incompatibles con el beneficio privado; y la introduccin de cambios en la orientacin de las normas jurdicas, que abran paso a un nuevo sistema basado en la cooperacin, no en la competitividad. Movidos por estas ideas fuerza, decenas de miles de franceses salieron a la calle el pasado 5 de mayo en Pars, desde la plaza de la Bastilla hasta la plaza de la Nacin. El 1 de junio se han convocado manifestaciones en ms de 50 ciudades europeas contra las polticas de la Troika.

En Francia, socialistas, comunistas, trotskistas, maostas... hemos conseguido subrayar los que nos une, para hacer frente a las polticas de la derecha y de los socialistas en el poder; hemos sido capaces de hacer este esfuerzo, en lugar de pasar horas y horas discutiendo sobre nuestras visiones del pasado. Y esto es mucho, teniendo en cuenta que tenemos poco tiempo para hacer frente a lo que pronto ocurrir, remata el lder de izquierdas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter