Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2013

Ms sobre PEMEX
De la expropiacin a la desposesin petrolera

Arsino Orihuela
Colectivo La Digna Voz


El 18 de marzo de 1938, tras una negativa de las compaas petroleras forneas para dar observancia a las demandas de los trabajadores del sector, y despus de una disposicin poltica acaso sin parangn en Mxico, el usufructo transnacional de la industria petrolera lleg a feliz trmino. Cabe destacar que muchos mexicanos aportaron sus prricos ahorros para la indemnizacin a las empresas golondrinas, por concepto de la expropiacin. Recursos e instalaciones pasaron formalmente a manos de la nacin. Ms tarde se producira la primera traicin a ese pueblo que con homricos esfuerzos haba conseguido recuperar para s el uso comn de sus bienes e industria. La nomenclatura burocrtica se apropi abusivamente de la renta petrolera, y no pocas veces con fines facciosos discrecionales. En este sentido, es necio obviar que la iniciativa de reforma energtica en puerta, supone tan slo una escalada en la intensidad de las polticas de desposesin, tan altamente apreciadas en las alturas del poder, y cuyos ejecutores, promotores o cabilderos se distinguen por un extenso historial de mercenarismo en provecho de las transnacionales y el hurto.

Hurto que se traduce en traicin

Ms de una vez han intentado la venta completa e integral de las reservas e industria. Pero el gobierno se ha enfrentado a una irreductible oposicin popular, que bien o mal ha detenido la privatizacin total de PEMEX. Pero la tenacidad entreguista de la lite poltica en este pas no tiene lmite. En ese rubro su xito es pico. Y de hecho recin se devel un informe que apunta en esta direccin de la poltica rastrera correspondiente a los recursos petroleros. En adicin al saqueo va tomas clandestinas que practican consuetudinariamente las bandas delincuenciales al servicio del estado (el conocido popoteo), se yergue una vasta red de holdings avecindada en pases extranjeros, que burlan sin decoro la legislacin domstica para apropiarse de una cuota significativa de la renta petrolera nacional. La Jornada   reporta: El gobierno de Felipe Caldern cre en 2010 una tesorera paralela de Petrleos Mexicanos (PEMEX) en la que se depositan las ganancias de las 39 empresas filiales de la paraestatal que operan en el extranjero y que, de acuerdo con una muestra elaborada por la Auditora Superior de la Federacin (ASF), durante 2011 obtuvieron ingresos por cerca de 434 mil millones de pesos (sic!) que no reportaron al erario Las ganancias que obtienen las filiales extranjeras de Pemex no pueden ser auditadas por el Congreso ya que las empresas no estn sujetas a la Constitucin, ni a la Ley de Petrleos Mexicanos, ni a la legislacin que regula a las empresas de participacin estatal mayoritaria... La decisin de Caldern de crear una tesorera falsa, paralela a la de Pemex, permite que los recursos generados por las filiales se manejen al margen del Congreso ( La Jornada 18-VIII-2013).

Para quin trabaja el grupsculo de ladronzuelos que sexenalmente se apoltrona con vocacin espuria en el poder?

Reforma transformacional o saqueo imperial

En realidad, el capital forneo representado esta vez por la trada Royal Dutch Shell-ExxonMobil-British Petroleum (aunque la parasitaria Repsol tambin se frota las manos) va tras los recursos y reservas. El cascarn infraestructural (inmuebles e instalaciones industriales) no est entre sus prioridades. Especficamente, las transnacionales buscan apoderarse del usufructo de aguas profundas, pozos transfronterizos, y la obtencin-comercializacin de hidrocarburos no convencionales, en particular el famoso gas esquisto, cuya extraccin, cabe recordar, est terminantemente prohibida en mltiples pases europeos (Francia, Bulgaria etc.), a causa de los ingentes daos ambientales que acarrea esta aparatosa tcnica de explotacin, ms conocida como fracking o fractura hidrulica (utilizacin de extraordinarias cantidades de agua, qumicos de alta toxicidad, extensas perforaciones del territorio y de formaciones rocosas de difcil acceso).

Vuelta al colonialismo. La reforma a la que se le ha endilgado la etiqueta de transformacional (cuya connotacin tiene aspiraciones progresistas), apunta en la prctica a una regresin bien conocida: a saber, la de la expoliacin, devastacin y desestabilizacin de la nacin. Vuelta al saqueo imperial.

Corporate PEMEX: la fetichizacin de la industria nacional

Todo el discurso privatizador se sostiene en una narrativa falsaria y corruptora. Se arguye, con fines torpemente persuasivos, que PEMEX es un monopolio oneroso. Sin embargo, cabe sealar que por definicin constitucional, la paraestatal NO es un monopolio. Remitmonos al artculo 28 constitucional: No constituirn monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las siguientes reas estratgicas () petrleo y los dems hidrocarburos, petroqumica bsica, () electricidad

Tambin es falso que la paraestatal sea onerosa. PEMEX tiene ventas superiores a los 125 mil millones de dlares anuales, una cifra que de hecho rebasa el PIB anual de algunos pases de Amrica Latina (sic!).

Telmex, en cambio, s es un monopolio, porque monopoliza la renta de la empresa nacional de telecomunicaciones. Telmex que atraves en 1990 un proceso de privatizacin anlogo al que se trata de imponer ahora a la industria petrolera s es oneroso: secuestra la renta de un patrimonio nacional, y destina a las arcas de hacienda tan slo el 6% de sus ingresos anuales (mientras que PEMEX traspasa el 67.4% de sus entradas totales).

Si la constitucin decreta que una empresa estatal como PEMEX no constituye un monopolio, es por un hecho incontrovertible: su razn social primaria no es la utilidad; su propsito vertebral es la provisin de servicios pblicos y el impulso del desarrollo radicalmente nacional. No es accidental que los redactores de la letra constitucional blindaran a la empresa de una eventual insercin en los mercados de competencia.

Insistimos, los impulsores de la reforma se valen de un metarrelato artificioso, que slo tiene consistencia en el marco de una tergiversacin de las prioridades. Ergo, una ulterior inauguracin de los contratos de utilidad compartida acarreara una doble desviacin: a saber, la priorizacin de utilidades en detrimento del derecho pblico-desarrollo domstico, y la cesin de la renta nacional.

En suma, la iniciativa de reforma energtica en curso slo tiene congruencia en un contexto de agresiva reconquista y desposesin de un pueblo.

Glosa de un inconforme ciber-compatriota

Un clsico: la reforma peista no va tanto por privatizar a PEMEX, sino para regularizar el robo ilegal de sus recursos, practicado durante ms de un cuarto de siglo, por quien controla las 39 y ms lavadoras de dinero nacional. A quines involucra capitalistas, polticos, militares, hombres del culto, acadmicos la cohorte creada en torno del innombrable talento que, mientras sus fortunas hacen palidecer a las de los jeques rabes, controlan en la miseria, dciles y apocados, a millones de intimidados compatriotas?.

Fuente: http://lavoznet.blogspot.mx/2013/08/mas-sobre-pemex-de-la-expropiacion-la.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter