Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2013

Sin piedad
El cinismo y la hipocresa de los representantes de las clases dominantes espaolas

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


El Banco de Espaa abre la puerta a la supresin del salario mnimo se afirma estos das en titulares periodsticos [1]. Nos lo imaginbamos, porque la puerta estaba abierta de hecho desde haca meses. No es imposible que el incesante coro de buitres y aves de rapia y uno de sus lemas dominantes el salario mnimo dificulta la salida de la crisis: a la hoguera con el!- tenga algn director en la sombra.

Y no solo es eso. El gobernador del Banco de Espaa, Luis Linde, el mismo ciudadano que ha ingresado en el ltimo semestre unos 12.000 euros mensuales (no es imposible que me quede corto), algo as como 17,5 veces el salario mnimo interprofesional, propone tambin, en su informe anual, acabar con los convenios colectivos, adelantar el retraso de la edad de jubilacin a los 67 aos y adoptar nuevas medidas que permitan rebajar an ms los salarios de los trabajadores. Dales duro Linde, que son escoria obrera!

El documento de marras lo dice finamente, muy finamente: Cabra explorar la posibilidad de establecer nuevas frmulas que permitieran, en casos especiales, la desviacin temporal respecto a las condiciones establecidas en la negociacin colectiva, o mecanismos excepcionales para evitar que el salario mnimo acte como una restriccin para grupos especficos de trabajadores con mayores dificultades para su empleabilidad. Hablan as, les ensean modales exquisitos en sus centros de estudios, en sus universidades de lite y en las revistas internacionales y de prestigio donde publican sus panfletos ideolgicos vendidos como ciencia objetiva, neutral, matematizada y asptica en acto.

Cuando hablan de grupos especficos de trabajadores ya nos podemos imaginar de quines estn hablando. De los cirujanos de la Teknon? De los ejecutivos del Banco de Santander? De los miembros de los consejos de administracin de las grandes corporaciones? De los gobernadores de instituciones pblicas? De los directores generales de la administracin? Es obvio que no. La consigna-ataque del insigne gobernador est lanzada contra los currantes asalariados. No le llambamos a eso lucha de clases? No es eso?

Las medidas que se aconsejan suponen, como es evidente, que las empresas puedan contratar por debajo de lo que exigen los convenios colectivos de sectores o empresas. Para qu entonces los convenios? Qu va a quedar de ellos? La medida, ni que decir tiene, es vista con muy buenos ojos por los empresarios. Es el mtodo, gritan al unsono, para salir de la crisis!

Tambin, vale la pena insistir, estn hablando de suprimir el salario mnimo -645 euros mensuales, con 14 pagas al ao- para los trabajadores con menos cualificacin o para segmentos de edad con mayores dificultades para encontrar un empleo. Est claro de los sectores sociales de los que hablan, meridianamente claro. Pobre juventud espaola!

La postura del seor gobernador se suma a otras peticiones: de la OCDE, de la Comisin Europea, del Crculo cataln de empresarios, de algunos sesudos catedrticos de Economa (uno muy televisivo de la Pompeu Fabra), etc. El diablo de la injusticia los cra y ellos se juntan cuando tienen ocasin! Y ahora, as lo creen, es su momento.

En el fondo (incluso en la superficie) todo est claro: seguir en la senda de la esclavitud salarial (de la que en el fondo nunca hemos salido), desdibujando la nueva agresin con el mantra-lema del momento: hay que buscar procedimientos, sean los que fueren, para salir de la crisis. El pas no puede soportar seis millones de parados, hay que darles trabajo al precio que sea!

Danzad, malditos, danzad: este es el punto. Es la contrarrevolucin ininterrumpida y permanente del capital y sus secuaces contra los desfavorecidos de Espaa y del mundo. Hay o no hay motivos para una inmensa revolucin democrtica ciudadana? Hay o no hay motivos para apoyar el proyecto de ley que regule la renta garantizada ciudadana en Catalua?

Nota:

[1] http://www.librered.net/?p=27110

Salvador Lpez Arnal es miembro del Frente Cvico Somos Mayora y del CEMS (Centre dEstudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter