Portada :: Opinin :: La Izquierda a debate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2013

El s de cada no
Nuestras preguntas

Beln Gopegui
Diagonal


Las preguntas suelen estar mejor valoradas que las respuestas, parece que en las preguntas hay una apertura, una capacidad de descubrimiento que la respuesta cerrara. Sin embargo, tambin las preguntas cierran y si nos las eligen, nos eligen el campo de batalla.

En La Tuerka se hizo un programa sobre el aborto y debido acaso a esta sensacin de que el peligro est en las respuestas, sucedi que la pregunta la eligieron otros. Tres a favor y tres en contra retrotrayndonos a un momento en que pareca admisible debatir si el cuerpo de la mujer era de la mujer o era propiedad del hombre. Si un ministro del PP hubiera sugerido que para abaratar la educacin pblica sera til que slo los chicos, y no las chicas, estudiaran, entonces, para ser ecunimes, para ser tal como quienes eligen las reglas nos dicen que hay que ser tambin lo debatiramos con tres a favor y tres en contra? O si en Europa alguna autoridad plantease establecer como legal lo que parece que es real decretando que slo aquellas personas cuyos ingresos no alcanzan los cien mil euros anuales puedan ingresar en prisin durante ms de unos meses, habr que discutirlo tres contra tres? No. Habra que luchar.

Entretanto, va llegando el tiempo de empezar a trabajar en nuestras preguntas. Por ejemplo: Nos parece bien poner un lmite a la riqueza, un salario mximo, un rgimen impositivo terrenal y no paradisaco a las multinacionales? y, en tal caso, cmo acumularemos el capital necesario para comprar medicamentos, maquinaria o gas cuando se nos nieguen? Qu papel adjudicamos al Ejrcito, que propuestas tenemos para relacionarnos con l si llega el momento? Cuando deroguemos la ley que dio va libre a la privatizacin de la sanidad tomaremos medidas retroactivas? cules? Qu instituciones y medios usaremos para distribuir justamente los cuidados? Con que estrategia haremos frente a las presiones de Microsoft y Apple si adoptamos masivamente sistemas de software libre? Cmo lograremos hacer efectivo el derecho al trabajo? Cul es el orden de prioridades real para poder vivir sin dejar la tierra exhausta? Etctera. Cuando las discutamos, lo importante no ser que haya tres con una propuesta y tres con otra, o seis personas con seis visiones, investigaciones y modelos diferentes, sino indagar en comn sobre cmo hacer lo que s pensamos que debemos hacer.

Fuente:
http://www.diagonalperiodico.net/culturas/nuestras-preguntas.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter