Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-08-2013

El cerco a San Lzaro, dique al autoritarismo legislativo

Eduardo Nava Hernndez
Cambio de Michoacn


El periodo extraordinario acordado por el Congreso para este 21, 22 y 23 de agosto da cuenta, al mismo tiempo, del rezago legislativo en diversos temas de importancia fundamental y de la urgencia de la sociedad poltica peista por impulsar, antes del ya muy cercano periodo ordinario de sesiones que iniciar el 1 de septiembre, varias de las reformas que considera cruciales para la conduccin del pas. En el brevsimo periodo sealado, se han apretado temas en nada intrascendentes ni de fcil consenso.

El Senado agend para estas sesiones extraordinarias la reforma constitucional para regular la deuda de estados y municipios, la incorporacin al artculo 116 de las candidaturas ciudadanas y la designacin de los integrantes -a propuesta del Ejecutivo- de la Comisin Federal de Competencia y del recin creado Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel). Tambin la legislacin secundaria de la Reforma Educativa, en caso de que la Cmara de Diputados la remitiera a tiempo.

La Cmara Baja, por su parte, previ sacar adelante la reforma constitucional en materia de acceso a la informacin y proteccin de datos, mediante un dictamen que modifica sustancialmente la iniciativa enviada por el Senado abriendo la posibilidad de que las autoridades obligadas a proporcionar informacin recurran a los acuerdos del IFAI ante las instancias judiciales y excluyendo a los partidos polticos como sujetos obligados a informar del uso de los recursos pblicos que reciben; tambin el nombramiento del miembro faltante en el Consejo General del Instituto Federal Electoral desde la renuncia, en febrero pasado, de Sergio Garca Ramrez.

Pero sobre todo, la Cmara de Diputados tena agendado incluir la aprobacin de tres normas complementarias a la llamada Reforma Educativa promovida por Pea Nieto y arropada por el Pacto por Mxico: la Ley del Instituto Nacional de Evaluacin Educativa (INEE), la reforma a la Ley General de Educacin y la nueva Ley General del Servicio Profesional Docente, en la que se concreta la reforma como virtual espada de Damcles sobre los maestros y los coloca en una situacin laboral de excepcin entre todos los servidores pblicos.

Con relacin a las reformas magisteriales -que no educativas-, Enrique Pea Nieto advirti que no sern negociables los ordenamientos aprobados por el Congreso; y el secretario de Gobernacin, Miguel ngel Osorio Chong, expres su seguridad de que saldran adelante en virtud de haberse llegado a acuerdos en torno a ellos en el marco del Pacto por Mxico.

Sin embargo, esto ltimo ya est, llegada la fecha de inicio del periodo extraordinario, en cuestin. Por una parte, porque la declaracin de Osorio desat una pequea rebelin legislativa entre los senadores del PRD, que exigieron a su presidente partidario, Jess Zambrano, una explicacin sobre lo acordado en el Pacto y se pronunciaron por no respetar acuerdos que se tomen fuera del mbito parlamentario; pero sobre todo porque la movilizacin de los profesores adscritos o aliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educacin logr, hasta el momento de redactar estas lneas, impedir que se realizara la sesin conjunta del Congreso para inaugurar el periodo legislativo extraordinario y que se rena la Cmara de Diputados. El cerco masivo al Palacio Legislativo de San Lzaro -una nueva versin mexicana del movimiento de Ocupa- cerr todos los accesos y ha obtenido, hasta ahora, el retiro del orden del da del debate y aprobacin de la controvertida Ley de Servicio Profesional Docente. Tambin lograron que los representantes del movimiento magisterial fueran por fin recibidos por los coordinadores parlamentarios del PRI, el PAN y el PRD que, hasta ahora, se haban negado a concederles audiencia. Tampoco la sesin del Senado pudo realizarse en la fecha prevista, al no haberse cumplido con la instalacin de la sesin general del Congreso.

Mucho de lo que el sistema se est jugando en este periodo de sesiones est en riesgo. Aprobando a toda mquina y con su artificial mayora parlamentaria las mencionadas reformas y nuevas leyes, consideraban los operadores del Pacto que podra convocarse a un segundo periodo extraordinario para la siguiente semana, en el que se trataran la reforma poltico-electoral y la financiera, dejando para el periodo ordinario, a partir de septiembre, los platos principales de este banquete legislativo: la reforma energtica y la fiscal.

Cuntas de esas iniciativas han resultado de la realizacin de foros de consulta o de alguna otra forma de participacin de la sociedad? En poltica la forma es fondo (vale la pena citar una vez ms al viejo Reyes Heroles): el empacho legislativo preparado para estos ltimos das de agosto habla de la urgencia del equipo en el gobierno de sacar adelante, simultneamente, un conjunto de prioridades que en varios aspectos modificarn las relaciones entre gobernantes y gobernados, sin dar tiempo a que la sociedad reaccione o se organice para opinar sobre temas fundamentales para la vida nacional.

Pero los acontecimientos ocurridos el lunes 19 y el mircoles 21 en torno a la Cmara de Diputados, as como la persistencia y reforzamiento creciente del plantn que los maestros de la CNTE en el Zcalo, muestran que la capacidad de resistencia social est lejos de haber sido vencida. Frente a la mayora parlamentaria pactada por los administradores de las franquicias partidarias hay an una importante reserva de indignacin social y de organizacin dispuesta a no capitular sin lucha. Si mediante los acuerdos pactistas la sociedad poltica ha querido acorralar y arrinconar a la sociedad civil, el cerco establecido por los maestros al Palacio Legislativo, una de las sedes y smbolos del poder en el pas, ha mostrado, que desde la movilizacin social es posible frenar las iniciativas ms agresivas y regresivas de la coalicin gobernante.

Si la victoria obtenida en San Lzaro por los maestros de la Coordinadora se consolida en los prximos das impidiendo la aprobacin de la legislacin secundaria en materia de las relaciones laborales magisteriales, y si la opinin pblica logra que se abra de manera amplia el debate acerca de la normatividad del IFAI, se estar demostrando que tambin en la reforma energtica es posible organizar una resistencia social extensa y eficaz, pese a la abrumadora campaa de medios y la bastarda invocacin al General Lzaro Crdenas para legitimar la iniciativa de privatizacin de la renta petrolera y ampliar el margen de accin de las empresas privadas en el sector energtico.

La apuesta de legislar y operar cambios trascendentes a espaldas de la nacin ha resultado riesgosa para un gobierno que, si bien logr en su inauguracin el respaldo no slo del sector empresarial sino de los dos principales partidos de oposicin, hoy debe percibir que ese capital poltico no es suficiente. En el caso del sector educativo no lo parece. Lo ser para la privatizacin del sector energtico y la reforma hacendaria?

Fuente original: http://www.cambiodemichoacan.com.mx/editorial-8586


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter