Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2013

Un ao sin... con Francisco Fernndez Buey

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Francisco Fernndez Buey, Paco, nuestro Paco, falleci en agosto de 2012. Nos ardi su prdida, sigue ardiendo. Como la de su esposa y compaera Neus Porta y la de otros amigos Pere de la Fuente entre ellos- que nos han dejado a lo largo de este ltimo ao no siempre afable ni justo.

Paco no se ha ido desde luego, no nos ha abandonado. No hemos querido ni queremos que sea as. Hemos celebrado encuentros, seminarios, das de homenaje, se ha escrito, se han publicado libros,... En honor de l, de su obra, de su hacer, de su maestra, de sus grandes preocupaciones. Le seguimos recordando, seguimos dialogando con l, seguimos aprendiendo de una obra, la suya, que, como los buenos vinos (sola usar l esta metfora que yo apenas logro saborear), se hace mejor con el transcurso del tiempo. Esa es mi experiencia personal con uno de sus ensayos, una de sus grandes aportaciones en un mbito que, aparentemente, slo aparentemente, no era directamente el suyo: La ilusin del mtodo. No es el nico caso.

Otro libro suyo tiene anunciada su publicacin el prximo setiembre-octubre de 2013. Para la tercera cultura es el ttulo. Ensayo sobre ciencias y humanidades el subttulo. Uno de sus temas, uno de los asuntos que ms le preocup a lo largo de los aos. Desde aquel Einstein, filsofo de la paz de mediados de los ochenta o incluso desde el artculo ms lejano sobre El dogmatismo de los literatos, publicado en Realidad, en septiembre de 1968.

No fue su nico asunto desde luego: Marx, Gramsci, la tradicin marxista, el anarquismo, la gran perturbacin, Bartolom de Las Casas, Fourier, la Universidad, la metodologa de las ciencias sociales, la barbarie de los otros pero sobre los unos, la historia de la ciencia, la medicina hipocrtica, Goethe, las utopas e ilusiones naturales, los asuntos politicos ms controvertidos, Lukcs, el gran Brecht, Lenin que no era para l un perro muerto, la alterglobalizacin crtica, los insumisos (l lo fue en temas de fiscalidad belicista), la cultura de la paz, el gandhismo informado, Platnov, Tolstoi, los clsicos rusos en general, Gamoneda, el cine, Fueron mltiples sus intereses, casi inabarcables. Un poliedro productivo y creativo con cien caras confluyendo en cada vrtice.

Estuvo comprometido en causas nobles, parte esencial de su vida, hasta el ltimo momento. Sac fuerzas de flaquera y baj el 14 de abril, su ltimo 14 de abril, a la Plaza de Catalua, a la plaza de los indignados. Con su hermana Charo, siempre a su lado. Tuvo an la generosidad de agradecerme la referencia que Julio Anguita y yo mismo habamos hecho a su persona en una entrevista que ese mismo da publicaba rebelin.

Tres meses ms tarde, el 6 de julio de 2012, escriba la ltima carta que de l recib:

Querido Salva,

Gracias por el mensaje y por tus amables palabras. Efectivamente, estoy algo mejor. Maana tengo la "simulacin" para la radioterapia, en la Platn, y por la tarde seguramente sabr a qu atenerme sobre la sesiones. Te llamar por telfono maana por la tarde y te dar noticias.

Mientras tanto, y aunque con cierta dispersin, voy leyendo cosas, tomando notas y (cuando tengo fuerzas) escribiendo algo. Sigo las novedades del mundo como puedo e intentando entender lo que dicen los economistas al respecto. La verdad es que cuesta... entender este mundo y entenderles a ellos.

Me lleg ayer el ltimo "topo" y entre otras cosas le tu bondadosa resea de los "poemas invlidos" de Jorge [Riechmann]. Por cierto, hoy estaba Jorge aqu, en Barcelona, com con l y cambiamos impresiones. Te mando un abrazo grande y muchos recuerdos para Mercedes y Daniel, Paco

Cuesta leer ahora ese estoy algo mejor (su voz haba sonado como siempre o casi mejor que siempre, en una llamada previa). Emociona pensar en sus lecturas ltimas, en sus ltimos escritos (nunca par, ni un momento!), en su amor por Eloy, y tambin por Jorge, por Jordi Mir, por Vctor Ros y por tantos otras amigas y amigos, en su observacin sobre los economistas y la comprensin de este mundo grande y cada vez ms terrible.

Siempre me preguntaba, siempre se interes por Daniel. Siempre trat a Mercedes (su amor por l es inmenso y permanente) con amistad, dulzura y reconocimiento. Es muy duro tu trabajo, sola decirle. Este ao, acompaado algunas tardes por Jordi Torrent, Vctor Ros y Jordi Mir, su gran discpulo en la Pompeu Fabra, el director actual del grupo de investigacin sobre movimientos sociales GEMS), que Paco fund y aliment, he estado trabajando en su despacho en su ltimo libro y ordenando papeles. Rodeado de sus libros, de los libros y artculos que escribi y de los libros que estudi y anot, y de tus archivos, documentos y papeles, me he hecho una ligera idea insisto: ligera- de lo mucho que este filsofo de una pieza, comprometido hasta la ltima clula de su cuerpo y de su alma, ha hecho por todos nosotros. Por todos. Su legado es inmenso, nuestra deuda es imperecedera. Nunca habitar en l, nunca deber habitar en l nuestro olvido.

En septiembre de 2007, poco despus de la edicin de Integral Sacristn de Xavier Juncosa, Paco Fernndez Buey me escriba una nota en la que comentaba:

[] Por cierto, y hablando de viejos hroes: viste la noticia de ayer sobre la muerte de Andr Gorz? Me impresion mucho, porque no tena ni idea de eso, que el hombre se retirara de todo para cuidar a su compaera enferma ya en el 83 y que decidiera suicidarse con ella hace unos das, aislado y alejado del mundanal ruido. No s si te he contado alguna vez que antes de ser sacristaniano, cuando empezaba a estudiar en Barcelona, fui un gorziano de corazn. Mis primeros seminarios de marxismo se inspiraban en l ("La moral en la historia" y cosas as). Luego Manolo me dijo que eso no era marxismo fetn. Y luego vino lo del Adis al proletariado y dems. Pero ahora, desde su solidario y valiente final, me quito el sombrero (que nunca tuve)...

No, no me lo haba contado hasta entonces. Pero muchos de nosotros tambin nos quitamos el sombrero (que tampoco hemos llevado nunca) ante el compromiso, la solidaridad, el inmenso saber, la fraternidad, el amor que nos transmiti este gramsciano imprescindible, de hermoso e inolvidable decir, que am, estudi y combati como pocos, como muy pocos. En l, el gnero humano tomaba el nombre de la Internacional y entonaba consistentemente su letra.

PS. Tampoco a Paco le disgustara que leyramos esta, o mejor, cualquier pgina suya, con su muy de su gusto Everybody knows de Cohen. En esta versin por ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=GUfS8LyeUyM

Salvador Lpez Arnal es miembro del Frente Cvico Somos Mayora y del CEMS (Centre dEstudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter