Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-08-2013

Bara, mensajero de la paz o agente del sionismo?

Emrah Kaynak
Contrainjerencia


En el marco de su Gira por la Paz, el FC Barcelona fue a Israel. El presidente Sandro Rosell y la delegacin catalana fueron recibidos por Shimon Peres y Benyamin Netanyahu, respectivamente presidente y primer ministro de la entidad sionista. Los ms ingenuos o los ms prfidos celebran la iniciativa en nombre de la paz mientras que otros se preguntan por qu el prestigioso club cataln participa en tal empresa de propaganda supranacional.

A pesar de las recriminaciones que la invitacin al Camp Nou del soldado israel Gilad Shalit haba suscitado, el F.C. Barcelona persiste y hasta refuerza sus afinidades electivas con el Estado judo.

El 7 de octubre de 2012, con ocasin del clsico entre el Bara y su eterno rival madrileo, el soldado israel Gilad Shalit haba sido invitado ni ms ni menos en el palco presidencial. Este capitn, promovido ms tarde sargento, haba sido capturado por un comando palestino en el sur de franja de Gaza y detenido durante cinco aos por la resistencia palestina. Qu hipocresa la de presentar esta invitacin como anodina cuando se trata de un militar que actuaba -no un simple ciudadano- en los territorios ocupados ilegalmente desde el 1967!

Frente a la confusin ocasionada por esta invitacin, el F.C. Barcelona haba invitado a asistir a este encuentro de prestigio a tres palestinos, el futbolista Mahmoud al-Sarsak -encarcelado y sometido al rgimen de aislamiento durante tres aos en las crceles israeles- y dos representantes de la federacin nacional. stos rechazaron con toda claridad dicha invitacin de compensacin para hacer fracasar el intento pattico de normalizacin de Israel.

La maniobra es sutil e insidiosa: el F.C. Barcelona pretende trabajar en beneficio de la paz y la armona, cultivando relaciones deportivas entre ambos grupos. Todo provecho para la entidad sionista que gana en respetabilidad y que puede diluir su responsabilidad unilateral como fuerza de ocupacin.

La campaa palestina para el boicot acadmico y cultural de Israel rechaza expresamente tales iniciativas (PACBI http://pacbi.org/etemplate.php?id=1749): los acontecimientos culturales y los proyectos que implican a palestinos y\o rabes e israeles que promueven un equilibrio entre ambos lados presentando sus cuentos (recitados) respectivos como si fueran comparables o basados en la suposicin falsa que los colonizadores y los colonizados, los opresores y los oprimidos son de manera igual responsables del conflicto, intencionalmente son engaosos, intelectualmente groseros, y moralmente reprensibles. De tales iniciativas y proyectos procuran animar el dilogo o la reconciliacin entre ambos lados sin abordar las exigencias de justicia, promueven la normalizacin de la opresin y de la injusticia.

La misma tctica de la hoja de parra ha sido utilizada durante la visita reciente del club cataln en Tel Aviv. Los jugadores del F.C. Barcelona visitaron primero la baslica de la Natividad en Beln, Cisjordania y encontraron el presidente palestino Mahmud Abs antes de ser recibido por Benyamin Netanyahou y Shimon Peres. Este ltimo no perdi la oportunidad para explotar la imagen de Bara -que cuenta ms de 350 millones de seguidores a travs del mundo- cualificndolos de mensajeros de la paz para el Medio Oriente e incitndolos con puro cinismo a marcar el gol de la victoria al Campo Nou y el gran gol de la paz.

Los ingresos de ambas sesiones de entrenamiento son destinadas a la construccin de la paz entre israeles y palestinos a travs de los valores del deporte, anunci Bara en un comunicado, perseverando en la misma retrica pseudohumanista. Sandro Rosell hasta elogi al presidente israel, declarando a los periodistas, que Shimon Peres es un hombre que hizo mucho por la paz.

El presidente Rosell puso de manifiesto su procedimiento: en el mundo de hoy tenemos que ser moderados en todas las cosas: si te gusta mucho Israel, hay que demostrar que tambin te gustan mucho los palestinos.

Esta visita a territorios ocupados se parece a una visita en los campos de concentracin antes de estrechar la mano del Fhrer en el Berghof. No es seguro que poner en pie de igualdad el verdugo y la vctima sea la va ms oportuna para promover la paz. Bara es ms que un club. Efectivamente, este club se convirti desde sus relaciones con Qatar e Israel en maquinaria poltica instrumentalizada abundantemente por sus dirigentes y sus proveedores de fondos.


Fuente original: http://www.contrainjerencia.com/index.php/?p=73247

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter