Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-08-2013

Egipto
Tomas de posicion crticas y diversas

Alencontre


Este jueves por la noche, 15 de agosto de 2013, el ambiente es de recogimiento. NInguna manifestacin est prevista, segn Sami Boukhelifah de RFI. Pero han tenido lugar obsequias. Hay cadveres todava amontonados, en particular en la mezquita al-Iman, en el noreste de El Cairo.

En cuanto un cadver es identificado, se celebra un oficio religioso y la familia puede recuperar el cuerpo del difunto. Los Hermanos Musulmanes intentan organizarse, hacerlo rpidamente. Con el calor, los cuerpos comienzan a alcanzar un nivel de descomposicin avanzada. Hay camiones que entregan permanentemente hielo para hacer frente a esta situacin.

Este viernes, tras la oracin, los Hermanos Musulmanes tienen la intencin de volver a la lucha. El temor a un nuevo escenario dramtico es palpable. Enterrando a sus muertos, este jueves por la noche, los partidarios del presidente depuesto repetan este eslogan: "Nuestra movilizacin era pacfica". Haba que entender: a partir del viernes, ya no lo ser.

Segn la misma fuente, el general Al-Sissi es el responsable designado por los Hermanos Musulmanes. El toque de queda se ha prolongado por segunda noche consecutiva, de las 19 h a las 6 h. Ha sido levantado en Charm el-Cheikh, en el sur del Sina, por demanda del ministro de turismo (Ahram Online, 15 de agosto). Segn las autoridades coptas, 36 iglesias han sido quemadas en 9 provincias, incluyendo Minya, Sohag y Assiut, regin en la que la presencia copta es importante. Al-Sissi ha declarado que el ejrcito financiara la restauracin de las iglesias quemadas, lo que est lejos de ser contradictorio con las manipulaciones confesionales.

Reproducimos a continuacin la traduccin de un artculo publicado en la pgina en ingls Ahram Online del 15 de agosto de 2013 (Redaccin de A lencontre).


*****

Mientras los partidos y grupos polticos ms importantes saludan la dispersin, el mircoles 14 de agosto, de las concentraciones de los partidarios de Mohamed Morsi en El Cairo, describiendo esta decisin como un "mal inevitable", la accin policial ha levantado sin embargo crticas por parte de algunas fuerzas polticas.

El Llamamiento Salafista y su brazo poltico, el partido Al-Nour, han publicado una declaracin el mircoles, por la tarde, condenando la utilizacin de la fuerza para dispersar las concentraciones. Se lee en ella: "Hemos puesto en guardia desde hace mucho contra el peligro de una carnicera as como contra la dinmica de las movilizaciones y de las contramovilizaciones y sus efectos sobre la unidad del pas no deberan ser objeto de compromisos".

El partido Al-Nour y el Llamamiento Salafista exigen que "quienes pertenecen a la tendencia islamista" sean asegurados de que no hay ninguna dominacin de los liberales y los izquierdistas sobre el gobierno as como sobre el comit que est procediendo a enmendar la Constitucin.

Esta declaracin ha sido emitida tras una jornada sangrienta que ha visto a ms de 500 personas muertas en los enfrentamientos que se han desarrollado entre la polica y los Hermanos Musulmanes en todo el pas en el contexto de la decisin de dispersar las concentraciones pro-Morsi que se vienen desarrollando desde hace seis semanas.

El partido Al-Nour es el nico grupo islamista que ha aprobado la hoja de ruta presentada por el ejrcito tras las manifestaciones masivas que reivindicaban elecciones presidenciales anticipadas el 30 de junio pasado.

La declaracin pone igualmente en guardia contra la "cara extremista del laicismo" tal como se presenta en los medios, que lleva a muchos a creer que est en curso "una guerra contra el islam", provocando con ello un debilitamiento de los esfuerzos de cara a una reconciliacin.

El Llamamiento Salafista y el partido Al-Nour tienen al gobierno por responsable de la carnicera. Exigen que se ponga fin a la crisis actual haciendo uso "de otra solucin diferente a las masacres".

***

El Movimiento de los Jvenes del 6 de abril (Frente Ahmed Maher, ingeniero, uno de los confundadores de este movimiento) ha condenado la dispersin por la fuerza de las concentraciones de los partidarios de Morsi as como los ataques contra las iglesias en Alto Egipto durante lo que ha llamado un "mircoles negro", afirmando que no solo la sangre egipcia est barata a pesar de la gran revolucin de enero (2011), sino que ahora ya es gratuita.

La declaracin del movimiento, publicada el jueves por la maana, indica que "ha quedado claro que todos los partidos que luchan por el poder se preocupan muy poco por los egipcios o utilizan sus cadveres como una herramienta para sus objetivos. Los dirigentes de los Hermanos Musulmanes han sacrificado a sus miembros por el poder, mientras que las fuerzas de seguridad no se han privado de atacarles con brutalidad y violencia".

"Las personalidades dirigentes de los Hermanos Musulmanes as como el gobierno interino han preferido un enfrentamiento sangriento a fin de alcanzar sus objetivos; el rgimen quera afirmar su poder mientras que los Hermanos Musulmanes deseaban utilizar la sangre de las vctimas para beneficiarse polticamente", aade el movimiento, que precisa que todos los partidos estaban de acuerdo en utilizar la violencia ms que en buscar soluciones pacficas.

El grupo revolucionario condena igualmente los ataques contra los puestos de polica que han tenido lugar en varias provincias.

"La nica forma de poner fin a la crisis actual y colocar al pas en un camino democrtico reside en una solucin poltica que permita la realizacin de los objetivos de la revolucin -la solucin que ha sido expresada por el vicepresidente dimisionario, Mohamed El-Baradei", concluye el movimiento, aadiendo que la violencia conducir a ms violencia.

***
Los Revolucionarios socialistas han publicado igualmente una declaracin de condena de la liquidacin de las concentraciones de Rabaa Al-Adawiay y del parque Al-Nahda, describiendo su dispersin como "una masacre preparada de antemano" y teniendo al general Abdel Fattah al-Sissi, el comandante en jefe de las fuerzas armadas, por responsable de lo que ha ocurrido.

"Sin embargo, hay que resituar los acontecimientos de hoy en su contexto, es decir su utilizacin por los militares para romper las huelgas obreras. Hemos asistido igualmente al nombramiento de nuevos gobernadores provinciales, en gran medida salidos de las filas de los restos del antiguo rgimen, de la polica y de los generales del ejrcito. Adems, estn las polticas realizadas por el gobierno del general Abdel Fatah Al Sissi. ste ha adoptado una hoja de ruta claramente hostil a los objetivos y a las reivindicaciones de la revolucin egipcia, es decir: libertad, dignidad y justicia social".

La declaracin insiste sin embargo en que los Revolucionarios socialistas estn resueltamente opuestos a los Hermanos Musulmanes y sus polticas.

"Este es el contexto en el que se desarrolla la masacre brutal realizada por el ejrcito y la polica. Se trata de un ensayo sangriento de la prxima liquidacin de la revolucin egipcia. Su objetivo es romper la voluntad revolucionaria de todas y todos los egipcios que reclaman sus derechos -se trate de los pobres, de los trabajadores y trabajadoras o de los jvenes revolucionarios- instaurando un estado de terror".

Los Revolucionarios socialistas condenan igualmente los ataques contra las iglesias en Alto-Egipto.

"La reaccin de los Hermanos Musulmanes y de los salafistas, que consiste en ataques contra los cristianos y sus iglesias, es sin embargo un crimen sectario que no hace ms que servir a las fuerzas de la contrarrevolucin. El estado de Mubarak y Al-Sissi, que jams han defendido a los coptos y sus iglesias, son cmplices de esta abyecta tentativa de provocar una guerra civil, en la que los cristianos egipcios sern las vctimas de los reaccionarios Hermanos Musulmanes".

Tanto el Movimiento de los Jvenes del 6 de abril como los Revolucionarios socialistas estaban entre los grupos que participaron en la preparacin de las manifestaciones del 30 de junio contra Morsi, exigiendo que abandonara el poder.


Artculo publicado en ingls el 15 de agosto en la pgina de Ahram Online.
Traducido de la versin publicada en http://alencontre.org/moyenorient/egypte/egypte-des-prises-de-position-critiques-et-diverses.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter