Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-08-2013

Ancdota extrada de una clase de Derecho de la Misin Sucre en un barrio de Caracas
Introduccin al Derecho

Al Ramn Rojas Olaya
Rebelin


Primer da de clase. El profesor de "Introduccin al Derecho" entr al aula con precisin suiza.

-Buenos das!

-Buenos das, profesor! Respondieron los alumnos con la emocin propia de un inicio universitario

-Les pido encarecidamente que apaguen sus celulares durante la clase y que cada vez que deseen hablar, hganlo con la seal de costumbre, es decir, levantando la mano.

El profesor, sumergido en su rol de catedrtico de temple, vio a cada uno de sus alumnos e inmediatamente pidi el nombre de un estudiante que estaba sentado en la primera fila y que luca algo distrado por coquetear con una agenda nueva:

- Cul es su nombre?

- Mi nombre es Fidel, seor.

La cara del profesor, cual transfiguracin del Dr. Jekyll en Mr. Hyde, al escucharlo se torn en la mxima expresin de la repulsin y profiri estruendosamente, aprovechndose de una exacerbada autoridad, la siguiente orden:

- Fuera de mi clase y no vuelva nunca ms! .

Por espacios de unos infinitos 5 segundos rein un silencio aterrador en el saln. Fidel, quien no sala del desconcierto, al observar que el profesor lo vea con mirada penetrante cerr su agenda, se coloc el bolgrafo en el bolsillo de su camisa, se levant rpidamente, recogi sus cosas y sali del aula notoriamente perturbado. Sus pasos arrtmicos oscilaban entre la tristeza y la molestia propias de la incomprensin. Los dems estudiantes mostraban indignacin y susto, manifestados en murmullos, quejas, gestos y movimientos de cabeza, pero nadie levant la mano, nadie habl.

- Muy bien!, continu el maestro, vamos a empezar la clase! Hoy quiero hablarles de las leyes Para qu sirven las leyes? pregunt al voleo.

Los estudiantes estupefactos seguan asustados, pero poco a poco se fueron incorporando a la clase y empezaron a responder la pregunta:

- Para tener un orden en nuestra sociedad!

- No! - Respondi categricamente el profesor.

- Para cumplirlas!

- No!

- Para que las personas equivocadas paguen por sus acciones.

- No! - Alguien sabe la respuesta a esta pregunta? Implor el catedrtico.

- Para que se haga justicia - contest con timidez una muchacha.

- Por fin oigo una respuesta digna de una universidad! Cmo se llama usted, seorita?

rika, profesor.

Muy bien, rika, por la justicia!, Y ahora, qu es la justicia? pregunt el profesor a los estudiantes, aunque con los ojos fijos en la tmida muchacha.

rika dubitativa no haca otra cosa que pensar en la actitud tan snica del profesor.

- A fin de salvaguardar los derechos humanos, dijo alguien.

- Bien, qu ms?

- Para diferenciar el bien del mal!, dijo un muchacho.

-Para recompensar a aquellos que hacen el bien!

- Ok, no est mal, pero ahora respondan esta pregunta: Actu correctamente al expulsar a Fidel del aula?

Todos se quedaron petrificados en sus pupitres. Nadie respondi.

- Quiero una respuesta por unanimidad!

- No! contestaron todos en una sola voz tardamente solidaria.

- Se podra decir que he cometido una injusticia?

- S!

- Y por qu nadie levant la mano y habl? Por qu nadie hizo nada al respecto? Para qu queremos leyes y reglas, si no tenemos la voluntad necesaria para practicarlas? Cada uno de ustedes tiene la obligacin de hablar cuando es testigo de una injusticia. No olviden las palabras de un mdico argentino que en un momento difcil escribi a sus hijos esta carta que a continuacin les leer:

A mis hijos

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, ser porque yo no est entre ustedes. Casi no se acordarn de m y los ms chiquitos no recordarn nada. Su padre ha sido un hombre que acta como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la tcnica que permite dominar la naturaleza. Acurdense que la revolucin es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo ms hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad ms linda de un revolucionario.
Hasta siempre hijitos, espero verlos todava. Un beso grandote y un gran abrazo de

Pap

Hubo un silencio propicio para la reflexin. El maestro continu su pedagoga crtica

-No vuelvan a estar en silencio, nunca ms! Esta leccin de esta primera clase de Introduccin al Derecho de nuestro programa de formacin nos debe ensear algo vital: cuando no defendemos nuestros derechos, se pierde la dignidad y la dignidad no puede ser negociada. Han ustedes ledo el perfil del egresado en Derecho? Por si acaso no lo han ledo, hoy en da los estudiantes leen poco, les he fotocopiado esta hojita para que la lean.

-rika!, podras ayudarme a repartirla?

S, profesor.

Muy bien, ahora podras leerla.

Seguro.

-Haz nfasis en la parte que he subrayado, por favor!

El profesional egresado de esta rea, desarrolla una visin crtica y analtica frente a las ciencias jurdicas, asumiendo una posicin reflexiva de la realidad bajo una formacin integral para el ejercicio de su profesin, con alto sentido tico, de honestidad y responsabilidad de su misin social hacia lo justo y el respeto por la dignidad humana. Los estudiantes escuchaban cabizbajos y llenos de incertidumbre.

- Basta ya de tutela odiosa, que la igualdad ley ha de ser: no ms deberes sin derechos, ningn derecho sin deber"- cant a sotto voce el profesor. Tarea para la casa, escriban una cuartilla sobre el autor de la carta y otra sobre la cancin que he cantado! Ah, otra cosa, se me olvidaba algo importantsimo. Vayan a buscar a Fidel, por favor! Despus de todo, l es el maestro, yo soy slo su tesista y estudiante del ltimo perodo.


Prof. Dr. Al Ramn Rojas Olaya (Ph.D). Rector de la Universidad Catlica Santa Rosa. Profesor del Departamento de Matemtica y Fsica. Instituto Pedaggico de Caracas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter