Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2013

Hacia la Escuelita Zapatista
Diez aos de los Caracoles

Ricardo Martnez Martnez
Rebelin


Sin importar su edad, su credo, su color, su peso, su seso y su sexo, se han conducido, durante toda su vida, con absoluta irresponsabilidad frente al Poder en cualquiera de sus formas; han recibido el repudio de sus respectivos crculos sociales por su terco inconformismo; han escandalizado a las buenas conciencias y a policas del comportamiento; han reiterado su rebelda y su pasin por la libertad a pesar de los asegunes; y han militado segn su conciencia y no segn las modas a modo. En resumen: no se han vendido, no han claudicado, no se han rendido.

SupMarcos

------------

Un caracol gigante, iluminado por velas de cera que levantan con sus manos los pobladores de la comunidad Oventik, se mueve lentamente. Parece como si llegara de una larga travesa a reposar en esta ladera nocturna, corazn del nudo montaoso en los Altos de Chiapas y centro cultural del movimiento indgena zapatista.

Fue hace diez aos que estas luces multiplicadas en manos annimas, miles ellas, dieron bienvenida al nacimiento de los cinco Caracoles y Juntas de Buen Gobierno que articulan el poder social y horizontal de uno de los ms grandes, extensivos y profundos movimientos sociales anti sistmicos existentes en el mundo.

En aquella noche y en aquella madrugada del 10 de agosto de 2003, cuando el calendario de los ms pequeos, indgenas mayas, seal un nuevo paso, un rumbo y un destino, comenz a llevarse a la prctica los derechos y cultura indgena que promovieron con el estandarte de la paz y la reconciliacin, despus de haber sido negada su lucha por el gobierno y los otros rganos del Estado mexicano al incumplir los Acuerdos de San Andrs.

Las comunidades zapatistas decidieron construir municipios autnomos, nombrando a sus autoridades locales y delegados para cumplir las tareas encomendadas colectivamente y honrar su palabra de alcanzar los derechos que por siglos han sido negados a los pueblos indgenas. En esa construccin estn. La autonoma indgena y sus derechos concomitantes son una realidad en Chiapas.

Se extendi el mandar-obediciendo como prctica del bueno gobierno, donde manda el pueblo y el gobierno obedece. De tal manera que si una autoridad no cumple con su mandado, se da paso a una nueva autoridad que viabilice el comn, el colectivo. Por eso, el gobierno autnomo all escucha y orienta el mandato. El principio es escuchar para avanzar. Es una crtica alternativa al gobierno parlamentario, al gobierno de la democracia burguesa. De hecho, es su antpoda. Es el ejercicio del gobierno de todos.

Por eso, cuando uno se encuentra en territorio rebelde y habla con un nio, anciano, mujer, hombre, miliciano, delegado, de por s est hablando con el colectivo zapatista, con la voz, la sentir y el pensar de todos ellos y ellas. No hay jerarqua, no existe la cadena mando-obediencia vertical, excluyente, sordo.

En estos diez aos que han pasado desde el inicio del palpitar de los Caracoles, el nivel de vida de las comunidades aument, se reparti colectivamente la tierra, se produce para todos y todas, se resuelven las necesidades educativas, de salud, alimentacin, techo, cobijo.

Ya son varias generaciones de zapatistas que van caminado el profundo paso indgena. Quienes prepararon la lucha de insurreccin, quienes hicieron la insurreccin en 1994, quienes construyeron el proceso de paz y los Municipios Autnomos Rebeldes y quienes ahora profundizan los Caracoles, dejan la huella larga que marca el caracol a su paso, un camino, una historia que en aquellos lugares de rebelda territorial se marca como estela de posibilidades coherentes, sencillas, radicales.

La Escuelita Zapatista

En ese marco, los zapatistas han invitado en los ltimos das a miles de personas de Mxico y el mundo para asistir del 12 al 16 de agosto a la Escuelita Zapatista.

El fin es mostrar, en el primer nivel, cuatro perspectivas: Lo referente al Gobierno Autnomo en dos partes, la participacin de las mujeres en el Gobierno Autnomo y la Resistencia. Las comunidades explicarn qu es la libertad segn ellos y ellas, cmo la viven, la sienten, la piensan. Los aciertos y errores en la tarea del bueno gobierno.

All, no se hablar de tcticas y estrategias polticas ni geopolticas, coyunturas de todo tipo, nacionales o internacionales; formulaciones y recetas de accin y de cocina! (que fuera bueno), sino de compartir experiencias en la lucha, la organizacin, la resistencia contra el capitalismo y sus mltiples caras, discursos y formas en el uso del poder.

En todo caso, se escuchar cmo los zapatistas han enfrentado al poder y la dominacin, su manera de resistir y luchar frente al paramilitarismo, la guerra del Estado mexicano, el racismo cultural, la desmemoria. Es abrir una ventana al mundo de los de abajo que con vocacin de izquierda van caminando lento, constante y profundo, la mayor de las veces en las sombras, de la raz a las ramas del rbol de la historia, de esa que no se conoce en los libros best seller, medios de comunicacin masiva y desinformacin, clases educativas oficiales.

Es la historia contrapelo, los murmullos de voz en voz y generacin tras generacin. Los retazos e hilos jalados de la memoria colectiva de quienes, annimos, realizan todos los das su lucha y perseverancia en que cambie su situacin y la de los otros y otras, que en igualdad de condicin, resisten con ellos y ellas.

Por eso, la Escuelita Zapatista no es una convocatoria para la formacin de cuadros bien cuadrados, sino la forma de acercar luchas diferentes, de modos de ver el desarrollo de los pueblos, sus anhelos y carencias, sus metas y horizontes. Para quienes asistirn, ser la posibilidad de verse en el espejo, de preguntarse qu ha significado la libertad y qu debe significar, cmo le hacemos para practicarla. Cmo le entramos, dicen los zapatistas.

Segn han explicado en sus comunicados, all estarn presentes quienes quieren saber un poco o un mucho de la lucha indgena. Estn invitadas organizaciones o individuos, nios o ancianos, quienes quieran aprender sobre la historia de las comunidades zapatistas y su guardin y corazn, el Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional (EZLN).

En la memoria, que es la prctica en la escuelita, estarn presentes adems de los invitados, los desaparecidos polticos, los cados en la lucha, los presos polticos en Mxico y el mundo. En honor a ellos y ellas se ha levantado la Escuelita, es el deber de seguir en la escuelita de la historia rebelde de los pueblos. Se trata de la necia, implacable, feroz memoria. Porque el nico camino para llegar a la libertad es la memoria, dicen.

No estn invitados los poderosos, los responsables de esas muertes, desapariciones y sus crceles; los que hacen del dolor, el lucro. Tampoco estn invitados aquellos que desde un espacio de poder sea cual sea, dominan, castigan, juzgan, dictan. Quienes en su sordera, atropellan y hacen del poder una forma de vida.

Los que s asistirn son quienes miran su corazn, porque miran hacia atrs, miran en memoria. Con su libertad hacen posible voltear atrs. Son los invitados de los pueblos indgenas chiapanecos que sorprendieron la madrugada del 1ro de enero de 1994 y tomaron 4 cabeceras municipales en una justa lucha armada, y volvieron a tomarlas pacficamente el 22 de diciembre de 2012. Se cuentan por miles, de todas las edades, que conforman las bases de apoyo, pueblos y comunidades zapatistas. En territorio rebelde se espera una historia por escuchar

Ctedra Tata Juan Chvez

El EZLN y los pueblos indgenas de Mxico, articulados en el Congreso Nacional Indgena (CNI), convocan, como la continuacin del Primer Encuentro de Pueblos Indgenas de Amrica de 2007, a celebrar sesiones en todo el continente de la Ctedra Tata Juan Chvez en honor a la memoria de un lder indgena purpecha de Michoacn.

En la sesin del Primer Encuentro, en Vcam, Sonora, noroeste mexicano, participaron 570 delegados de 67 pueblos indgenas de 12 pases del continente. All, los pueblos participantes acordaron en su pensamiento que plasmaron en la Declaracin de Vcam que Somos descendientes de los pueblos, las naciones y tribus que primeramente dieron nombre a estas tierras; que nos nacimos de nuestra madre tierra y mantenemos un respeto sagrado hacia quien nos provee de la vida y nos guarda en la muerte; en consecuencia manifestamos ante el mundo entero que defenderemos y cuidaremos con nuestra vida a la madre tierra.

Entonces, la Ctedra ser la suma de muchas geografas y calendarios diversos de los pueblos indgenas, que se preparan para la buena nueva de la lucha extensiva en toda Amrica. De acuerdo a sus modos, tiempos, espacios, los participantes realizarn actividades y pensamientos sobre la lucha de los pueblos originarios.

La primera sesin ser en el CIDECI-Uni Tierra en San Cristbal de las Casas, Chiapas, los das 17 y 18 de agosto [http://seminarioscideci.org/]. Ser una sesin de historia viva y activa, la historia o parte de ella de los pueblos originarios de Mxico, llena de cosas terribles y maravillosas que la componen.

Agosto, entonces, ser el calendario de la rebelda de los pueblos zapatistas y tambin de los otros pueblos que han decidido cambiar el mundo desde sus races. La geografa es el planeta tierra, que agitada y catica, piensa en el maana escuchando y viendo desde la memoria.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter