Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2013

Per
Arquelogos usan naves no tripuladas para proteger lugares ancestrales

Mitra Taj
Reuters


En Per, hogar de la ciudad inca Machu Picchu y de miles de antiguas ruinas, los arquelogos usan naves no tripuladas para acelerar sus labores de bsqueda y proteger estos lugares de los invasores, constructoras y mineros informales.

Los "drones", o naves no tripuladas, fueron desarrolladas para fines militares y son una controversial herramienta en las campaas antiterroristas de Estados Unidos, pero la baja en los precios de esta tecnologa ha permitido que sea usada cada vez ms en proyectos civiles y comerciales en todo el planeta.

Pequeos aviones no tripulados han estado ayudando a que un creciente nmero de arquelogos en Per produzca modelos tridimensionales de los lugares en los que trabajan en lugar de los habituales mapas planos, y en das o semanas en vez de meses o aos.

La rapidez es un aliado importante para los arquelogos en Per. La economa local ha crecido a un promedio anual del 6,5 por ciento en la pasada dcada y la presiones relacionadas con el desarrollo ha superado al saqueo como la principal amenaza para los tesoros culturales del pas sudamericano.

Los arquelogos an estn conmocionados tras la destruccin en julio, por firmas constructoras, de una pirmide cerca de Lima, edificada hace 5.000 aos.

Ese mismo mes, una comunidad cerca de las ruinas preincaicas en Yanamarca denunciaron que mineros informales estaban daando unas enormes estructuras de piedra en su bsqueda de cuarzo.

Invasores y agricultores buscan con frecuencia tomar tierras cerca de lugares antiguos como Chan-Chan en la costa norte de Per, considerada la mayor ciudad de adobe del mundo.

Los arquelogos dicen que los aviones no tripulados pueden ayudar a definir fronteras para proteger estos sitios, vigilarlos y crear un archivo digital de las ruinas que permita reconstruir cualquier dao que se produzca.

"Los vemos como una herramienta vital para la conservacin", sostuvo Ana Mara Hoyle, arqueloga del Ministerio de Cultura.

Hoyle dijo que el Gobierno planea comprar varios aviones no tripulados para usarlos en lugares diferentes y que esta tecnologa ayudar al ministerio a cumplir con una nueva ley que ha reducido los plazos para determinar si un rea en la que se edificar infraestructura contiene restos culturales.

Los "drones" ya le estn ahorrando tiempo a los arquelogos a la hora de elaborar mapas de los sitios, un paso crucial pero muchas veces lento antes de iniciar trabajos de excavacin.

Tradicionalmente, delinear esos mapas involucra tediosas observaciones con teodolitos o lpiz y papel.

"Con esta tecnologa pude hacer en pocos das lo que antes me haba tomado aos", dijo Luis Jaime Castillo, arquelogo de la Universidad Catlica de Per y flamante viceministro de cultura que planea usar los aviones no tripulados para proteger el patrimonio.

"VISTA DE PAJARO"

Castillo comenz a usar uno de estos aviones hace dos aos para explorar San Jos de Moro, una zona donde fueron sepultados varias sacerdotisas y miembros de lite de sucesivas civilizaciones costeras como la Moche, que se extiende por 150 hectreas en un valle en el norte de Per.

"Siempre quisimos tener vista de pjaro de los lugares en los que estamos trabajando, y ahora podemos", agreg Castillo.

En el pasado, los investigadores han arrendado aviones de fumigacin o hasta adosado cmaras a cometas o globos llenos de helio para hacer sus trabajos, sobre todo en sitios grandes, pero esos mtodos pueden resultar costosos y poco efectivos.

Ahora, pueden construir "drones" lo suficientemente pequeos como para ser sostenidos con dos manos por unos 1.000 dlares.

"Es como tener un escarpelo, se puede controlar minuciosamente", dijo Jeffrey Quilter, arquelogo de la Universidad de Harvad. "Puedes subir tres metros y fotografiar un cuarto, 300 metros y fotografiar un lugar o 3.000 metros y fotografiar un valle entero", agreg.

Varios de estos vehculos areos no tripulados ya volaron sobre al menos seis lugares arqueolgicos en Per en el ltimo ao, incluyendo un pueblo andino a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Per es famoso por la ciudadela de Machu Picchu, considerada una de las siete nuevas maravillas del mundo, y por las misteriosas lneas de Nasca, dibujadas en un desierto hace ms de 1.500 aos y que pueden ser apreciadas mejor desde lo alto.

Pero los arquelogos estn muy interesados en otros hechos del pasado prehispnico de Per, como las culturas costeras que usaron la irrigacin en ridos valles, el imperio Wari que conquist los Andes antes que los incas y los agricultores ancestrales que parecen haber cosechado hace unos 10.000 aos.

Con un presupuesto para arqueologa de unos 5 millones de dlares, el Ministerio de Cultura lucha para proteger a los ms de 13.000 sitios arqueolgicos que hay en el pas. Solo cerca de 2.500 han sido demarcados apropiadamente, segn el Gobierno.

"Todos los sitios por ley son intangibles", dijo Blanca Alva del Ministerio de Cultura. "Pero cuando no estn delimitados entonces invaden, destruyen, borran del mapa al sitio", acot.

"DEMOCRATIZACION" DE LOS DRONES

Steve Wernke, un arquelogo de la Universidad de Vanderbilt que explora el cambio del dominio inca al espaol en los Andes, empez a interesarse en los "drones" hace ms de dos aos.

Us un paquete de drones a una firma basada en Estados Unidos que costaba unos 40.000 dlares. Pero luego de que el pequeo avin registr problemas al volar en el aire andino, Wernke y su colega, la ingeniera Julie Adams, se unieron para construir dos naves por menos de 2.000 dlares.

Como siguen afrontando problemas con la altura andina, Wernke y Adams ahora planifican construir un "drone" dirigible.

"Ahora hay una enorme democratizacin de la tecnologa", dijo Wernke, quien agreg que las pginas web en las que se ensea a hacerlos en forma casera -como DIYdrones.com- han alentado a los interesados a compartir la informacin.

"El software con el que operan estos artefactos est abierto a todos. No ha sido patentado por una compaa", dijo.

Todava existen obstculos con el uso de estas naves en la arqueologa. Sus bateras son grandes y de corta duracin, los interesados pueden demorar el aprender a trabajar con el software y a casi todos los "drones" se les dificulta volar a gran altitud.

En Estados Unidos, el amplio uso de estas naves ha generado preocupaciones por la privacidad y seguridad que han demorado la aprobacin de su regulacin. Varios estados han redactado proyectos de ley para restringir su utilizacin.

Pero en Per, los arquelogos dicen que es solo cuestin de tiempo para que los "drones" reemplacen totalmente a las antiguas herramientas que se usan actualmente y que esta tecnologa debe ser acogida para usos menos destructivos.

"Mucha de la tecnologa que usamos proviene de la guerra", dijo Hoyle. "Es natural que esto est ocurriendo", agreg.

Fuente: http://lta.reuters.com/article/idLTASIE97O00C20130825?sp=true



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter