Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-07-2013

La criminalizacin del derecho humano al asilo

Augusto Zamora R.
Rebelin


La Declaracin Universal de los Derechos Humanos fue aprobada sin oposicin por la Asamblea General de NNUU, el 10 de diciembre de 1948, como Resolucin 217 A (III). Ocho Estados se abstuvieron: la Unin Sovitica y los pases del Este, Arabia Saud y la Sudfrica del apartheid. Votaron a favor todos los pases occidentales, con EEUU a la cabeza. No en vano, el comit de redaccin encargado de elaborar el primer proyecto de declaracin estuvo encabezada por Eleanor Roosevelt, viuda del presidente Franklyn D. Roosevelt. Pues bien, el artculo 14 de esta Declaracin dispone que En caso de persecucin, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de l, en cualquier pas. No cabe dudar, pues, de que el asilo es un derecho humano esencial.

El caso de Edward Snowden ha devuelto actualidad a la figura del asilo territorial, tan atrozmente comn en el siglo XX, a causa de las dos guerras mundiales, que dieron origen a la Convencin de Ginebra sobre Refugiados, de 1951. Segn dicha Convencin, se entiende por refugiado a la persona que debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religin, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones polticas, se encuentre fuera del pas de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la proteccin de tal pas.

La situacin de Edward Snowden encaja a cabalidad en la figura del refugiado, segn fue definida en 1951 y como demostr la repudiable humillacin sufrida por el presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma. El presidente Morales, a pesar de lo dispuesto por las normas internacionales sobre inmunidad soberana y derecho de trnsito de los jefes de Estado, padeci los efectos de la cacera ordenada por EEUU contra Snowden. Fue su supuesta presencia en el avin presidencial boliviano lo que determin el cierre del espacio areo por parte de tres pases europeos. Este acto vino a demostrar que Snowden es una persona perseguida por el pas de su nacionalidad.

El gobierno estadounidense alega que los actos de Snowden revelar que EEUU tiene montada una red mundial de espionaje ilegal contra casi todo el mundo- constituyen, segn las leyes de ese pas, un delito comn y que Snowden por tanto- slo puede viajar a EEUU. La pretensin de EEUU ataca de lleno y criminaliza el derecho humano al asilo, segn ha sido definido por todos los tratados y declaraciones que lo regulan.

EEUU y sus aliados olvidan adrede que el fundamento ltimo del asilo territorial es la persecucin que sufre una persona. Si no hay tal persecucin no cabe invocar ningn tipo de asilo o refugio. Que el acto que origina tal persecucin sea comn es irrelevante, si la comisin de tal delito comn est motivada por causas polticas. El elemento poltico es consustancial al asilo o refugio territorial o diplomtico. La nica excepcin es la existencia de crmenes internacionales, que no pueden ser objeto de asilo. T anto el asilo como el refugio territorial presuponen la comisin de un delito segn las leyes del Estado que persigue, con la singularidad de que ese delito es o estrictamente poltico (caso de una rebelin militar, como seal la Corte Internacional de Justicia en 1950) o es un delito comn cometido por razones polticas. Y es la comisin de ese delito poltico o motivado por causas polticas lo que justifica la concesin del asilo.

Otra cuestin a destacar es que la concesin del asilo o refugio es un derecho soberano de los Estados. Desde la Convencin de Montevideo sobre Asilo Poltico de 1933, tal derecho ha devenido en indiscutible. De esta Convencin vale recordar su artculo 2 (La calificacin de la delincuencia poltica corresponde al Estado que presta el asilo) y el artculo 3 ( El asilo poltico, por su carcter de institucin humanitaria, no est sujeto a reciprocidad. Todos los hombres pueden estar bajo su proteccin, sea cual fuere su nacionalidad ). En la misma lnea se expresa la Convencin sobre asilo territorial de Caracas, de 1954. El artculo I de la misma dispone que Todo Estado tiene derecho, en ejercicio de su soberana, a admitir dentro de su territorio a las personas que juzgue conveniente, sin que por el ejercicio de este derecho ningn otro Estado pueda hacer reclamo alguno.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que los hechos denunciados por Snowden constituyen una flagrante violacin de la soberana de los Estados vctima de espionaje por parte de EEUU, adems de ser una violacin de derechos humanos fundamentales, consagrados en los ms relevantes tratados internacionales. As, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polticos de 1966, dispone en su artculo 17 que Nadie ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputacin.

Para finalizar, tres cuestiones relevantes en el tema. Uno, lo sealado en la Declaracin de Cartagena de 1984, que ratifica la naturaleza pacfica, apoltica y exclusivamente humanitaria de la concesin de asilo, subrayando la importancia del principio internacionalmente aceptado mediante el cual nada de ello podr ser interpretado como un acto inamistoso hacia el pas de origen de los refugiados. Dos, que no cabe la extradicin por delitos polticos ni por delitos comunes cometidos por motivos polticos. Tres, que un refugiado poltico puede ingresar al Estado asilante por vas legales o ilegales, sin que este hecho afecte de ninguna manera el asilo o refugio territorial. El soldado Bradley Manning, acusado de filtrar los documentos del caso Wikileaks, fue sometido a tratos crueles, inhumanos y degradantes   acompaados del aislamiento excesivo y prolongado declar en marzo de 2012 Juan Mndez, ponente especial de la ONU sobre la tortura. Del caso de la crcel de Guantnamo, pasando por los vuelos secretos llevando prisioneros de guerra a esa crcel y el uso de drones para asesinar terroristas, aunque maten tambin a personas inocentes, al caso del soldado Manning, hay suficientes elementos para dudar de que una persona en la situacin del ex funcionario de la CIA Edward Snowden pueda tener, en EEUU, un juicio justo. Por dems, la Alta Comisionada de DDHH de NNUU, Navi Pillay, ha afirmado, en un comunicado, que el ciudadano Edward Snowden tiene derecho a solicitar asilo y debe ser protegido por haber revelado informacin atentatoria contra los derechos humanos.

Augusto Zamora R. Profesor de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter