Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-08-2013

Siria
Instan a al-Assad a que permita a la ONU visitar el lugar del ataque

Gara


La ONU pidi formalmente al Gobierno sirio del presidente Bashar al-Assad que permita a sus inspectores investigar sobre el terreno la ltima denuncia de uso de armas qumicas. Rusia concedi que no se les debera impedir el acceso a la zona que, record, sigue en manos de los rebeldes armados. Estos instaron a una investigacin en total libertad.

Rusia, principal aliado de Siria entre las grandes potencias, se sum al coro de gobiernos que exigen al Gobierno de Bashar al-Assad no impida a los expertos de la misin de la ONU que lleguen a la zona de Guta, en el extrarradio oriental de la capital, y escenario de un bombardeo que, segn voces opositoras, habra sido un ataque qumico.

El portavoz ruso de Exteriores, Alexandre Lukachevitch record que, en todo caso, y por lo que sabemos, es una zona controlada por los rebeldes pero asumimos el principio de que la misin debe ponerse de acuerdo con la parte siria.

Tiene sentido que (el secretario general adjunto de la ONU Jean) Eliasson haya declarado que para que una visita de este tipo tenga lugar deben cesar las actividades militares.

No parece que sea el caso. El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que sigue sin hablar de ataque qumico, seal que el Ejrcito sirio continuaba ayer bombardeando las zonas donde se habra perpetrado la vspera la matanza denunciada por militantes opositores sobre el terreno e ilustrada con imgenes distribuidas por una agencia de noticias rebelde.

Tampoco los rebeldes armados estaban quietos. Uno de sus portavoces reconoci la ofensiva del Ejrcito sirio para reconquistar las zonas rebeldes de la periferia de Damasco y abund en que habran recuperado puntos estratgicos pero anunci una contraofensiva rebelde en todo el rea de Guta oriental.

Inspeccin in situ

Expertos en armas qumicas divergan a la hora de analizar el ataque del mircoles en Guta pero todos coincidan en sealar que el nico medio de verificar si estaramos ante un ataque con armas qumicas pasa por analizar muestras sobre el terreno. Olivier Lepick, experto de la Fundacin de Investigacin Estratgica, asegur, tras visionar 21 vdeos, que hay fuertes sospechas de uso de armas qumicas pero faltan pruebas cientficas, como la presencia de gas sarn en la sangre o en la orina de las vctimas.

Ayer (por el mircoles) era escptico, pero he revisado mi posicin, coincida Jean Pascal Zanders, experto en desarme qumico, tras haber visionado imgenes en las que aparecen sntomas compatibles con un envenenamiento por productos organofosforados, grupo del que forma parte el gas sarn.

Otros expertos son ms cautos y no excluyen la posibilidad de una contaminacin, por ejemplo, con cloro, liberado accidentalmente durante el bombardeo de un depsito.

Paula Vanninen, directora del Instituto finlands para la verificacin de la convencin de armas qumicas, seala como extrao que los que atienden a las vctimas no llevan trajes de proteccin o mscaras, y si estamos ante un ataque con gas, deberan sufrir los mismos sntomas. La misma experta no entra a considerar si en una circunstancia de guerra como la que sufre Siria hablar de trajes especiales e incluso caretas suena extrao pero matiza que si se trata de un gas voltil como el sarn, los socorristas solo presentaran sntomas leves y momentneos.

Hay que hablar con los testigos, con los heridos, proceder a exmenes mdicos y analizar muestras, seala Ralf Trapp, consultor independiente que entre 1998 y 2006 fue experto de la Organizacin para la Prohibicin de Armas Qumicas de La Haya.

Todava hay tiempo, seala. Los inspectores estn ah y si tienen acceso a la zona hay posibilidades de descubrir qu ocurri, aade con urgencia.

Hay que recordar que las opiniones de los expertos no prejuzgan el origen del ataque. Lo nico que parece claro -con todas las cautelas a tomar en un escenario de guerra desinformativa como el que se vive en Siria- es que el Ejrcito regular bombarde el mircoles la zona de donde parte la denuncia.

No falta quien apunta a los propios rebeldes. Como hiciera Rusia horas despus de que aparecieran las primeras informaciones, Irn, el otro gran aliado de al-Assad, se cur en salud al sealar que, en caso de que se confirmara que estamos ante un ataque qumico, "sera en todo caso cosa de los rebeldes".

Y es que, 48 horas despus, ni siquiera hay consenso en torno al cmputo de vctimas mortales. El OSDH citado habla de 170 muertos, mientras que la oposicin en el exilio los situaba en 650 y militantes opositores sobre el terreno elevaban la cifra a ms de 1.300.

Por de pronto, el Gobierno sirio segua ayer sin explicitar nada en torno a la peticin de que no impida el acceso a la zona en cuestin de los inspectores. S insisti en que utilizar armas qumicas en el primer da de trabajo de los expertos habra sido un suicidio poltico.

Por contra, la oposicin siria en el exilio y activistas opositores sobre el terreno instaron a que los inspectores investiguen la acusacin con total libertad aunque coincidieron en mostrar sus dudas sobre la eficacia de la ONU a causa del control que ejerce el rgimen sirio.

Mientras tanto, siguen los llamamientos internacionales para una rpida investigacin de lo ocurrido. Tras la declaracin de intenciones del Consejo de Seguridad, pases como Gran Bretaa y el Estado francs elevaron el tono advirtiendo de una respuesta de fuerza adecuada en caso de que se confirmaran las acusaciones.

Mientras Turqua, alineada con los rebeldes, insista, parafraseando a Barack Obama, en que la lnea roja fue cruzada hace tiempo en Siria, EEUU alegaba que no es momento de hablar de lneas rojas y se remiti a lo aprobado por el Consejo, que se limit a pedir luz sobre lo que ha pasado y seguir de cerca la situacin.

El Ejrcito de EEUU confirma su renuencia a implicarse en el avispero sirio

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, Martin Dempsey, seal ante el Congreso que, pese a que el Pentgono podra intervenir en Siria para desequilibrar la guerra, Washington no cuenta con grupos rebeldes que promuevan sus intereses en el pas. En Siria no se trata de elegir entre dos bandos, sino entre muchos. Creo que el lado que elijamos ha de estar preparado para promover sus intereses y los nuestros (...) A da de hoy no lo estn, seal a preguntas de un representante demcrata, que pidi una intervencin y alert de la prdida de la poca credibilidad que nos queda en la regin. Por contra, Dempsey fue tajante: La capacidad militar de EEUU puede modificar el balance de poder en Siria, pero no puede resolver la base histrica de problemas tnicos, religiosos y tribales que alimentan este conflicto.

Fuente original: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130823/419010/es/Instan-al-Assad-que-permita-ONU-visitar-lugar-ataque




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter